lunes, 6 febrero 2023 18:01

No es la inflación en EE UU, son los alquileres, estúpido

spot_img

Una inflación del 7,7% en Estados Unidos es motivo para desatar una de las jornadas más alcistas del año en Wall Street y en Europa, especialmente en el DAX alemán. Los datos muestran una bajada en tasa interanual en octubre, pero la inflación continúa creciendo un 0,3% respecto a septiembre, según los datos oficiales del Departamento de Trabajo. Asimismo, la inflación subyacente también se sitúa en niveles inferiores a los previstos por el consenso de los analistas, en el 6,3%. Este índice excluye tanto los precios energéticos como los alimentos frescos.

Los propietarios de las viviendas están trasladando directamente a los sufridos consumidores un nuevo golpe sobre sus espaldas

Sin embargo y profundizando en los datos de inflación estadounidense, hay un indicador revelador. Los precios de los alquileres se han disparado en un 4,9% en sólo un mes y tras el fin de la temporada estival. Es decir, los propietarios de las viviendas están trasladando directamente a los sufridos consumidores un nuevo golpe sobre sus espaldas. Con el crédito restringido y con los precios de las viviendas por las nubes, el alquiler se ha convertido en la única forma para poder vivir bajo un techo.

LOS DUEÑOS DE LAS VIVIENDAS DISPARAN LOS ALQUILERES Y LA INFLACIÓN

El coste de la vivienda en alquiler es una de los principales componentes de la inflación, con un peso del 40% en la inflación subyacente. En concreto, el ascenso interanual es del 6,9%. Se trata de los alquileres que se renuevan año tras año y los propietarios han realizado una mayor presión en este mes de octubre. Cabe recordar que la inflación no recoge los precios de la compraventa de viviendas en Estados Unidos. En los últimos años, estos alquileres se han disparado desde la crisis del coronavirus. Los inquilinos buscaban espacios más abiertos, zonas ajardinadas y si era posible con piscina. Un cambio de hábito lógico según avanzó la pandemia.

Los alquileres presionan al alza la inflación en Estados Unidos
Los alquileres presionan al alza la inflación en Estados Unidos

Desde 2020, este índice ha continuado al alza. Como si de un martillo pilón se tratara, ha ido escalando punto a punto hasta los 362,268 puntos, un 11% en apenas dos años. De esta forma, no son solo supermercados y energéticas quienes han ganado con una elevada inflación al poder trasladar los precios a los clientes, sino también los dueños de las viviendas, los más propensos a presionar para mantener su rentabilidad intacta.

Estos dueños, la mayoría particulares, han esperado al fin del verano para dar este nuevo hachazo a los consumidores, que a su vez reducen sus expectativas de gasto e inversión. Asimismo, el mercado del alquiler continúa su ascenso debido a los altos precios de la vivienda, cada vez más escasas aunque han iniciado una suave caída en algunas zonas ante la falta de demanda. La situación ha cambiado desde el pasado mes de mayo, cuando las inmobiliarias se quedaron sin stock para vender y procedieron a realizar una oleada de despidos en los departamentos de concesiones y comerciales.

LA TASA HIPOTECARIA, LA SEGUNDA MÁS ELEVADA DEL AÑO, PRESIONA AL ALQUILER Y A LA INFLACIÓN

En este momento, comprar una vivienda en Estados Unidos exige una tasa del 7,14%. Es la segunda tasa hipotecaria más elevada del año y la más alta desde el inicio de la década del 2000, cuando las hipotecas aún no se daban tan alegremente. El mercado espera ahora el enfriamiento de la economía tras la entrada en recesión técnica.

Por otro lado, la inflación en octubre continúa alta. Un 7,7% es un nivel inasumible aún en la primera potencia Occidental. Por esta razón, la Reserva Federal de Estados Unidos mantendrá su agresiva política monetaria, aunque se espera que lo haga de forma más moderada en los próximos meses. Actualmente, las tasas del precio del dólar se encuentran entre el 3,75% y el 4%, tras la subida de hace una semana en un 0,75%, la cuarta consecutiva a este ritmo.

Se espera que el precio del billete verde alcance o ronde el 6% para el próximo año, un nivel demasiado elevado para poder financiar deuda. Cabe señalar que un bono a diez años al 7% era considerado un nivel de rescate en 2008 en la Eurozona. Así, el dólar ha tomado un fuerte impulso frente al euro en las últimas jornadas, devolviendo al par euro-dólar por debajo de la paridad, en el 0,98% y acercándose cada vez más al 0,8%, su mínimo histórico.

LOS ELEVADOS PRECIOS ENERGÉTICOS SE MANTIENEN Y PRESIONAN LA INFLACIÓN

La inflación se ha desbocado por los altos precios energéticos, donde en Estados Unidos es un mercado desregulado y libre, mientras el gasto de los consumidores se ha disparado tras dos años de contracción debido al temor de las consecuencias de la crisis sanitaria. Los cuellos de botella del pasado año y la invasión de Rusia a Ucrania también han influido, especialmente en el combustible y los alimentos. Además, cabe destacar que la inflación en los próximos meses podría registrar caídas interanuales debido a los altos precios registrados durante 2022. Por este motivo, los analistas se están centrando especialmente en las subidas intermensuales y en la inflación subyacente.

Por otro lado, además de la vivienda y precios energéticos -combustible, luz y gas- también se registran subidas en los precios en los bienes y servicios con más intensidad de mano de obra. Así, seguros de automoción y servicios se han disparado durante este mes de octubre. Por contra, cayeron los índices de atención sanitaria, servicios hospitalarios y medicamentos recetados.

Otro de los indicadores que se redujo con fuerza fue el de camiones y automóviles, en un 2,4%, tras la caída del 1,1% de septiembre. En prendas de vestir, la caída es del 0,7%, mientras las tarifas aéreas descienden en 1,1% tras subir un 0,8% en el mes precedente. Por otro lado, médicos, muebles y operaciones se mantuvo sin cambios.


- Publicidad -