Velayos
Juan Velayos, Ceo de Neinor.

El ex-CEO de Neinor concurrirá a las elecciones en la lista de Carles Tusquets, compuesta por 40 profesionales. Juan Velayos busca consuelo en la Cámara de Comercio de Barcelona después de renunciar de su cargo en la promotora inmobiliaria. Velayos continúa ligado a la compañía, que ahora lidera Borja García-Egotxeaga, pero con un papel secundario y tras hundir a Neinor en la Bolsa.

Hace menos de una semana, Velayos anunció su presencia en la lista de Tusquets para las próximas elecciones de la Cámara de Comercio de Barcelona. Los comicios se celebrarán entre el 2 y el 8 de mayo, pero Velayos ya no llegará con el cartel de CEO. Ahora, la que hasta hace unos días era la cabeza de visible de Neinor ‘sólo’ podrá presumir de ser ‘senior advisor’.

El exCEO de la promotora se ha comprometido de forma pública a trabajar para que se genere una “vivienda de calidad a precios asequibles”, para incrementar la oferta disponible y “agilizar” los trámites burocráticos que aún suponen un freno para el desarrollo de la actividad. Precisamente, su lucha contra la burocracia es la que le ha supuesto abandonar el timón de Neinor en una situación crítica.

‘Neinor, tenemos un problema’: cada vez tiene más difícil cumplir con sus planes

Parafraseando una de las citas más célebres (aunque errónea, ya que las palabras de Jack Swigert fueron algo distintas) del siglo XX: 'Neinor, tenemos...

Velayos es una persona directa y que nunca ha esquivado la polémica. De hecho, estaba visto como uno de los directivos más mediáticos del sector inmobiliario. Un carisma y un vigor plasmados en un plan estratégico ambicioso que colisionó contra lo que ahora quiere acabar desde la Cámara de Comercio de Barcelona: la burocracia de las administraciones. 

Con Velayos no ha podido la sombra de la especulación inmobiliaria ni la existencia de una nueva burbuja en los precios de la vivienda. La verdadera culpa de su declive en Neinor la tiene unos simples papeles: las licencias de obra. La demora por parte de las administraciones en tramitar este tipo de concesiones ha cavado la fosa de Velayos, que se ha retirado (versión oficial), para que otro tome las riendas de la promotora.

Lo cierto es que la trayectoria de Velayos en Neinor ha sido una montaña rusa, pero con una sola pendiente, que no rampa. En 2015, Lone Star llamó a filas a este consultor de PwC para convertir a Neinor, que el fondo había comprado a Kutxabank por 930 millones de euros, en la mayor promotora española.

Velayos se postula para la Cámara de Comercio de Barcelona, después de abandonar Neinor en mitad de su desplome en la Bolsa

Dos años más tarde, Velayos tocaba la cima al conseguir que Neinor saltará a la Bolsa, convirtiéndose así en la mayor salida de una inmobiliaria en Europa y la primera de una promotora de viviendas en España en una década. Desde entonces todo han sido golpes para la compañía. El plan estratégico sufrió un ‘profit warning’ que redujo el objetivo de número de entrega de viviendas. En 2018, la promotora se había fijado entregar 1.000 unidades y lo cierto es que la compañía logró alcanzar esta cifra, pero sobre la bocina y sufriendo.

Los inversores comenzaron a desconfiar de las promesas de Neinor y castigaron a la compañía en el parqué. En abril de este 2019 los de Velayos acumularon un descenso del -27% en los últimos seis meses y -40,4% desde que arrancó el 2018. El valor de la acción se desplomaba y Velayos ya no podía hacer nada convencer a los accionistas. Rodeado y con la amenaza de opa por parte de Adar Capital -socio mayoritario de la promotora-, Velayos ha dado un paso atrás para que sea otro, en este caso García-Egotxeaga, el que lidie con un nuevo plan estratégico que rebajan las pretensiones iniciales de Velayos.

Neinor atribuye la necesidad de retrasar parte de las entregas a los retrasos que está acumulando la construcción de los pisos, una demora que achaca a los plazos de obtención de licencias de obra y a la “presión” de los costes de construcción, ante la “limitada capacidad” de la industria constructora.

UNA BATALLA PERSONAL

Como si de una batalla personal se trata, Velayos combatirá estos males desde la Cámara de Comercio de Barcelona -si finalmente Tusquets gana los comicios-. De momento, el exCEO de Neinor ya ha solicitado  “agilizar los trámites burocráticos en tiempo y forma mediante mecanismos objetivos y despolitizados”. Además, también busca construir un entorno de mercado transparente y seguro “tanto a nivel jurídico como económico que atraiga inversión institucional de manera estable”.