Imagen | hallinmentalcare.com

Es “absurdo y desmoralizante”. Así de tajante se muestra el psiquiatra Celso Arango, jefe del servicio de Psiquiatría del Niño y el Adolescente del madrileño Hospital Gregorio Marañón, sobre el nuevo retraso en la creación de la especialidad de Psiquiatría Infantil en España.

Arango se reunió el pasado 7 de febrero en Bruselas con Beatriz Becerra,vicepresidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, en el marco de la Semana de la Ciencia. Tras el encuentro, la representante europea se comprometió a impulsar el “desbloqueo” y que la especialidad -cuya creación se acordó en el Consejo Interterritorial celebrado el 24 de abril de 2018 de forma consensuada por toda las Comunidades Autónomas- sea una realidad cuanto antes.

“Es completamente inexplicable, porque no hay justificación alguna. Quiero creer que es una de esas cosas que suceden por desconocimiento o atasco administrativo. No creo que el Gobierno de Pedro Sánchez haya pretendido bloquearlo solo porque se trata de una decisión que viene del gobierno anterior. El tema es demasiado serio. Pero tiene fácil solución, así que confío en que se desbloquee de inmediato”, señala la eurodiputada a MERCA2.

Becerra, autora de la novela “La estirpe de los niños infelices”, que aborda el suicidio infantil, explica que su compromiso es “hacer lo posible desde el Parlamento Europeo para lograr el reconocimiento de la especialidad. Esta es una institución con capacidad para influir y tengo la intención de usarla para lograr que el Gobierno de España haga lo que debe”.

De momento, indica, se ha dirigido “a la ministra de Sanidad (Luisa Carcedo), al de Ciencia (Pedro Duque) y al Consejo de Estado, además de pedir a la Comisión Europea que intervenga”.

ANTES DE LOS 18 AÑOS

Según el “Libro blanco de la Psiquiatría del Niño y del Adolescente”, de la Fundación Alicia Koplowitz, una quinta parte de los adolescentes menores de 18 años padece algún problema de desarrollo emocional o de conducta. Más del 70% de los trastornos aparecen antes de los 18 años.

Celso Arango, vicepresidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, muestra su malestar con el Ministerio de Sanidad al que diferentes sociedades médicas se dirigieron por carta el pasado 13 de noviembre reclamando la creación de una especialidad que, recuerda, ya parecía que por fin era una realidad.“Ni contestaron, ni dieron acuse de recibo”, lamenta.

Beatriz Becerra y el psiquiatra Celso Arango

En el escrito, los especialistas señalan “la vergüenza y el descrédito que supone estar alejados de todos los países de nuestro entorno que tienen está especialidad así como la enorme paciencia que hemos tenido los profesionales dedicados a la psiquiatría de la Infancia y Adolescencia”.

Se recuerda que, después de que la especialidad apareciera en el año 2014 y por el “daño colateral” de derogación del Real Decreto de troncalidad “que llevaba como anexo la creación de nuestra especialidad, hemos trabajado de forma continúa con su Ministerio para que se reparase este hecho no deseado por nadie: sociedades científicas, profesionales, sociedades de pacientes y familiares, partidos políticos”.

En la carta se subraya que “el retrotraer los procedimientos administrativos, malgasta el tiempo y el consenso por todas las partes implicadas perdiendo una oportunidad de llevar el trabajo a su fin. Y lo que es más importante priva a los niños y adolescentes con trastorno mental, una de las poblaciones más vulnerables de este país, de recibir tratamiento por parte de profesionales que hayan recibido la formación adecuada, como sucede en el resto de Europa a excepción de Bulgaria”.

A LA COLA DE EUROPA

Para la eurodiputada Beatriz Becerra “es muy significativo, sobre todo cuando en España presumimos, con bastante razón, de tener un gran sistema de sanidad pública. Y, sin embargo, tenemos esta carencia tan absurda que solo compartimos con Bulgaria. No creo que nadie se atreva a decir que los búlgaros y nosotros acertamos y todos los demás se equivocan”.

En la misma línea, las sociedades científicas muestran su “hartazgo” por la falta de acción por parte del Ministerio que preside Luisa Carcedo desde que, explica Celso Arango, en junio se les informó de que, tras innumerables pasos administrativos, el borrador del Real Decreto iba a ser remitido al Consejo de Estado. Un paso que todavía no se ha dado y que asegura, podría provocar nuevos retrasos, lo que le lleva a mostrar su escepticismo.

Para Beatriz Becerra parte del problema radica en que “la salud mental de los niños y adolescentes es algo de lo que apenas se habla, parece un tabú, como si nos asustáramos al constatar que muchos trastornos empiezan en la infancia y en la adolescencia”.

La eurodiputada, licenciada en Psicología y que siempre ha mostrado un gran interés por los temas que atañen a la salud mental, añade que las asociaciones de psiquiatría infantil llevan años reclamando la creación de esta especialidad “ante un contexto en el que el 20 por ciento de los niños sufre algún tipo de trastorno mental, leve o severo. Un sistema de salud público de calidad no puede estar a la cola de Europa en este sentido. Está en juego el prestigio de nuestro modelo, pero sobre todo la salud y bienestar de los más pequeños”.