AENA

El gestor aeroportuario Aena ha presentado su Plan Estratégico para los años 2018-2021, cuyo objetivo es “consolidar el fuerte crecimiento de la compañía e impulsar nuevas líneas de negocio”, entre ellas la comercial. La compañía quiere que los pasajeros gasten más dinero en las tiendas, por eso potenciará el duty free; y ya de paso, tratará de tapar el frenazo en el crecimiento del tráfico aéreo.

Los servicios comerciales suponen para Aena el 34,7% de su negocio (61,5% es de la actividad aeronáutica, 2,6% del área internacional y 1,2% inmobiliaria). Desde 2014, los ingresos comerciales han crecido un 10,1% hasta los 1.049 millones de euros. La empresa pública espera que estos alcancen en 2018 un total de 1.137 millones de euros y en 2019 de 1.191 millones.

Para ello, Aena llevará a cabo un rediseño de los espacios comerciales en los principales aeropuertos y se implantará un plan de acción para la mejora del rendimiento de las duty free –tiendas libres de impuestos–. De hecho, compañía ya puso en marcha un proyecto piloto en cinco aeropuertos para aumentar la superficie comercial.

Kike Sarasola

Kike Sarasola pone el foco fuera de España: ¿una advertencia?

El mediático propietario de Room Mate, Kike Sarasola, anunció hace unos días la puesta en marcha de un nuevo proyecto hotelero de lujo. Una...

Un ambicioso plan que esconde un segundo objetivo: impulsar los ingresos para contrarrestar los problemas de tráfico. “Se trata de una medida defensiva para contrarrestar la desaceleración en el tráfico de pasajeros en los aeropuertos de Aena en 2018 (desde ritmos de 9%-11% en los primeros meses del año a 6%-3% en los más recientes)”, según un reciente informe de Bankinter.

La empresa estima para el ejercicio 2019 un crecimiento del volumen de pasajeros en la red –48 aeropuertos y 2 helipuertos– en España solo del 2%, aunque podrá variar hasta un 0,5% menos o un 0,5% más. Una declaración que la propia compañía reconoce estar sujeta “a supuestos, riesgos e incertidumbres, por lo que los resultados reales podrían diferir significativamente de los contenidos de forma expresa o tácita”. Por lo que deja la puerta abierta a un crecimiento menor.

Detrás de estos se sitúan las huelgas de Ryanair –compañía con más tráfico en España–, el aumento del coste del combustible y la incertidumbre que provoca el brexit. A ello hay que sumar la desaceleración del turismo español, que cerró el mes de agosto con 10,2 millones, un 1,9% menos, según la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur).

Todo ello ha tenido un impacto negativo en Bolsa. “Los efectos en la cotización han sido negativos, la previsión de aumento de pasajeros ha sido sólo del 2% cuando estaba previsto que el aumento fuese del 5,5%. Este frenazo afectará a los resultados, las previsiones de beneficios no han sido muy positivas, esperan aumentar el 5,1% este año y únicamente un 1,2% el año que viene”, explica el analista del bróker online IG, Sergio Ávila.

GANAR MÁS POR PASAJERO

Una de las cuestiones que Aena deja patente es que hay margen de mejora en la venta por pasajero. Los ingresos en restauración, tiendas especializadas y duty free alcanzan en el aeropuerto de Madrid un 57,6% y en el de Barcelona un 62,7% sobre la media europea (100%).

Aena

Junto a la transformación en restauración y aparcamientos, el gestor aeroportuario trabajará en la optimización de las tiendas especializadas ampliando la oferta en un 32% en el aeropuerto de Palma de Mallorca, por ejemplo.

También apostará por el desarrollo de una plataforma de digitalización, que “fidelice y guíe al pasajero a su paso por las instalaciones y le muestre la variedad de oferta comercial y de servicios”, según incluye el documento que recoge el proyecto.

PLAN INMOBILIARIO DE AENA

Dentro del plan, Aena tiene previsto ejecutar todas las inversiones recogidas en el Documento de Regulación Aeroportuaria DORA 2017-2021 (2.185 millones de euros) y comenzar a planificar el escenario posterior. Entre estos planes, estaría la ampliación y remodelación de las instalaciones de los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Ambos cuentan con una inversión de 2.800 millones de euros.

Por otro lado, contempla un plan inmobiliario en aeropuerto Madrid-Barajas, que abarca 920 hectáreas, con 2,7 millones de metros cuadrados edificables y una inversión de 3.000 millones de euros. En cuanto a Barcelona-El Prat, el plan contempla 328 hectáreas, con 1,5 millones de metros cuadrados edificables y una inversión de 1.300 millones.

El proyecto se aprobó a finales de mayo bajo la presidencia de Jaime García-Legaz, pero con el cambio de Gobierno quedó en stand by hasta que el nuevo presidente de la compañía, Maurici Lucena, lo ha presentado oficialmente esta semana.

Comentarios