telecos

Había pequeños síntomas. Avisos de cansancio del mercado en las telecomunicaciones. Las grandes compañías no pueden aumentar más su cartera de clientes en el segmento de la telefonía móvil, y la televisión ha pegado un significativo parón en su crecimiento. Pero no es la única mala noticia: las ofertas convergentes estarían en el mercado español en un punto de saturación.

Según un informe de ‘Bloomberg Intelligence (BI)’ sobre las perspectivas del sector telco para 2018, lo más significativo del mercado español es que ha alcanzado tal madurez en los servicios convergentes, que ahora mismo -incluso- estaría saturado. De este modo, los tradicionales “fusiones”, cabe recordar que Telefónica fue la primera en introducir el concepto -de ahí que la gente lo generalice-, habrían alcanzado su punto máximo de contratación.

Y esa no es la peor noticia. El propio contexto del mercado telco espera que no tenga incrementos en ventas superiores al 1%. Según Bloomberg, el crecimiento de los operadores de telefonía para 2018 se podría calificar de modesto, alejado incluso del crecimiento que tendrá la propia economía europea durante este año. De este modo, solo una pequeña parte de los operadores europeos habrían mejorado las previsiones para el tercer trimestre del ejercicio anterior.

Vodafone

Telefónica ‘regala’ a Vodafone un negocio millonario en Alemania

A finales de la semana pasada se hizo oficial que Vodafone y Liberty Global se hacen ojitos. Hasta tal punto es el acercamiento, que...

Por si fuera poco, BI asume en su informe que los ingresos en el segmento móvil no pueden dar más de sí. Incluso, la competencia que han generado operadores de bajo coste como Drillisch en Alemania, Ilad en Italia y MásMóvil en España suponen una caída en el margen de rentabilidad al tener que ajustar los precios con continuas promociones para no seguir perdiendo usuarios ante estas compañías.

No hay usuario para tanta “fusión”

Desde Bloomberg estiman que el problema de las ofertas convergentes es la excesiva competencia que hay. Esto provoca que la presión comercial sea muy grande; y, por lo tanto, lo único que les queda a las compañías es migrar a sus abonados de ADSL a paquetes “todo en uno” para conseguir aumentar el ARPU (rentabilidad por cliente).

Si atendemos a los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el total de líneas de banda ancha apenas aumentó en 500.000 nuevas durante 2017. Como se puede ver en el siguiente gráfico lo que ha sucedido es que los usuarios de ADSL han pasado a otro tipo de conexión. Por lo tanto, del millón y medio de nuevos clientes de fibra, que son los mayoritarios en las promociones convergentes, apenas un tercio con nuevas líneas, lo demás viene de otro tipo de tecnologías.

A falta de conocer los datos sobre las ofertas “fusiones” y convergentes, que se sabrán en las próximas semanas cuando los operadores anuncien públicamente sus resultados, lo que se puede conocer son los clientes de banda ancha.

Se puede comprobar, según los datos de la CNMC, que el crecimiento es mínimo. Además, explica la situación que detalla Bloomberg: un pequeño que mete presión, MásMóvil; y unos grandes operadores que no captan nuevos clientes, solo conversiones.

Eso provoca que los ingresos no puedan crecer al ritmo que lo hace la economía. En este contexto, habrá que ver cómo evolucionan los operadores en 2018; así como sus diferentes segmentos de negocio, donde no se espera que haya ninguno que destaque por encima del resto.

Comentarios