PickaDeli

El negocio de la comida a domicilio ha sido un éxito en España. Empresas como Just-Eat y Deliveroo se han implantado, y la sociedad ya se ha acostumbrado a pedir su comida a través de internet y los repartidores.

Según NPD, compañía especializada en investigación de mercado, el negocio de la comida a domicilio en España, también llamada delivery, supone un mercado valorado en 1.140 millones de euros y que el año pasado creció un 3%. En poco tiempo se ha conseguido que un 15% de todo el negocio de los restaurantes sea take away (a domicilio o para llevar).

Y estas cifras a las que se ha llegado en España no son representativas. Este no es el país donde más se ha implantado este modelo. Gran Bretaña, que es donde más competencia y mercado existe, ha visto como el sector de comida para llevar ha crecido casi un 80% en la última década y los pedidos han aumentado un 20% en dos años.

EL MERCADO DEL TAKE AWAY

El sistema de delivery ha encontrado su sitio en España. Llamar a un restaurante para que dejen listo tu pedido a una hora y que pases por él, sin embrago, puede carecer de sentido. Sobre todo si existen tantas opciones para que te lo lleven a casa. Por ello, el take away ha caído un 1,7% según NPD.

Take away

Just-Eat y Deliveroo exprimen el reparto de comida entre dudas y polémicas

Just-Eat y Deliveroo son ahora mismo los grandes actores del reparto de comida a domicilio, pero el sector tiene que responder a muchas preguntas

Sin embargo no se han explorado todas las posibilidades que este sistema puede ofrecer. En España hasta hace muy poco los únicos que hacían take away eran los propios restaurantes pero no existía como en EEUU y Gran Bretaña una empresa como Just-Eat que aglutinará muchos tipos de comida, solo que para llevar en vez de a domicilio.

PickaDeli es la primera empresa que intenta realizar este tipo de servicio de take away. Su cofundador Jaime Wenetz, extrabajador de Just Eat, explica que “la diferencia de este modelo frente al delivery es el precio y el tipo de cliente.” Respecto al precio, esta empresa llega a acuerdos con restaurantes y se venden sus platos, todos al mismo coste, unos 5 euros. El beneficio de la empresa consiste en “el margen entre lo pactado con los restaurantes y el precio final de ventas, que está en torno al 15% y 20%”.

¿QUÉ MODELO ES MÁS RENTABLE?

Wenetz afirma que el take away es “más rentable” que el encargo a domicilio debido varios motivos. Por un lado que “el margen por cada venta es mayor” y que sus clientes son “más recurrentes”. Como prueba de ello expone que “un 55% compra planes de 5 o 6 encargos en vez de comprar uno suelto”. Además, aunque el delivery está más implantado, según el cofundador de la empresa, “si quieres solucionar tu comida por algo que no sea 15 euros al día no tienes opciones o son muy pocas.”

Esta última afirmación tiene sentido en los casos de gente que quiere comer sola en la hora del almuerzo, pero la comida para llevar, que suele ser para compartir entre varias personas tiene un precio medio por persona de 6 euros. El ahorro se produce en el take away en el caso de que se quiera comer recurrente mente fuera de casa, además de que es cierto que con este sistema es más fácil acceder a comida más sana.

Deliveroo

Uber Eats y Deliveroo a vueltas con sus ‘trabajos precarios’

Al amparo de la llamada nueva economía, Uber Eats y Deliveroo han montado un negocio que pone en último lugar al trabajador

Por estos motivos, el cliente más común para las empresas como PickaDeli, dedicadas únicamente al servicio de comida para llevar, son los trabajadores que comen fuera de casa durante el descanso para almorzar casi todos los días de la semana.

Pero según el cofundador de esta empresa ese es su punto fuerte, pero la competencia con los negocios de encargo a domicilio es especialmente dura porque algunos “consiguen parecer frente a los inversores economías escalables, pero esa diferencia entre ingresos y gastos viene de que tienen falsos autónomos que realmente son trabajadores”.

Comentarios