domingo, 3 julio 2022 20:04

Brotes verdes en el horizonte del Grupo Dia

En fechas pasadas el Grupo Dia anunciaba el nombramiento de Antonio Serrano como nuevo director de Estrategia de la cadena de supermercados. Serrano será el máximo encargado de analizar la evolución de la compañía y del mercado y establecer la planificación estratégica en el corto y largo plazo, en línea con los objetivos de negocio del grupo y con la ambición de impulsar el proceso de transformación en el que vive inmerso la compañía.

La incorporación de Serrano se enmarca en la hoja de ruta estratégica de la empresa con la que pretende reforzar significativamente su equipo directivo y sumar talento a áreas clave de la organización. Días antes, el grupo comunicaba la incorporación de Gloria Hernández García como consejera independiente.

El mes de mayo ha sido particularmente intenso para los equipos de recursos humanos de la cadena de supermercados. A los citados nombramientos ha de sumarse la salida de sus consejeros delegados en Brasil y Portugal y también, precisamente, el adiós del máximo responsable de recursos humanos de la cadena, Alejandro Grande.

Estos movimientos vienen a acelerar la línea de reestructuración organizativa que la compañía ha venido desarrollando durante el último año, con incorporaciones ya asentadas como las de Carlos Valero (ex – Vodafone) como CIO global, Pilar Hermida (ex – Heineken) como Chief Communications Officer y Andrés Vegas (ex – Telefónica) en el puesto de Chief Data Officer, todos ellos miembros, además, del comité de dirección de la distribuidora.

El fichaje de Andrés Vegas para hacerse cargo de la unidad de datos, aunque no haya trascendido en demasía, tiene una lectura particularmente relevante: reconocido en el mercado como uno de los mayores expertos en inteligencia artificial y datos del país, Vegas había desarrollado hasta la fecha su carrera profesional en el grupo Telefónica, donde durante los últimos años había liderado el desarrollo de los proyectos de IA dirigidos a optimizar la operativa y toma de decisiones de la operadora a las órdenes del popular hacker-ejecutivo Chema Alonso. Que un profesional con este perfil, referente en uno de los campos  más demandados por el mercado en la actualidad, se haya visto seducido por el proyecto de Dia puede ser el mejor indicativo de la intensidad del proceso de transformación emprendido por la enseña.

Una transformación cuyo impacto real en el negocio comienza a vislumbrarse; iniciativas como el impulso al nuevo concepto de tienda y la apuesta por una mejora notable de la calidad de su marca propia tienen ya su reflejo en los principales indicadores operativos de la compañía. Así, Ricardo Álvarez, consejero delegado de Dia en España, adelantaba en una reciente intervención pública que las ventas comparables han crecido más del 10% en las tiendas adaptadas al nuevo concepto Dia. A ello hay que sumar el notable desempeño de las filiales de Brasil y, muy especialmente, de Argentina, que registró en el primer trimestre del año un espectacular incremento en ventas del 45%.

Noticias esperanzadoras todas ellas para el futuro de la empresa, para sus cerca de 40.000 empleados y, en particular, para los miles de pequeños accionistas minoritarios que durante los últimos años no han hecho sino sufrir viendo cómo el valor de su inversión en la compañía caía en picado. El avance de ventas del segundo trimestre, previsto para el próximo 14 de julio, se espera con impaciencia para refrendar estas señales positivas y puede representar un punto de inflexión clave en la trayectoria de la cadena de supermercados.


- Publicidad -