Wallapop es un claro ejemplo de triunfo, una aplicación española que ha revolucionado el sector del consumo de segunda mano en España, y ya ha triunfado en Estados Unidos. Su presencia se expande a otros países europeos, como Reino Unido y Francia. Un éxito en usuarios que, sin embargo, siempre se ha puesto en entredicho por falta de rentabilidad.

Esta situación ha llevado a que, esta última semana, los rumores apuntaran a una posible venta de esta herramienta en cifras cercanas a los 370 millones de euros. Los posibles compradores: Schibsted, que controla SegundaMano (ahora Vibbo); o Naspers, dueña de LetGo. 

“Es fácil sacar estos rumores usando el nombre de los grupos más importantes. tendría sentido”

Estoy harto de estas mierdas, estoy harto de negarlo. Ahora nos estamos centrando en nuestro negocio, para mejorarlo, pero no hemos hablado con nadie. En España gusta mucho rumorear sobre estas cosas”, confirma Agustín Gómez.

Agustín es uno de los socios fundadores de Wallapop, una de las start-up españolas más importantes en todo el mundo. Una aplicación que ya ha conquistado el mercado nacional y que ha logrado triunfar en Estados Unidos, gracias a su fusión con LetGo, aplicación que pertenece, como ya se ha citado anteriormente, al grupo Naspers, (uno de los más importantes en el comercio de segunda mano en el mundo) al que se relacionaba con la compra de la compañía española.

Es fácil sacar este tipo de informaciones, sobre todo si usas el nombre de los grupos más importantes del sector, porque tendría sentido. No hemos hablado con nadie, con este fin, porque al final conoces a todo el mundo y mantenemos muy buenas relaciones con ellos”, continúa sobre esta cuestión.

En cualquier caso, Wallapop cuenta en la actualidad con una estrategia muy clara. En primer lugar, ha buscado ganar el mercado, “porque solo cuando te asientas, puedes ganar dinero”. Una vez que se ha conseguido lograr este objetivo, en segundo lugar, la empresa líder de segunda mano en España busca monetizar su negocio, “como todas las empresas”, admite Gómez.

img_3768-iloveimg-converted
Agustín Gómez, fundador de Wallapop, charla con algunos de los integrantes de su equipo

Por ello, la aplicación he hecho un parón en su expansión internacional, para dirigir su mirada hacia el propio producto. “A corto plazo, queremos centrarnos en nuestro producto para poder monetizarlo, volver a poner bien los cimientos de la aplicación y llegar a la rentabilidad de la empresa“. Desde luego, desde la aplicación se muestran tranquilos, por la evolución del consumo de segunda mano en el mundo.

El modelo de negocio está contrastado desde hace 10 años. No queremos penalizar la experiencia del usuario por querer monetizar desesperadamente, pero nuestro objetivo es hacer la empresa más rentable”, finaliza el joven emprendedor en este sentido.

Dentro de estrategia, Wallapop ya ha sacado nuevas funcionalidades de visibilidad Premium para usuarios, que varían entre 1,99 y 3,99 euros (depende del valor del producto que se ponga a la venta). Desde la aplicación comentan que está funcionando muy bien y que posiciona los productos en venta en primer lugar de la lista.

“La vía menos prioritaria de monetización es el uso de la publicidad. Es la que menos me gusta”

Por otro lado, en el futuro se espera que el negocio se dirija hacia las funcionalidades Premiums, para aquellos usuarios con gran volumen de ventas y a los que el sistema puede resultar demasiado sencillo.

“Además de estas líneas, queremos explotar los servicios de pago móvil y de valor añadido. Es decir, facilitar la transacción y los pagos. Hay una línea en este sentido que me gusta mucho, que los usuarios se ayuden los unos a los otros, aunque también explotaríamos los servicios que ofrecen terceros”, concluye Gómez.