carrefour

Carrefour ha implantado como disciplina la reducción de costes. Hace más de un año estableció su ‘Plan 2022’, a través del cual pretende ahorrar 2.000 millones de euros anuales potenciando el canal online y eliminando algunos hipermercados. Pero ahora da un paso más. Para impulsar su política de recortes Carrefour implantará en Francia el modelo anticrisis que estrenó en 2012 en España –los supermercados Supeco– y que aquí no han terminado de cuajar.

Supeco nació en 2010, pero no fue hasta 2012 cuando se abrió el primero en España, concretamente en Sevilla. Desde entonces, Carrefour ha sumado un total de 23 establecimientos en España, la gran mayoría en Madrid y Andalucía. También hay 15 tiendas en Rumanía, dos en Polonia y una en Italia.

Carrefour impulsa su plan de recortes y exporta a Francia Supeco, la versión española de supermercado ‘low cost’

Estas tiendas se crearon en pleno apogeo de la crisis. Se posicionaron bajo el lema “Somos super económicos, super variedad y super frescos”. Este formato ofrece un máximo de 2.500 artículos (aproximadamente 10 veces menos que un supermercado convencional) que se organizan como si fuera un almacén: los productos se presentan en cajas de cartón o directamente en palets. Se pueden comprar individualmente o en grandes cantidades a precios muy económicos. Son una especie de cash & carry ubicados en espacios de 1.500 a 2.000 metros cuadrados y que recuerdan a los inicios de enseñas como Lidl, que ahorraban en decoración e imagen.

“La disciplina de costes está mejorando con eficiencias operativas, con recortes de personal que crean un aspecto más ágil en la organización, pero todavía tenemos que ver una mejora significativa en los márgenes”, explican analistas de Bloomberg. Motivo por el cual este modelo de negocio low cost es el que le interesa ahora a Carrefour para atraer a más clientes por los precios bajos. Además, no requiere de grandes inversiones. De momento abrirá en septiembre dos Supeco en Francia.

NÚMEROS ROJOS EN ESPAÑA

A pesar de sus precios bajos y del momento en el que aparecieron, lo cierto es que en España sus cuentas no son positivas. Desde 2010, la compañía ha estado seis años en números rojos, de los cuales en los últimos tres años han ido en aumento: en 2015 tuvo unas pérdidas de 2,4 millones de euros; en 2016 fueron de 5,74 millones de euros y en 2017 de 4,35 millones de euros de pérdidas (últimos datos más actualizados). Su mejor año fue en 2011, cuando consiguió cerrar el año en positivo con 5,7 millones de euros y 2014 con 2,47 millones de euros, según las cuentas del Registro Mercantil recogidas por InsightView.

Supersol

Supersol cambia de estrategia: más aperturas tras el ERE y las pérdidas

La situación de Supersol se complica. La compañía cerró 2018 con unas pérdidas de 15 millones de euros y ya encadena varios...

No obstante, la cifra de negocio de la compañía ha crecido durante todos los años. Desde los 576 millones de euros en 2010 hasta los 708 millones de euros en 2017. De hecho, en 2017 aumentó un 5,2% con respecto a 2016.

CARREFOUR SE VA DE CHINA

En línea con esta medida, la compañía gala llegó hace unos meses a un acuerdo para vender el 80% de su filial en China por 620 millones de euros en efectivo al grupo chino Suning.com, que pasará a ser el accionista de control de Carrefour China, mientras que el grupo francés de distribución minorista mantendrá una participación del 20% en la empresa. “La venta de propiedades y la venta del 80% de las operaciones chinas reducirán la deuda y mejorarán el apalancamiento en 2019”, aseguran analistas de Bloomberg.

A pesar de ello, Carrefour no quiere cerrarse las puertas a un mercado con millones de potenciales consumidores. Analistas de Bloomberg aseguran que mantener una participación minoritaria es “crucial”, ya que China sigue siendo un laboratorio para nuevas tiendas minoristas y Carrefour aún tiene mucho que aprender de los clientes chinos y de los jugadores omnicanal como Suning.com.