viernes, 1 julio 2022 9:14

Raúl Guerrero (Gestilar): “Tenemos suelo para trabajar los próximos 4 años”

El mercado inmobiliario ha sabido reaccionar con solvencia a la crisis desatada por la pandemia. De hecho, solamente ha sufrido un cambio de paradigma en el comprador, que se lanza a por viviendas más amplias y con zonas verdes. Este buen momento se ha reflejado en las empresas que componen el sector, y que ya se han recuperado de lo que supuso la pandemia. Es el caso de Gestilar, que ha visto como se están incrementando sus ingresos derivados de sus ventas. De hecho, la compañía prevé que este año estén en el entorno de las 600 viviendas vendidas con unos ingresos cercanos a los 180 millones de euros.

Igualmente, la inmobiliaria se supo preparar antes de la pandemia cuando cerró una operación de compra de suelo que luego les ha reportado importantes beneficios. “Supimos aprovechar es el inicio de la pandemia para cerrar una operación de compra de suelo de 100 millones”, señala su consejero delegado, Raúl Guerrero. Así, la compañía, como otras inmobiliarias ha crecido tras la pandemia por el buen momento que está viviendo el inmobiliario ahora mismo. Gestilar ha aprovechado para organizarse y hacerse valer dentro del sector, aprovechando también para cumplir hitos que han hecho del pasado año el mejor para la compañía.

Su consejero delegado explica en una entrevista con MERCA2 que “ha sido un año en el que hemos tenido hitos importantes. Por ejemplo, hemos acabado las primeras obras realizadas por nuestra constructora, hemos entregado obras por importen de 40 millones de euros y la verdad es que hemos podido comprobar que la entrega la hemos hecho en condiciones mucho mejores que cuando trabajamos con constructoras ajenas. Igualmente, en cuanto a la compra de suelo, durante este año hemos comprado suelo por 140 millones de euros. Ha sido el año más importante en la historia de Gestilar en cuanto a compra de suelo”.

Precisamente este último es el más difícil de conseguir, sobre todo debido a algunos hándicaps como la falta de generación de los mismos. En las grandes ciudades es destacable la falta de obra nueva, aunque cada vez se van desarrollando nuevos barrios que suplen esta carencia. Según el responsable de Gestilar, dentro de estos hándicaps está la problemática de que “es lento de generar, tienes una incertidumbre importante debido a muchos factores y, por otro lado, la financiación. No requiere mucho esfuerzo de capital, pero luego todo el proyecto urbanístico no es financiable”.

Adquirir suelo es la principal problemática para las inmobiliarias

AVANCE CLAVE

Una de las claves durante este año de la inmobiliaria ha sido la creación de su propia constructora. Y es que la inmobiliaria tomó esta decisión sobre todo por el control de costes y plazos. Además, tampoco les supone mucho gasto, sobre todo porque Guerrero cifra su velocidad de crucero entre las 400 y 600 viviendas construidas al año. “Pero por encima de todo nos permitía un control de la calidad. Y es que cuando montamos la constructora una de las cosas que teníamos claras es que probablemente costara más dinero construirlas nosotros mismo que contratar a un tercero”, confirma el directivo de Gestilar.

Pero es que la principal problemática que tenía la compañía era que las promociones que les hacía una constructora eran de una calidad inferior, lo que le repercutía directamente al cliente final. Según explica Guerrero, “el problema que estamos teniendo es que al terminar las promociones y entregarlas, el acabado no era el que queríamos. Y esto derivaba en quejas de los clientes. Teníamos las incidencias posventas en niveles muy altos”. Todo esto, a su vez, les permite sustituir la posventa por la preventa, ya que su control de ejecución es sobre todo el proceso.

Por otro lado, la compañía tampoco ha sido ajena al aumento de los costes de construcción derivados del encarecimiento de las materias primas. Pero, sin embargo, “el encarecimiento que estamos sufriendo es muy inferior al que está diciendo el mercado. Como la compañía es nuestra, y realmente no tiene un beneficio en las obras, pues estamos viendo que el incremento del coste lo estamos ajustando un poco más de lo que dice el mercado”.

AFIANZAR EL NEGOCIO

Dentro de los planes que maneja la compañía para este año, está el de afianzar su modelo de construcción propia. “Aparte de entregar 400 viviendas, dentro de 8 meses iniciaremos las obras de 1.200 viviendas con nuestra constructora. Es un hito importante porque es un volumen de trabajo bastante significativo”. En cuanto al negocio propiamente dicho, al no ser una empresa cotizada, su mentalidad es de ir “proyecto a proyecto”. Igualmente, la visión de negocio de la compañía pasa por comprar en suelo de calidad. “Tenemos suelo para trabajar los próximos 4 años”, afirma Guerrero.

Por ello, su plan de expansión pasa por el corto plazo y por proyectos que sean viables. “Nosotros hacemos viviendas desde 400 mil euros hasta el millón y medio, por lo que hay determinadas plazas en las que nuestro concepto de vivienda nos cuesta adaptarlo. En el momento que hacemos viviendas más grandes, con más diseño hay mercados que no lo admiten”, señala Guerrero. Por ello, este año se presenta como clave para aumentar sus beneficios, mientras que para 2024 espera duplicar sus ingresos.


- Publicidad -