madrid centro

Los efectos de la crisis económica son palpables en el sector inmobiliario. El precio de la vivienda en alquiler en Madrid está cediendo, y es la zona Centro la que más ha acuciado la caída, hasta un 10% Los expertos ya pronosticaban esta tendencia, pero ha venido más tarde de lo que se esperaba.

La vivienda en alquiler en España tuvo una renta media de 985 euros y una superficie media de 108 metros cuadrados en noviembre de 2020, marcando un descenso mensual del 0,81%. Interanualmente, registró una caída del 0,10%, según el informe mensual de pisos.com.

Con esta caída, se invierte la tendencia alcista que registraba el mercado del alquiler durante el último año. Como ya explicó a MERCA2 el director de estudios del portal inmobiliario pisos.com, Ferran Font, tras estos meses de leves incrementos, la situación volverá a la tónica de estabilización y de bajada de precios registrada en 2019.

Por zonas, las grandes ciudades como Madrid o Barcelona notarán un menor impacto de estos descensos mientras que, en las regiones rurales con menos industria, o en las que están ligadas al turismo, las caídas serán más evidentes.

EL PRECIO CAE EN MADRID

Según los datos del portal inmobiliario Idealista, el precio medio del alquiler ha cedido en todos los distritos de Madrid, incluidos los más selectos, como el barrio de Salamanca o Chamberí. La tendencia se ha invertido incluso en el segmento de lujo y los expertos creen que es un buen momento para encontrar “chollos” en zonas más revalorizadas, aunque las promotoras insisten en que no van a rebajar el precio de sus residenciales de obra nueva porque no tienen stock de proyectos anteriores y las comercializaciones tienen buena acogida.

Por zonas, Centro ha registrado la mayor caída del precio del alquiler, un 9,5% en términos interanuales hasta situarse en los 17,1 euros por metro cuadrado. Seguido del distrito de Salamanca con un 8,8%, y su precio se mantiene en los 17,3€/m2, un valor muy similar al de Centro, lo que refleja el mercado tensionado que soporta este último.

Otra de las zonas prime que actualmente está muy cotizada es Chamberí, cuyo precio medio del alquiler ha cedido un 7,3% hasta los 16,8 €/m2. El mismo descenso se ha registrado en el distrito de Retiro cuyo precio se ha situado en los 15,3 €/m2.

En cuanto a Chamberí, este distrito está de moda entre los bolsillos más pudientes, y acoge a todos aquellos que quieren vivir en un edifico de lujo, pero no están dispuestos a pagar las cifras desorbitadas de la ‘Milla de Oro’.

El Barrio de Salamanca engloba propietarios y comercios de alto standing, pero los nuevos compradores prefieren decantarse por edificios rehabilitados con viviendas vanguardistas y con las últimas novedades en eficiencia energética, como ofrecen los activos en venta en la zona de Chamberí.

Por su parte, el distrito de Arganzuela, en el suroeste de Madrid, se ha convertido en una de las zonas de la capital más atractivas para vivir, trabajar y disfrutar del ocio, todo ello dentro del nudo de la M-30. Cuenta con grandes proyectos residenciales y de oficinas a corto y medio plazo que sitúan a este distrito en el centro de las miradas de futuros compradores de vivienda de obra nueva, inversores y compañías interesadas en afincarse en el eje de Méndez Álvaro. Pues bien, su precio ha cedido un 6,7% interanual hasta los 14,8€/m2.

Otra de las zonas más revalorizadas en los últimos años es Chamartín, ya que el futuro de Madrid Nuevo Norte está cada vez más cerca y supondrá una revolución urbanística. Por el momento, ha perdido un 3,3% en el mercado del alquiler hasta los 15,8 €/m2.

JÓVENES: ¿MEJOR ALQUILAR O COMPRAR?

El acceso a la vivienda por parte de los jóvenes y familias con rentas bajas ya representaba un desafío en la España pre-covid, condicionada por la parálisis de los salarios y la escalada de los precios de compra y alquiler.

Aunque los precios del alquiler están cayendo, el mercado laboral está cada vez más debilitado, lo que perjudica aún más el acceso a la vivienda. Además, hay que recordar que los jóvenes que viven en la capital tienen serios problemas para afrontar el pago de la renta mensual, ya sea en una vivienda en propiedad o en alquiler.

Pero en ambos casos, los jóvenes deben destinar más del 50% de sus ingresos al pago de la vivienda, un porcentaje muy por encima del 30% que los expertos aconsejan no superar para no poner en riesgo la economía familiar.

Además, el mercado del alquiler cada vez es más estricto y los propietarios piden más garantías para protegerse ante posibles impagos. Así, es muy común que soliciten al inquilino varias mensualidades en concepto de fianza o avales bancarios, lo que implica que estos jóvenes tengan unos ahorros previos, una idea que choca frente a los sueldos precarios y temporales que soportan una gran parte de este segmento.

Según un estudio de la consultora Colliers International, Madrid, Barcelona y Donostia son las ciudades en las que deben hacer un mayor esfuerzo los jóvenes para pagar la renta del alquiler. En concreto, en la capital les supone un 55%, en la ciudad condal un 54% y en Donostia un 49%. Y hay que destacar que los efectos negativos de la crisis sanitaria han empujado a miles de familias y hogares a una situación límite, que conlleva a un incremento en la morosidad.

Sin embargo, desde Alquiler Seguro afirman que todos aquellos que tienen que revisar las condiciones de su alquiler están negociando ya a la baja de las rentas. De hecho, las rentas del alquiler se actualizaron en noviembre en negativo, por primera vez desde abril de 2016.