miércoles, 23 junio 2021 17:13

Uber, Volvo y otras empresas que apoyan los coches sin conducir

El mundo del motor está evolucionando rápidamente con ayuda de la integración de las tecnologías del sector informático y electrónico. Cada vez, los coches ofrecen más funcionalidades, contaminan menos, y son más autónomos. Grandes compañías quieren que el conducir sea algo del pasado, como Tesla, Uber, Volvo, Google, y otras.

La llegada de la tecnología IoT, la conectividad que tienen los coches conectados, los servicios cloud, y ahora la tecnología de conducción autónoma de gigantes como Uber y Volvo, harán de los coches unos vehículos mucho más inteligentes que podrán comunicarse entre ellos para conseguir evitar los atascos de tráfico, evitar accidentes, interaccionar con otros dispositivos de tráfico, etc.

El edge (borde donde se encuentran los dispositivos conectados), fog (zona intermedia local con servidores) y cloud computing (servidores centralizados) están cambiando la industria de la informática, pero también van a cambiar, en un futuro próximo, muchos otros sectores, no solo el de la automoción.

Nuevas posibilidades

Todas estas tecnologías van a generar grandes avances que serán explotados por empresas como Uber, Volvo, Tesla, etc., de hecho, ya las están probando en prototipos. Por ejemplo, imagina esto:

  • Una señal de tráfico de velocidad pudiera enviar información a tu coche para que se adapte a la velocidad adecuada.
  • Un coche deje un aparcamiento libre e informe a todos los de la zona dónde se encuentra el hueco para no perder tiempo buscándolo.
  • Un semáforo pueda enviar una señal a tu coche para que acelere justo en el momento en que se puede pasar. Lo que reduciría el riesgo de saltárselo.
  • Tal vez que una cámara de un vehículo capte algún accidente y pueda enviar esa información a todos los coches que van a esa ruta.
  • Coches conectados entre sí que mejoren la coordinación del tráfico para erradicar los atascos.
  • Vehículos de todo tipo que permitan hacer rutas de forma autónoma, permitiéndote disfrutar del viaje sin conducir ni cansarte. Ellos tampoco se cansan, tú solo eliges el destino y ellos hacen el resto. Coches que serán un espacio de ocio más que un medio de trasporte. Como los taxis de Uber.
  • Vehículos que eviten los atropellos con sus sensores y sistemas de IA con mayor precisión que los humanos.
  • Vehículos que viajen en convoy conectados entre sí, como la tecnología Volvo. Algo que sirve tanto para vehículos de pasajeros como para los de transporte de cargas.

Todo eso y mucho más será posible. De hecho, muchas de estas tecnologías ya son una realidad y están probándose con bastante éxito.

Empresas que actualmente están interesadas, como Uber y Volvo

Aparte de Volvo y Uber hay otras muchas compañías que están interesadas en desarrollar su propia tecnología para coches autónomos. De hecho, todas las compañías del sector del automóvil ya trabajan en prototipos y futuros proyectos. Aunque no todas tienen tan avanzado el trabajo.

Aquí tienes algunas de las empresas que mayores esfuerzos y avances están consiguiendo:

  • Volvo: la firma sueca es una de las compañías que más avances y tecnologías tiene en desarrollo. Prueba de ello son sus camiones autónomos Volvo Vera, o los prototipos futuristas de coches como Volvo 360c Concept.
  • Uber: la competencia de los taxistas es de las más interesadas. Ya cuenta con taxis autónomos circulando por algunas ciudades, aunque suelen llevar un conductor por si acaso algo falla… El motivo de su interés es simple, poder tener miles de coches taxis por todo el mundo circulando y sin tener que pagar sueldos. De hecho, se ha aliado con Volvo y los coches autónomos de Uber son los Volvo XC90.
  • Tesla: la empresa de Elon Musk quiso ser la primera en los coches totalmente eléctricos y también quiere ser pionera en los coches autónomos y camiones. Algunos de sus vehículos permiten este modo, aunque aún hay que pulir ciertos detalles.
  • Google: ha presentado su Waymo, un vehículo autónomo basado en el Chrysler Pacífica. Las pruebas han conseguido reducir los accidentes a 3 en 500.000 km. Los han probado en 25 ciudades y por 8 millones de kilómetros por carretera, además de un sinfin de simulaciones por software para validarlos. En Phoenix se inauguró su primer servicio con estos coches.
  • General Motors: también han hecho grandes avances, con los Cruise. Chevy Bolt o el Ford son algunos de los próximos coches autónomos que verás.
  • Daimler: Mercedes-Benz trabaja con NVIDIA y Bosch para desarrollar sus V-Class autónomos. Seria competencia para los Uber y Volvo.
  • Apple: la compañía informática es otra de las interesadas en lanzar su iCar. De hecho, llevan tiempo investigando y han pedido las licencias para comenzar a circular, pero aún se desconocen algunos detalles.
[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”155329″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Seguramente, has visto alguno de estos prototipos circulando por alguna ciudad o haciendo pruebas. Así que no está tan lejos la llegada de esta tecnología, en unos años será la tendencia.


- Publicidad -