Los llamamientos al boicot contra ‘El guardián invisible’ no han bastado. Después de que durante el fin de semana la película de Fernando González Molina haya superado los 1,2 millones de recaudación, una cadena de WhatsApp y otras redes ha difundido en redes sociales un spoiler sobre el argumento para intentar evitar que el público acuda a las salas.

Lo primero es una solicitud razonable, estés de acuerdo o no con ella: Pides al público que no apoye con su dinero un producto creado por alguna persona que no comulga con tus ideas. Puedes hacer boicot o evitarlo, depende de las ideas de cada uno.

El 45 presidente de EEUU, Donald Trump, se enfrenta a su propio boicot.

Lo segundo, aguar la fiesta a quien le importase un comino la polémica, es bastante menos aceptable y tiene mayor impacto en el espectador potencial.

Si hay algo que detesta el verdadero aficionado al cine y a las series es el spoiler, el arruinar una película desvelando elementos clave de su argumento. Y en el caso de ‘El guardián invisible’ eso se consigue con una sola frase que no reproduciremos aquí.

El equipo se desliga de Gaztañaga

El equipo de ‘El guardián invisible’ se desligó de la actriz Miren Gaztañaga, con un papel muy secundario y que participó en un programa de comedia de ETB, el pasado 8 de febrero, con insultos a los españoles. La actriz calificó en ‘Euskalduna naiz, eta zu….’ (Soy vasco, y tú…) de “fachas” y “paletos” a los españoles.

En un comunicado remitido a Efe la actriz pidió “disculpas” y explicó que el planteamiento del programa era abordar “estereotipos” desde un enfoque humorístico, por lo que sus comentarios no representan lo que realmente piensa.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha instado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional a investigar el programa, con “expresiones que claramente atacan a personas, motivados únicamente por su nacionalidad, en este caso la española”, lo que está penado por el Código Penal.

Comentarios