Cuatro
Javier Ruiz ha sufrido la cancelación de 'Las Mañanas de Cuatro' y 'Noticias Cuatro'.

Mediaset sigue siendo el grupo televisivo en abierto más visto y el que cuenta con mayor facturación publicitaria, pero en enero Atresmedia le arrebató el trono por grupos con un canal menos y en febrero puede recuperar por la mínima este liderazgo. El gran problema de la compañía que dirige Paolo Vasile es Cuatro, que ha perdido sus señas de identidad fundacionales. Repasemos las claves de su crisis.

SIN PERSONALIDAD NO HAY PARAÍSO

Cuatro nació en 2005 con unas señas de identidad ligadas al Grupo Prisa y apostó por las sinergias con la SER, con la que compartió algunas estrellas: Iñaki Gabilondo, Manolo Lama, Pablo Motos, Íker Jiménez, Juanma Castaño o Paco González.

Cuatro
Iker Jiménez es el último superviviente de la plantilla fundacional de Cuatro junto a Manu Carreño.

La absorción por parte de Mediaset, que comenzó a inicios de 2009, desdibujó un proyecto que ese año cerró con una audiencia del 8,3% de share que desde entonces no se ha vuelto a conseguir.

Cierto es que la llegada de la TDT ha fragmentado las audiencias, pero Telecinco por ejemplo ha perdido durante la última década apenas un punto. Cuatro acabó 2018 con un gris 6%, 2,3 puntos menos que en 2009.

LAS TARDES COMO PROBLEMA

Paolo Vasile arrancó el año con una doble apuesta para las tardes de Cuatro, que en otoño tenían problemas para igualar siquiera a la franja vespertina de cadenas menores como La 2, Neox, FDF o Divinity.

Pero las grandes apuestas se han saldado por decepciones: ‘Todo es mentira’ arrancó con un humor mordaz, pero ha derivado en un magazine sobre actualidad que al menos está rondando el 4% de share.

Peor le van las cosas a ‘Cuatro al día’, una mezcla de informativo y magazine que ha cubierto el hueco de ‘Noticias Cuatro’. El programa presentado por Carme Chaparro y Santi Burgoa ronda el 2% de share, dato trágico que podría precipitar acontecimientos.

NO SE TOCA LO QUE FUNCIONA

Paolo Vasile no ha respetado el lema de que en televisión “no se toca lo que funciona”. Pero en 2010 en Cuatro sobresalían Pablo Motos, Manolo Lama, Frank Cuesta, Pedro García Aguado, Florentino Fernández o Íker Jiménez.

Solo el presentador de ‘Cuarto Milenio’ sobrevive de la fotografía bautismal y las salidas de los presentadores de ‘El hormiguero’, ‘Deportes Cuatro’, ‘Frank de la jungla’, ‘Hermano mayor’ y ‘Tonterías las justas’ se saldó con polémica.

EL ERROR MÁS FLAGRANTE

Cuatro va camino de cerrar el peor febrero de sus catorce años de historia con un 4,9% de share. Uno de los ‘culpables’ de estos números grises fue la incomprensible cancelación de ‘Las Mañanas de Cuatro’, único espacio que sobrepasaba cada día el 10% de share. Anteriormente el programa ya había sufrido un desgaste por el relevo de Jesús Cintora.

La tertulia moderada por Javier Ruiz fue cancelada entre rumores de presiones políticas y la mayor parte del equipo técnico y de los contertulios se ocupan de las mañanas de Telemadrid, donde realizan un espacio similar, ‘120 minutos’.

TEMPORADA DE DECEPCIONES

Los únicos espacios del day-time que sobrepasan lo que hace poco tiempo hubiese sido un gris 6% son ‘El concurso del año’, que se ha estrenado con un aprobado, y ‘First Dates’, que no disfruta de sus mejores momentos.

‘Bienvenidos a mi hotel’ se mantiene en parrilla con unas audiencias discretas, ‘La vida con Samanta’ ha sido retirado por sus bajos números y volverá en las próximas semanas; ‘Misión exclusiva’ pasó sin pena ni gloria, y ‘Me cambio de apellido’ previsiblemente no será renovado.

Tan solo ‘Planeta Calleja’, ‘Volando voy’, ‘Chester’, ‘Cuarto Milenio’, ‘Los Gipsy Kings’, ‘En el punto de mira’ y ‘Ven a cenar conmigo, Gourmet Edition’ parecen tener asegurada su continuidad y hasta ‘Deportes Cuatro’ ha perdido su tradicional liderazgo frente a ‘Jugones’.

EL AGUJERO INFORMATIVO DE CUATRO

PRISA demostró su total apuesta por Cuatro colocando a su estrella matinal de la SER, Iñaki Gabilondo, al frente del informativo nocturno de su apuesta televisiva. Al exconductor de ‘Hoy por hoy’ lo rodeó de un dream-team periodístico: Javier Casqueiro, José Luis Fuentecilla o José María Izquierdo.

El resultado en términos de audiencia no fue el esperado, pero ‘Noticias Cuatro’ aun así mantuvo un resultado aceptable y su puesta en escena fue un complemento informativo que combinaba a las mil maravillas con espacios de entretenimiento con un acento informativo, véase ‘Noche Hache’ o ‘Callejeros’. Hoy en día nada queda de esos brillos añejos.

UNA FUSIÓN MEJORABLE

Antena 3 compró La Sexta, pero mantuvo a su equipo directivo y su propia redacción de informativos. Telecinco sin embargo dejó sin cargos relevantes a Cuatro, limó su estructura y fusionó sus ‘Noticias Cuatro’ dentro de los ‘Informativos Telecinco’ que comandan Pedro Piqueras y Juan Pedro Valentín.

Cuatro
Parte del equipo de ‘Todo es mentira’, que se estrena hoy en Cuatro.

Aquella fusión permitió ahorrar costes. Pero no fue la idónea en términos informativos. Cuatro tiene por delante la intención de recobrar el poderío perdido y quizás el reality-show sobre repostería, ‘Bake off’, sea el proyecto que sirva de acicate para la segunda cadena de Mediaset.