Iker Jiménez
Iker Jiménez triunfa en Mediaset con sus proyectos relacionados con el misterio.

Iker Jiménez (Vitoria, 1973) se ha convertido en uno de los comunicadores más creíbles del país pese al controvertido contenido que disecciona: el misterio. Al periodista se le presume una gran pasión por el misterio y se le vislumbra un entusiasmo casi infantil en cada proyecto que acomete.

Su currículum está plagado de éxitos: ‘Milenio 3’, ‘Cuarto Milenio’, ‘Milenio Live’, libros, webs y ahora un canal de Youtube. Una legión de fans aplaude su labor, aunque también cuenta con numerosos críticos que le afean su supuesta falta de rigor científico.

En 2002 comenzó en la SER, donde superó los 750.000 oyentes en las madrugadas del sábado al domingo. En 2005 saltó a Cuatro, donde llegó a alcanzar un 17,1% de share y en la actualidad se mantiene en antena con una media de audiencia por encima de la de su cadena.

Cuatro vive tiempos de cambio y su programa es el último superviviente de la parrilla fundacional. ¿Cuál es el misterio ‘Cuarto Mileno’ para seguir con fuerza tras trece años en antena?

Creo y amo lo que hago. Tengo un propósito. Esa es la clave. No estoy en la tele por el hecho de mantenerme en ella. Para mí esto es más que un oficio. La televisión es un medio más, no un fin.

En septiembre arrancó en Radioset el artesanal ‘Milenio Live’, que acaba de regalarle un entrañable homenaje a Paco Pérez Abellán. ¿Es este proyecto una vuelta a sus orígenes en las radios locales?

‘Milenio Live’ es lo mejor que he hecho. He creado un medio nuevo. Hacerlo con imaginación a los 45 años no está mal. No es radio, ni tele. Ni Youtube, ni streaming. Después de tres noches sin dormir lo inventé en mi casa. Comprando cada aparato. En el sótano. No hay nada parecido. Ojalá tus lectores lo descubran.

Llama la atención que ‘Milenio Live’ se emita en Youtube teniendo en cuenta la reticencia de Mediaset de volcar sus contenidos en este gigante americano. ¿Ha tenido que luchar para conseguirlo?

Digamos que Paolo Vasile sabe de mi tozudez. En eso creo que nos parecemos. Y se fía de mí. Eso es asumir un riesgo. Yo creo que es un salto al futuro. ‘Milenio Live’ es quizá lo más querido para mí.

Iker Jiménez
Iker Jiménez presenta con éxito ‘Cuarto Milenio’.

Ferreras fue su padrino en la SER y Vasile tuvo mucho que ver en su fichaje en exclusiva por Mediaset. ¿Qué tienen sus proyectos para enamorar a los hombres más poderosos de la comunicación española?

Pues que son dos hombres apasionados. Entusiastas. Yo también. Y cuando los entusiastas “conectan” pasan cosas mágicas. Irracionales, incluso.

En 2015 recibió un Ondas “por su labor como presentador, comunicador y director, conduciendo un programa con estilo único y consolidando el género del misterio tanto en televisión como en radio”. En trece años en la escudería de la SER no habían reparado en usted. ¿Cree que el premio llegó tarde?

El premio llegó cuando ya no estábamos. Algo un poco paranormal. No podía ser de otro modo.

Usted se convirtió en una especie de estrella ‘outsider’ de Prisa: arrasó en la SER, triunfó en Cuatro y El País vendió más de un millón de ejemplares de sus libros-DVD. ¿Había jefes que le seguían mirando por encima del hombro tras sus éxitos?

Mis temas, mi mundo, aunque es muy amplio, es como “otra galaxia”. Mientras funcione y sea bueno para la empresa, los jefes no pondrán problemas. Y ‘Milenio 3’ fue un fenómeno casi inmediato. Miles de personas llenando estadios en la madrugada para escuchar un programa. Ahora soy consciente de lo que logramos. Conmigo siempre fueron muy correctos.

Agradezco a la SER los esfuerzos que hizo para que no me marchase de un lugar que siempre será parte de mi memoria y corazón. Pero lo tenía decidido. Y no me arrepiento. Hay que seguir explorando y ser valiente. Fui un outsider respetado y querido, creo.

Se enamoró del misterio con J.J. Benítez, Antonio José Alés y Fernando Jiménez del Oso. De la comunicación también lo hizo con Félix Rodríguez de la Fuente. ¿Qué pruebas tiene para creer que lo mataron?

Félix es el comunicador total. Una fuerza de la naturaleza. Tenía ya muchos enemigos. La investigación que hicimos creo que deja las pistas claras. Para mi hubo un complot contra él. Un sabotaje. Lo importante es que no lo pienso yo, sino su propio equipo. No interesó investigar en su día y hoy tampoco.

Ahora se le presume una buena posición económica. Pero imagino que no fue fácil rechazar una oferta de ‘Crónicas Marcianas’, que se mofaba con arrogancia del misterio. El tiempo le ha dado la razón…

Yo no estoy en esto por estar. Creo que lo que hago. Y eso levanta muros muy altos a veces. Muros conceptuales. No trabajo allá donde no tienen esa filosofía de creer en lo que se hace. No solo he rechazado estar en ese programa sino en otros.

En los últimos tres años ha mostrado su opinión sobre asuntos políticos o sociales y esto le ha costado algunas críticas. ¿Le sigue doliendo la campaña que sufrió Pedro Baños por parte de “los mentecatos, ignorantes y zafios”, tal y como usted afirmó?

Por supuesto. La gente honrada y noble lo tiene muy complicado en según que áreas de poder. La trampa lo invade todo. Muchos no crecen absoluto en lo que hacen. Así nos va.

Iker Jiménez
Iker Jiménez en ‘Mi casa es la tuya’.

¿Por qué recordó el crimen de Alcàsser en pleno monólogo sobre las tramas de pederastia?

Tengo dudas sobre ese horrible crimen y sobre otros muchos. La pederastia y sus redes oscuras y organizadas es algo que siempre ha existido. No es descabellado pensar que tuvieron que ver en estas y otras tramas. Simplemente acudo a los forenses, criminólogos e investigadores que se metieron a fondo en ello.

También se ha posicionado contra la “dictadura de lo políticamente correcto” y puso como ejemplo algunas violaciones cometidas en Colonia por algunos inmigrantes o algunas agresiones sexuales cometidas en Suecia. ¿Esta usted en contra de la opacidad incluso si se articula para frenar la violencia?

Con trampa no se frena nada.

Hace dos años usted explicaba lo siguiente: “Hay secretos de Estado, hay secretos importantes, hay temas tabú, misterios que molestan… Hay poderes que nos quieren quitar la información porque es sensible. Parece que ahora todo se cuenta porque hay internet. Pero no. Sigue habiendo cosas que no se pueden tocar todavía”. ¿Cuáles son esos temas? ¿La monarquía?

Me refería más bien a varias tramas españolas, más próximas. De todo tipo. Pero que juegan con poderes no siempre visibles. Es cuando de verdad te quitan de en medio.

O te matan socialmente. A mí, de alguna forma, ha estado a punto de pasarme o me pasará. Cuento con ello. Saldrá si tiene que salir algo escandaloso, un evento. Lo que sea. Una manipulación, o falsedad, si uno molesta en exceso. Hay muchas formas de desactivar a un informador molesto.

De ponerle a la gente, a un tipo de gente, en contra. Pasa casi a diario. Y ha pasado siempre. A mi de momento me salva mi “galaxia”. Mi mundo casi poético para muchos. Soy como un loco de la colina para los tiburones. Menos mal.

Le vuelvo a poner frente al espejo: “Yo no quiero ser político lo que quiero es que un tipo que lleve 12 años encarcelado por matar a su mujer coja y mate a otros”. ¿Está usted a favor de la prisión permanente revisable?

Desde luego. Y en el caso de los asesinos viles de niños, casos recientes sobran, me sobra también el “revisable”. Y me da igual que toda la corrección política se me ponga en contra. Ellos no quieren entender el cerebro del psicópata. No quieren saber. Ignoro el por qué.

Soy un individuo y pienso como tal. Tengo esa libertad. Los asesinos de niños , esos casos que todos sabemos, no pueden volver a pisar una calle jamás. Por pura protección de futuras víctimas. Como mínimo. El misterio es por que se nos intenta convencer de lo contrario, cuando la inmensa mayoría lo sabe y lo comprende.

Es ir contra natura. Y no lo acabo de concebir. El ser humano debe proteger a los suyos. No a los monstruos. Yo solo digo lo que mucha gente normal ya sabe sin que se lo tenga que decir. Pero eso parece extraordinario hoy. Un acto de rebeldía, dicen. El patio debe estar muy mal si esto es así.

La tercera y última: en octubre de 2017 envió “un abrazo grande a Guardia Civil y a la Policía desde La Nave del Misterio. ¿Se le olvidaron los ciudadanos apaleados?

Tengo amigos en la Policía y la Guardia Civil que lo estaban pasando muy mal. Fue un mensaje por ciertos acontecimientos puntuales vividos por personas a las que respeto. Yo estoy con ellos. Me han demostrado con creces su valentía y honor.

Iker Jiménez
‘Milenio Live’, la última aventura de Iker Jiménez.

¿Qué le parece el fenómeno Vox?

Muy interesante. En mi casa hay casi 30.000 libros. Muchos de política. Me interesa. No deja de ser un misterio. Vox me parece un fenómeno de indignación social similar, aunque opuesto ideológicamente, a lo que surgió en los inicios de Podemos.

Gente en desacuerdo, hasta el gorro de como estaban las cosas. Y yo creo que la sana indignación, sea del color que sea, es buena para una sociedad. Una sociedad hastiada por muchas cosas incomprensibles.

¿Cómo se toma las parodias de Mota, ‘Homo Zapping’ o Buenafuente?

He visto las de Mota. Es un genio y un amigo. Un crack. Las otras no las he visto.

En una entrevista en Papel explicó que se siente solo en la tribu periodística del misterio y lamentó “perder a miembros del equipo que cuidé como niños y, de repente, por dinero o codicia te traicionan”. Santiago Camacho, Nacho Ares, Santiago Vázquez, Juan Jesús Vallejo, Luis Álvarez o Francisco Contreras ya no están con usted. ¿Se refería a alguno de ellos?

He tenido decepciones, como todo ser humano. Nadie, creo, puede decir que yo no sea una persona que quiere que su equipo tenga lo mejor. En un trabajo televisivo de tantos años es muy difícil sobrevivir y por eso los equipos van modificándose.

Muchos de mis compañeros llevan quince años conmigo en la tele. Otros no. Es ley de vida. No me refería a todos esos compañeros en concreto. Mis decepciones vienen de mucho antes.

En la misma entrevista afirmaba que jamás había tomado una decisión por dinero. Antonio Luis Moyano en el libro ‘Iker, el mago del misterio’ no tenía la misma opinión…

Jamás he tomado una decisión por dinero. Con dinero no se consiguen las cosas verdaderamente valiosas. Quien me conoce sabe que no es algo que me motive en absoluto. O hago lo que me apasiona. Por eso a veces tomo decisiones ilógicas respecto a lo monetario.

Recientemente he tomado una muy importante. Y para ganar menos dinero. Pero el objetivo es otro. El dinero me ha llegado siempre por estar entregado a mi profesión. Hay personas que ni lo entienden ni comprenden, claro. Y a más éxito, más rencor. Aunque uno les haya ayudado personalmente. Es triste, pero es parte del aprendizaje. Lo tengo clarísimo. Aquí sigo. Con mi forma de pensar intacta y reforzada.

Iker Jiménez
Iker Jiménez, un comunicador todoterreno.

‘Cuarto Milenio’ es el producto de la industria española que más científicos, historiadores y catedráticos ha entrevistado en la última década. Aun así ha tenido algunos patinazos: el corro de la patata de las niñas en el camposanto, el supuesto viajero en el tiempo de Santiago que en realidad era un barcelonés desparecido, o el montaje de la historia de un cosmonauta fantasma soviético.

Aunque algunos le estén esperando con la guadaña, ¿no cree que se equivocó al presentarse como víctima al denunciar “una caza de brujas” tras destaparse el fraude del ‘Expediente Vallecas’?

Tras 14 años en antena no está mal. Hice el recuento y son cientos de científicos en un programa de la tele de hoy. Otro fenómeno misterioso. En cuento a meteduras de pata, pues como todo el mundo, claro. O menos, diría yo. Menos que otros medios de prestigio, seguramente.

Se podría comparar. Hemos tenido algún error, y hay que asumirlo, hemos sido sorprendidos por alguna familia que yo no sé que ganaba con hacer un engaño que acabamos descubriendo, y en algún caso más triste incluso los tribunales dictaminaron la absoluta inocencia por nuestra parte.

En la única vez que me han demandado en 30 años de profesión. Y el resultado ahí está. Limpio como la patena. Pero esto luego, misteriosamente, no lo recoge la Wikipedia a pesar de que se les informó en su día. No debe interesar. Tres o cuatro errores en dos mil horas de televisión. En el 99% hemos acertado. Lo importante es que siempre hemos sido honestos y nunca hemos pretendido engañar a nadie.

Existen dos teorías políticas sobre el misterio: Unos afirman que molestan al poder porque tocan asuntos trascendentales o que afectan a algunos secretos relacionados con la seguridad del Estado. Otros afirman que el poder está encantado con ustedes porque ofrecen entretenimiento inofensivo o irrelevante para frikis. ¿Con cuál se queda?

Hay diferentes poderes. Y nos examinan bajo las dos posturas. Esté usted seguro de ello.