Mediaset

La presente temporada televisiva de perfil bajo generalizado arrancó en septiembre con un nuevo liderazgo de Telecinco, alegría que contrastaba con la preocupación interna de Paolo Vasile. El consejero delegado italiano encaró el mes de octubre leyendo con el ceño fruncido los preocupantes números del que debiera ser eje de su parrilla y foco irradiador de las eternas y rentables sinergias de Telecinco, ‘Gran Hermano Revolution’.

En Mediaset infravaloraron el mes pasado el interés masivo sobre el procés catalán, tema que ha propiciado unos datos históricos en La Sexta. En aquel momento Telecinco estaba más pendiente de exhibir su colmillo habitual al restregarle vía Twitter a Susanna Griso un nuevo liderazgo en septiembre de Ana Rosa Quintana.

Lo hicieron en aparente venganza contra la presentadora de ‘Espejo Público’, que semanas antes había declarado de forma desafortunada que no jugaba en la misma Liga que AR. Las huestes comunicativas de Vasile lanzaron las campanas al vuelo y celebraron el triunfo de Ana Rosa en septiembre. Madrugaron demasiado porque ‘Espejo Público’ disparó sus datos a partir del 1-O y está protagonizando un histórico “sorpasso”.

La reacción de Telecinco tardó en llegar, hecho que se evidenció cuando en el simbólico 12-O repitieron ‘La Voz’ mientras ‘Espejo Público’ se mantenía al pie del cañón. A lomos de la rabiosa actualidad el magazine de Susanna Griso ha encadenado en octubre varios récords, superando en share a ‘El programa de Ana Rosa’ de forma habitual.

Un volantazo que enfada al equipo de Ruiz

Fuentes cercanas a Mediaset confirman a Merca2 que para maquillar los constantes triunfos de ‘Espejo Público’ se ha tomado una ineficaz medida drástica que perjudica al programa estrella de Cuatro. Recuerden que hasta ahora ‘Al rojo vivo’ y ‘Las Mañanas de Cuatro’ se marchaban a publicidad de forma prácticamente conjunta cuando el reloj rondaba la una de la tarde. Antonio García Ferreras y Javier Ruiz daban paso a los spots para encarar su última hora de tertulia sin cortes publicitarios. Este hecho propiciaba que ‘Espejo Público’ disparase sus números en sus minutos finales y el abismo entre Griso y Ana Rosa se agudizara de forma humillante para la segunda.

Por eso en los últimos días Ruiz se mantiene en antena a la una de la tarde, participando de forma involuntaria en una guerra ajena contra ‘Espejo Público’, que sigue subiendo en este tramo pese al cambio de Cuatro. Aun así ‘Las Mañanas de Cuatro’ han retrasado varios días en 15 minutos su habitual corte publicitario en favor de la guerra particular de Ana Rosa, que ni siquiera está en antena en esos momentos, en vez de centrarse en la suya propia contra Ferreras.

¿El programa estrella de Cuatro?

Recuerden que ‘Las Mañanas de Cuatro’ es el programa estrella del segundo canal de Mediaset gracias a unos datos que rondan el 12% de share, cifras que duplican a la media de una cadena en la que Javier Ruiz logra el máximo porcentaje en su parrilla prácticamente a diario. “En el equipo de Javier Ruiz se ha recibido con enfado este cambio de política que se pudo comprobar este mismo viernes. Les han metido en una guerra entre terceros en vez de mimarlos. ¿La razón? Que Susanna Griso no barra en share a Ana Rosa”, señalan fuentes cercanas a Mediaset a Merca2.

Paolo Vasile no quiere jubilarse marcando un hito casi histórico: Telecinco cuenta con el magazine matinal más visto desde hace 21 años, fecha en la que María Teresa Campos dejó TVE tras una oferta de Mauricio Carlotti.

Es cierto que en los últimos tiempos Antena 3 ha logrado varios triunfos en el global de la franja matinal gracias a ‘Espejo Público’ o ‘La ruleta de la suerte’, pero un magazine matinal de Antena 3 no lograba ganar en share al de Telecinco de forma habitual desde que Pepe Navarro lo hizo en el año 94 con ‘Todo va bien’.

Perdiendo el tren catalán

Este pasado viernes 20  ‘Espejo Público’ marcó un 21% de share con el que ganó a ‘El programa de Ana Rosa’, que se conformó con un 17,5%. La siesta informativa de Mediaset sobre el tema catalán ha disparado a su escudería rival: ‘Espejo Público’, ‘Antena 3 Noticias 1’, ‘Al rojo vivo’, ‘Más vale tarde’ o ‘La Sexta Noche’ marcan datos sobresalientes e históricos. Los pésimos datos de octubre y las mayoritarias críticas hacia Mediaset han provocado que Vasile haya reaccionado al fin este fin de semana.

Pero la potencia informativa de Mediaset ha sido puesta en duda por un público que castigó este fin de semana al especial sabatino de seis horas de Ana Rosa Quintana: 10,1% de share, números con los que la presentadora se queda más de dos puntos por debajo de la media mensual de su cadena. Todo lo contrario le ocurre al programa ‘Al rojo vivo’, que lideró en la mañana y se rozó el 18% de share al mediodía, tal y como informa Antena 3 en su web.

Reina el nerviosismo

La información sobre el hachazo publicitario a Ruiz para beneficiar a Ana Rosa es una anécdota reveladora que evidencia el nerviosismo que reina en Telecinco. Paolo Vasile es consciente que a día de hoy los canales de Atresmedia superan en más de dos puntos a Mediaset, situación inesperada ya que los hispano-italianos cuentan con un canal más que su rival directo.

Telecinco por su parte tan solo supera en  lo que llevamos de octubre en dos décimas a Antena 3, cadena que cuenta con una carta final que pude ser decisiva para la partida final: el Olympiacos-Barcelona de la Champions League del 31 de octubre. Este encuentro podría conllevar un triunfo de Antena 3 que pondría en el disparadero a una Telecinco cuya parrilla va camino de lograr unos números negativos históricos.

Es evidente que ‘Mujeres y hombres y viceversa’, ‘Cámbiame’, ‘Sálvame’ o ‘Pasapalabra’ no pasan por su mejor momento en pleno “octubre negro” de Telecinco. De hecho algunos de estos espacios promedian mínimos históricos a día de hoy.

Pero en Mediaset pretenden señalar que esta crisis es un simple cambio de ciclo que será superado cuando escampe el temporal, es decir Catalunya. Su tesis es que esta gripe está motivada por una simple burbuja informativa que beneficia temporalmente a La Sexta. Pero otras voces de la cúpula de Mediaset advierten que este desgaste conjunto podría estar motivado porque el modelo de Telecinco “está agotado”. Recuerden que Telecinco es un exitoso producto cuyas líneas maestras dibujó Carlotti, primer impulsor de las tertulias y reportajes sobre personajes públicos. La receta del éxito fue aumentada por Vasile, que aparcó su adicción al “tomate” tras darle una vuelta de tuerca al decaído modelo con el actual “Pressing Catch” de famosos.

El baile de sonámbulos

Mediaset ha acometido para esta semana una febril lluvia de cambios: ayer domingo Kiko Rivera o Carlos Lozano ingresaron como “dopping famosil” en ‘Gran Hermano Revolution’, cuya gala del pasado jueves se desplomó hasta un insólito 13,6% de share. Jorge Javier Vázquez, que el pasado año negaba preocupación, este fin de semana al fin reconocía, “deberíamos hacer mucha más audiencia”, y hasta bromeaba, “para drama ya están las audiencias de Gran Hermano”.

Esta noche ‘La que se avecina’ podría perder a una legión de fans a costa de intentar lastrar el lanzamiento de ‘Operación Triunfo’, del que  Telecinco espera un “efecto ‘Un, dos, tres'”: estreno millonario y una constante pérdida de audiencia semana a semana.

Mañana también toca baile: se cae por sus pésimos datos ‘Ella es tu padre’, intenciones mayoritarias y público exiguo. La sitcom es relevada de forma temporal por un film, que irá acompañado por un debate sobre ‘Gran Hermano’ moderado por Sandra Barneda. El miércoles el turno es para Bertín Osborne, que intentará mejorar sus preocupantes datos de las últimas semanas con Pablo Alborán como invitado.

Lo intentará ‘Mi casa es la tuya’ contra ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’, que sufre su segundo cambio de noche en apenas seis semanas. El reality-show de Cuatro está lejos de alcanzar los dos dígitos, cifras que había logrado en sus cuatro ediciones anteriores. Como vemos en la cadena fundada por Prisa no están para tirar cohetes: Ruiz sufre incómodos cambios, los “tróspidos” no alcanzan los datos de antaño y ‘Sentido común’ ha sido retirado de sus tardes tras apenas una semana en antena. Este último espacio se sumó a Cuatro tras su patinazo en el access prime-time de Telecinco, evidencia de que Cuatro se ha convertido en un segundo plato o cajón desastre de filosofía difusa, criterios difícilmente comprensibles y línea editorial enigmática.

El final del año

Lo primordial para Vasile sigue siendo Telecinco, en la que Mediaset exhibirá chequera mientras Atresmedia da por resuelto el año tirando de cine ante un mercado publicitario con crecimiento plano. Antena 3 y La Sexta, que no andan sobrados de munición efectiva en prime-time, se guardan sus grandes bazas para 2018. Pero Vasile no está dispuesto a ver como le arrebatan el liderazgo y por eso concluirá el año por todo lo alto con ambiciosos estrenos como la serie ‘El accidente’.

Eso sí, lo hará tras haberse guardado en el bolsillo 25 millones de euros en costes operativos en los nueve primeros meses del año, recortes con los que se intenta maquillar que Mediaset ya no reina en el mercado publicitario pese a que cerrará el global de 2017 como grupo televisivo líder en audiencia tras haber liderado sobre Atresmedia en los nueve primeros meses del año.