Los supermercados sin cajas de la plataforma estadounidense Amazon han llegado a Europa. Londres ha abierto su primer establecimiento Amazon Go en un intento del gigante tecnológico de expandirse por Europa (España incluido). Pero no lo va a tener fácil. La ley podría frenar su expansión.

Este modelo de supermercado, anunciado en 2016, ha provocado polémica en la sociedad, donde muchos le tachan de “discriminatorio”. De hecho, el alcalde de Filadelfia ha firmado un proyecto de ley que prohibiría la existencia de tiendas físicas que no acepten pagos en efectivo, ya que esto afectaría de forma notable a una parte de la sociedad que no dispone de una tarjeta de crédito o de la tecnología que se precisa. Si se aprueba, la ley enterará en vigor el próximo 1 de julio.

¿Puede sentar esta ley un precedente y frenar la expansión de Amazon Go? Massachusetts ha confirmado que si se aprueba el borrador de ley en Filadelfia, tomará la misma medida. Así como Nueva York, Philadelphia, Washington o Chicago, donde consideran que no se puede discriminar a los consumidores que carecen de cuentas bancarias o tarjetas de crédito (hogares de renta baja, inmigrantes o ancianos).

Amazon

‘Supermercados Amazon’ ya es una realidad: abrirá el primero este mismo año

Los próximos años se antojan vitales en la estrategia de Amazon. El gigante tecnológico deberá refrendar la buena evolución de sus márgenes con unas...

La plataforma de Jezz Bezos se opone a la prohibición porque considera que “cobrar en efectivo ralentiza la operación y hace el negocio más propenso a robos”. Por su parte, los legisladores argumentan que el rechazo al efectivo perjudica visiblemente a los ciudadanos más pobres, que no pueden solicitar un crédito, y a la privacidad de los ciudadanos.

Los requisitos para comprar en Amazon Go son dos: tener una cuenta en la plataforma y la aplicación móvil. Se accede a la tienda por unos tornos con el código QR. Unas cámaras colocadas por la tienda y unos sensores en las estanterías detectan qué producto ha cogido el cliente. El cobro se realiza de forma automática en la cuenta de cada uno.

ROBOS, ERRORES Y COLAS KILÓMETRICAS

El estreno de las tiendas físicas Amazon Go (en algunas ciudadanos como Seattle o Chicago) fue protagonizado por robos, errores en las facturas y colas kilométricas. La vicepresidenta de Amazon, Gianna Puerini, declaró a medios estadounidenses que eran “errores sin importancia” para los que ni siquiera pensarían soluciones. Sin embargo, Youtube está lleno de vídeos donde se muestra cómo robar sin daño ni perjuicio en estas tiendas.

Además de ser tachado de “discriminatorio”, este modelo ha generado otras dudas, como las relacionadas con la privacidad o la tecnología. ¿Puede la inteligencia artificial sustituir el papel de los cajeros humanos? El gigante tecnológico apuesta por un “sí”, y prevé disponer de 3.000 tiendas físicas al rededor del mundo en 2.021, según Bloomberg.

Bloomberg sostiene que esta expansión podría situar a Amazon en un ciclo de inversiones en el que se recaudará capital para alcanzar el éxito total a largo plazo. La apertura de las 3.000 tiendas situaría a la plataforma en competencia directa con algunas de las marcas más potentes del mundo, como Kroger.