Netflix
Daniel Acker/Bloomberg

En apenas dos años desde su irrupción en España, Netflix ha revolucionado la forma de consumir televisión. Ese cambio de paradigma ha obligado a las televisiones en abierto a cambiar su modus operandi. Ahora, el objetivo de estas últimas –principalmente en sus plataformas digitales- es darles a los consumidores lo que piden. Mientras hace años la televisión marcaba los contenidos de la audiencia, ahora esta última elige qué le interesa ver. De esta forma, tratan de generar empatía con ellos. Esa nueva forma de consumo ha provocado que este sentimiento de los consumidores hacia Netflix aumentase mientras las televisiones en abierto pierden usuarios.

Netflix no deja de sumar clientes a su red de usuarios. Según un estudio de Bloomberg, en 2017 añadió cuatro millones de usuarios, cerrando el ejercicio en casi 118 millones de clientes en todo el mundo. En España, ha superado –según el Panel de Hogares de la CNMC- la barrera del millón de usuarios. Es decir, que está presente en el 7% de los hogares. Pero no es lo único que la plataforma de series digital agrega en nuestro país. El presidente de la consultora Summa, Conrad Llorens, explicó durante la presentación del Top Empathic Brands 2018 que Netflix contiene un componente empático más elevado que las televisiones tradicionales.

Netflix genera más empatía que Atresmedia y Mediaset

La plataforma norteamericana no aparece en el informe porque analiza la empatía que los usuarios sienten hacia las marcas del Ibex 35. Sin embargo, sí están presentes Mediaset y Atresmedia. Concretamente, la primera de ellas cierra el Top 10 de marcas empáticas y es una de las más relevantes para los clientes. Sobre ella, los usuarios destacan el importante papel que juega en su día a día y lo fácil que les hace la vida, según el informe.

Aunque el Top Empathic Brand 2018 sólo analice el grado de empatía con empresas españolas, ha sido inevitable no preguntar por el papel que juega Netflix. También sobre cómo ha afectado su irrupción a la empatía que los clientes tienen con las televisiones en abierto. Según los autores del informe, las empresas de medios son conscientes de que los hábitos de consumo están cambiando. Eso les ha llevado a adaptarse y trabajar  en las nuevas exigencias del público. De esta forma, Netflix se amolda más a las necesidades de los clientes que las televisiones tradicionales.

Netflix gana, la televisión en abierto pierde

Las televisiones en abierto trabajan para adaptarse a las nuevas exigencias del consumidor. Asimismo, cada vez apuestan más por el canal digital y la televisión a la varta. Según el Panel de Hogares de la CNMC –relativo al primer semestre de 2017-, los adolescentes prefieren conectarse a Internet que ver la televisión. Muestra de ello es que el 92% de los jóvenes entre 12 y 17 años se decantan por la primera opción frente el casi 85% de la segunda. He ahí donde se encaja la bofetada que Netflix está dando a las plataformas digitales de las televisiones en abierto.

Los despidos de Unidad Editorial le permitieron ahorrar 15 millones

Durante 2016, Unidad Editorial llevó a cabo un exhaustivo recorte en gastos de personal. Con ello consiguió ahorrar 15 millones y medio de euros

Según el mismo Panel, estas plataformas pierden seguidores. La que ha visto descender el mayor porcentaje de usuarios ha sido Mitele (Mediaset). Según los datos de la CNMC, la décima marca más empática de España redujo sus usuarios un 7%. Le sigue RTVE con un descenso del 6% y Atresplayer, que lo ha hecho un 4%.

Netflix se adentra cada vez más en los hogares y empatiza cada vez más con sus clientes. A pesar de que todavía llega a un número reducido de hogares, ese porcentaje aumenta cada vez más. Y lo seguirá haciendo. Asimismo, también seguirán cayendo –salvo que cambien de estrategia- el número de usuarios de las plataformas digitales de la televisión tradicional. Y es que Netflix se ha ganado la empatía de los clientes más que la televisión tradicional.