Felipe VI

En el año 2014, el Príncipe Felipe pasó a ser el Rey de España, Felipe VI, tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I, y su posterior nombramiento. A pesar de ser hijo del Rey Juan Carlos, Felipe VI no se parece en nada a su padre y eso lo ha demostrado con algunos cambios en la Casa Real. Muchos opinan que Felipe VI se comporta como un verdadero Rey, pero, ¿Es eso cierto?

A continuación vamos a conocer algunas de las cosas que han cambiado en la Casa Real con el cambio de Rey. No te lo pierdas, es posible que te hayas perdido algunos de estos cambios.

Mayor austeridad en la Casa Real con el cambio de Rey

Uno de los cambios más significativos es que, según informan, hay una mayor austeridad en la Casa Real con el cambio de Rey. El Rey decidió tener menos gastos corrientes en la Casa Real. Los viajes y las actividades protocolarias se han visto reducidos notablemente en los últimos años, concretamente en un 24%, que no es poco.

El último dato del reinado de Juan Carlos I que tenemos con respecto a los gastos en viajes es de 3,1 millones de euros, en el año 2013. En el 2015, por ejemplo, Felipe VI destinó 2,4 millones para la misma tarea, una reducción notable.

Es por eso mismo por lo que se dice que Felipe VI empezó su reinado intentando solucionar el problema de la economía y del excesivo gasto que producía la Casa Real al año. Es cierto que podrían recortar más, sí, pero es un principio.