Desde el año pasado el fútbol se ha convertido en la obsesión de los operadores de telefonía. Algunos (Movistar y Orange) han querido basar su estrategia de captación de clientes en el balompié; otros (Vodafone y MásMóvil) han tenido que vivir de manera distinta, y con resultados distintos. Ahora parece haber acabado esa guerra, y los resultados empiezan a ser distintos.

Así se desprende de los últimos datos oficiales de portabilidades, fijas y móviles, que ha publicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). En el pasado mes de enero entre Movistar y Orange acumularon una pérdida neta superior a los 30.000 usuarios en banda ancha fija. Por su parte, Vodafone consiguió recuperar cerca de 6.000 clientes; mientras que MásMóvil se volvió a disparar consiguiendo más de 46.000 nuevos abonados.

Datos del mes de enero en banda ancha fija

No obstante, en este apartado, los servicios fijos, Movistar ha sido el único de los tres grandes operadores que ha tenido un comportamiento positivo destacado con la entrada de 65.000 nuevos clientes con respecto al mes de enero de 2018. Orange se ha mantenido estable, al contrario de Vodafone, que se ha dejado más de 129.000 clientes con su salida del fútbol.

Por lo que respecta a MásMóvil, su crecimiento sigue disparado y sin comparación. En el último año ha metido en su cartera, con el empuje de Yoigo en el segmento fijo, a casi medio millón de clientes de banda ancha. De esta manera parece que no pierde fuelle robando abonados a los tres grandes operadores y, cada vez más, todo el sector se pregunta cuándo dejarán de crecer.

VODAFONE COGE AIRE

Con el ERE planteado hace unas semanas todavía en el aire, Vodafone parece que poco a poco coge pulso. Lógicamente tiene de cara durante estos meses que los aficionados al fútbol, y más ahora con el Real Madrid y el Atlético eliminados de la Champions League, están pensando en otras cosas.

De hecho, MERCA2 se hacía eco hace unas semanas sobre el posible impacto que tendría la eliminación del equipo blanco en la máxima competición continental. Al final ha sucedido así, y las promociones que habían preparado Movistar y Orange para pescar los últimos clientes de la temporada se han esfumado.

De igual modo, el operador rojo sigue pisando el acelerador con la serie ‘Juego de Tronos’, que será -sin duda- la gran atracción televisiva de este próximo mes. Así, aunque no tiene los contenidos en exclusiva; es decir, se pueden ver con cualquier operador, sí se trata de la compañía que más énfasis ha puesto en promocionar a los dragones como reclamo comercial.

Vodafone y MásMóvil esperan tener una tendencia positiva los próximos meses

Pese a todo se trata de datos circunstanciales justo después de Navidad, un periodo donde bajan las portabilidades y los cambios de compañía. Por lo tanto,  habrá que esperar a los próximos meses para ver si la evolución se mantiene y el plan preparado por Vodafone desde que presentó el ERE empieza a dar frutos, o se trata de algo eventual.

Lo mismo sucede con MásMóvil, de quien todo el mundo espera que poco a poco baje su ritmo de crecimiento. También es cierto, como se reflejó en su última presentación de resultados financieros, que la rentabilidad por cliente no está creciendo del mismo modo. Es decir, los usuarios están creciendo de una manera exponencial, mientras que los ingresos crecen a un ritmo más pausado.

Bajo estas dos premisas, todo hace indicar que rojos y amarillos seguirán una senda positiva los próximos meses. Al menos hasta que el runrún del fútbol vuelva a tomar formar al finalizar el verano. Del mismo modo, Vodafone y MásMóvil no pueden descuidar -bajo ningún concepto- el Arpu (renatbilidad media por abonado). Resulta muy llamativo crecer, pero hacerlo con clientes de facturas más elevadas es la clave.