Era una operación que había perseguido Euskaltel, por la que se interesó Telecable, en la que se había metido MásMóvil a última hora y que al final se ha llevado el fondo nórdico EQT, de cuyo creciente interés por crecer España ya había informado cumplidamente merca2.es.

En Cantabria sólo se dispone de fibra óptica en diversas zonas de Santander, Torrelavega, Castro Urdiales y zonas próximas a la bahía, y es una zona histórica de Ono (Vodafone) pero con gigantescos agujeros de cobertura. Ibiocom, que cuenta con el apoyo de Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, necesitaba un socio para empezar los despliegues y lo ha encontrado en el grupo que acaba de invertir en Adamo.

EQT tiene hambre en España y busca nuevas oportunidades

El tuit recién publicado por la compañía deja claros muchos de los elementos clave del servicio: Un despliegue de 175.000 hogares con hogares pasados desde el mismo mes de mayo, un precio de 34€/mes, lo que les posiciona en el nuevo segmento del low-cost de fibra, una inversión de 50 millones de euros, una velocidad mínima de 1Gbps y un acuerdo de despliegue con Huawei.

(ACTUALIZACIÓN: Ibiocom ha borrado el tuit en el que informaba de su inminente lanzamiento. En su lugar, reproducimos un pantallazo del mismo)

El acuerdo supone un varapalo para MásMóvil, que había estado muy interesado en la operación en el último momento.

 

Comentarios