DekaBank

La centenaria firma de valores alemana DekaBank, segundo mayor banco por activos del país, ha reorganizado recientemente sus inversiones en los bancos españoles que cotizan en el Ibex 35.

Los últimos movimientos del gigante alemán propiedad de las cajas de ahorros del país europeo en las entidades españoles muestran una desinversión general, salvo dos excepciones: Bankia y Sabadell. En concreto, la firma fruto de la fusión en 1999 de la Deutsche Girozentrale (DGZ) y Deka ha vendido más de seis millones de acciones de Bankinter, BBVA, CaixaBank y Santander.

Dekabank cartera bancos españoles.
Fuente: Bloomberg.

En el lado de las compras, tampoco ha realizado una gran apuesta. Tan solo 245.000 títulos, que al precio que cotizan Bankia y Sabadell no han supuesto un gran desembolso para el banco teutón. El analista de Self Bank Felipe López-Gálvez piensa que el banco alemán “quizá considere que Bankia y Sabadell han sufrido demasiado castigo desde finales del año pasado, y estén apostando por un rebote”. Sin ir más lejos, recuerda el analista, “Sabadell es el valor del Ibex que peor comportamiento ha tenido desde que comenzara el año”.

Ferrari

Ferrari: pasión y refugio de inversores

Ser propietario de un Ferrari es el sueño de cualquier apasionado de los coches (con dinero). En el ámbito bursátil, sus acciones se han...

A pesar del buen inicio de año de los bancos españoles en el parque madrileño, Dekabank parece que repliega velas en el sector financiero del Ibex 35. Como se puede observar en el gráfico, la mayor desinversión la ha realizado en BBVA (2.383.949 acciones), seguida de CaixaBank (1.534.101 acciones) y Santander (1.365.473), según los últimos datos de Bloomberg.

El caso de BBVA resulta curioso, puesto que se trata del banco español que mejor comportamiento está teniendo desde el inicio de año. La entidad presidida por Carlos Torres se ha revalorizado un 12,23% (a cierre del 18 de febrero). Otra cosa sería analizar la tendencia a largo plazo. El pasado viernes, varias firmas internacionales modificaron a la baja sus recomendaciones. Morgan Stanley redujo su precio objetivo desde los 6,70 hasta los 6,50 euros, Kepler desde los 5,25 hasta los 5 euros, CFRA Research desde los 7 hasta los 4,5 euros, e Independent Reserch desde los 7 hasta los 5,50 euros. Además, sigue viva la crisis reputacional relacionada con las escuchas del comisario Villarejo ordenadas por Francisco González y la económica de Turquía.

En cuanto a los otros dos bancos españoles que cotizan en el Mercado Continuo, Liberbank y Unicaja, la posición de DekaBank se ha mantenido invariable. En Liberbank directamente no está y en Unicaja mantiene una cartera de 814.300 títulos desde septiembre de 2017 que no ha cambiado, aunque su valor ha caído en torno a un 20%. Quizá el avance de su fusión traiga un cambio de estrategia, tal y como hizo UBS tras anunciar la entidad andaluza el inicio de las conversaciones.

Este movimiento global ha sorprendido al mercado. El Market Analyst de IG Sergio Ávila apunta a que puede deberse a “una estrategia de reajuste de posiciones tras los resultados y, sobre todo, que bancos con mayores problemas puedan aprovecharse más de los TLTRO (subastas de liquidez a largo plazo), ya que Benoit Coeure (miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europa) ha indicado que podría haber más”.

El economista francés ha declarado recientemente que la “desaceleración económica es claramente más fuerte y amplia de lo que se esperaba”, por lo que el Banco Central Europeo está discutiendo la puesta en marcha de nuevas subastas de liquidez a largo plazo. Esas palabras dieron un impulso a las cotizaciones de la banca europea, sobre todo en los países periféricos. No obstante, las dudas siguen vigentes.