Espectadores viendo una competición 'battle royale' durante el E3 celebrado en Los Ángeles. Fotógrafo: Patrick T. Fallon/Bloomberg

El sector de los videojuegos está viviendo un cambio de paradigma que muy pocos veían venir. Las desarrolladoras están consiguiendo obtener altos ingresos regalando sus propios juegos.

Este fenómeno recibe el nombre de Free to Play (Para jugar gratis). Es probable que usted haya oido hablar de estos videojuegos, e inclusos los tenga ya descargados en su móvil u ordenador. Entre lo más populares se encuentran Clash of Clans, Candy Crash, Fallout ShelterPokémon GO y el más viral hasta la fecha: Fortnite.

Parece contradictorio que una empresa logre generar grandes cantidades de dinero regalando su producto. Su fuente de ingresos bebe principalmente de los micropagos que se realizan dentro del juego. Estos pagos con dinero real se pueden utilizar para comprar armas, armaduras, expansiones del juego, pases de batalla, personajes únicos… Otra fuente de ingresos es la publicidad que se promociona dentro del mismo juego.

En algunos casos, este modelo de financiación está generando bastante polémica puesto que más que ser un Free to play es un Pay to win (pagar para ganar), debido a que cuanto más dinero se invierte en su personaje más fuerte se puede volver en comparación con los demás usuarios que sólo dedican su tiempo y esfuerzo.

El Free to play que más viralidad ha alcanzado hasta la fecha ha sido el desarrollado por Epic Games, con el título de Fortnite. Precisamente, es un juego que ha alcanzado gran viralidad, porque ha llegado al mediático escenario del futbol, donde jugadores de la talla de Dani Carvajal, Griezmann y Lucas Hernández durante sus partidos han lanzado giños imitando gestos del propio juego o compartiendo sus victorias en sus cuentas de twitter personales.

Actualmente, el juego ha sido instalado en más de 11 millones de dispositivos, y ha conseguido superar los 15 millones de dólares en ingresos. De hecho, en Estados Unidos el juego ya ha superado en ingresos a Candy Crash o Clash of Clans, a pesar de que son juegos que llevan más tiempo en el mercado. Precisamente, Fortnite tardó sólo 90 días en obtener 100 millones de dólares en ingresos.

Los jugadores con su dinero compran V-bucks que es la moneda virtual del juego, con esta divisa digital los jugadores pueden intercambiarlas por, skins (apariencias), bailes de celebración o incluso misiones especiales que pueden costar hasta 20 dólares cada producto.

En sus orígenes el juego era de pago, pero cuando añadieron el modo gratuito Battle Royale, los usuarios y los ingresos comenzaron a crecer. “Desde el punto de vista de los ingresos, han hecho algo que es realmente único, que ha generado una percepción de exclusividad”, dijo Michael Pachter, analista de Wedbush Securities para Bloomberg. Muchos accesorios en la tienda Fortnite están disponibles de forma limitada, provocando que los jugadores compren antes de que los objetos codiciados desaparezcan de las estanterías virtuales. “Si ves a otro jugador con una piel de leopardo y vas a la tienda y ves que ya no está disponible, piensas, ¡Vaya!, tengo que estar más espabilado la próxima vez”.

Repsol no alcanza las expectativas por el alto coste de la producción de químicos

Repsol no ha conseguido alcanzar las estimaciones para el segundo trimestre, debido a que la mayor producción de petróleo no ha podido compensar los...

Según datos de Sensor Tower, los ingresos diarios de Fortnite alcanzaron un máximo histórico en dispositivos móviles el 13 de julio, ya que los usuarios de todo el mundo se gastaron aproximadamente 3 millones de dólares en el juego. La plataforma indica que  actualmente los jugadores de este Free to play han gastado más de 150 millones de dólares en la versión móvil de Fortnite, que superó el gasto total de 100 millones de dólares hace un mes.

 

De hecho, este videojuego está en cabeza en casi todas las categorías de la App Store: tanto en Estados Unidos como en España tiene el primer puesto dentro del ranking de aplicaciones gratuitas más descargadas, situandose por encima de aplicaciones como Spoity, Netflix y Facebook. Asimismo, Sensor Tower estima que cuando Fortnite llegue a Android la compañía ganará más de tres millones de dólares diarios.

EPIC PODRÍA ALCANZAR UN VALOR DE 14 MILLONES DE DÓLARES

“La valoración de Epic Games se ha disparado junto con el éxito de Fortnite “, dijo Timothy O’Shea, analista de Jefferies Financial para Bloomberg. El analista augura que la compañía desarrolladora de videojuegos podría llegar a valer 14 mil millones dólares, aunque los compradores potenciales exigirían un descuento debido a las dudas sobre si Fortnite podría sostener el crecimiento de los ingresos, señaló O’Shea.

Comentarios