Bankinter
Bajo la dirección de María Dolores Dancausa la política comercial de Bankinter ha dado varios quebraderos de cabeza.

Hace unos días el Juzgado de Primera Instancia número 96 de Madrid ha declarado nula la cláusula multidivisa inserta en un préstamo hipotecario que concedió hace más de una década Bankinter a un matrimonio.

Esta sentencia condena al banco a devolver casi 40.000 euros más intereses por “por error/dolo en el consentimiento, por contravenir normas imperativas y prohibitivas y la nulidad parcial por falta de transparencia del clausulado”. 

El magistrado destaca la “defectuosa” información facilitada por Bankinter, situación que podría ser un error puntual de no ser por la colección de condenas y multas que acumula el banco en los últimos meses. 

La cornada más destacada fue la multa que le impuso la Comisión Nacional del Mercado de Valores por valor de 4,1 millones de euros por colocar productos bancarios a clientes sin siquiera evaluar sus conocimientos en la materia. 

Esta infracción fue considerada por “muy grave” el órgano regular ya que la entidad financiera evitó realizar test de conveniencia o los hiciera de forma irregular antes de comercializar unos productos complejos.

Esta mala praxis es similar a otras realizadas por Bankinter, que en julio fue condenado a pagarle 400.000 euros a una señora de 87 años y con estudios primarios y a su hijo, que pretendían productos de bajo riesgo y se acabaron comprando “productos de alto riesgo destinados a personas con perfil especializado” pese a carecer de conocimientos financieros.

Bankinter no cumplió su obligación de ofrecer a sus clientes una información comprensible y adecuada a las características del producto y los riesgos, ni tampoco realizó a los clientes ni el test de conveniencia ni el test de idoneidad. 

OTROS ESCÁNDALOS DE BANKINTER

En 2014 Bankinter fue condenada a devolver 400.000 euros más intereses legales a la promotora toledana Aparicio Esteban SL por ” la colocación indebida de un clip o permuta financiera de alto riesgo” y por “no haber informado adecuadamente de en qué consiste este producto”, situación que produjo a la promotora la pérdida neta de 400.000 euros. Esta continuada falta de información a sus clientes se une a la opacidad de banco, situación que fue denunciada por Facua a finales del año pasado.

Bankinter
Publicidad de Bankinter en la que hablan de “confianza”. Foto: Blog de Bankinter.

En ese caso Bankinter duplicó cargos y retiradas en efectivo a sus clientes, pero su explicación pública brilló por su ausencia. Esta situación provocó que Facua considerara “lamentable la opacidad de Bankinter, que no ha emitido ningún comunicado sobre el caso. La asociación aconseja a todos los clientes de la entidad que revisen cada uno de sus movimientos bancarios en los últimos días y verifiquen que, de aparecer cargos o retiradas de efectivo duplicadas, son corregidas en las próximas horas”.

LAS PUERTAS GIRATORIAS DE BANKINTER

El fichaje como CEO de María Dolores Dancausa no ha hecho más que agravar la opacidad y política comercial agresiva de Bankinter. El banco, que siempre había presumido de independiente, tuvo un obsceno acercamiento al Partido Popular en los últimos años con algunos casos evidentes de puertas giratorias.

El más llamativo fue el fichaje en 2015 como secretaria de su consejo de Gloria Calvo, que hasta entonces era abogada del Estado jefe del Ministerio de Economía, a las órdenes de Luis de Guindos.

También hubo voces internas a las que les desagradó la defensa que realizó el año pasado María Dolores Dancausa de su hermana Concepción, ex delegada del Gobierno en Madrid y encausada por un fraude relacionado con Mercamadrid.

La CEO de Bankinter se mostró “profundamente orgullosa” de su hermana y la calificó como “una persona absolutamente íntegra y honrada” y con “una vocación de servicio enorme”. Lo más llamativo de sus declaraciones fue que afirmase que la corrupción, aun siendo relevante, no ponía “en cuestión la solidez del país”. 

Bankinter.
Vista noctura de una de las 445 oficinas de Bankinter.

No parece alarmarse María Dolores Dancausa ante la corrupción de la política española, quizás porque la ética en Bankinter no cotiza al alza. El caso más claro es que Valencia Plaza asegura que el banco se encuentra a la espera para fichar a los ex responsables de la Banca March en la ciudad del Turia, que habían sido relevados por sus problemas reputacionales. Ejem.

Protestaba hace unos días Dancausa contra Moncloa porque “la manera de recaudar más no es inventando nuevos impuestos”. La manera de recaudar más es vendiendo productos complejos a incautos, le faltó añadir…

Comentarios