viernes, 19 agosto 2022 10:25

La batalla por la IGP Jamón Serrano de España

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está planeando poner en funcionamiento una nueva IGP para el jamón serrano. En concreto, la IGP Jamón Serrano de España haría que todos los conjuntos de cualidades del jamón se unifiquen, lo que afectaría gravemente a las dos IGP nacionales que existen en la actualidad en nuestro país. Se trata de la IGP Jamón Trévelez (Granada) e IGP Jamón Serón (Almería).

La IGP Jamón Serrano de España tiene el objetivo de unificar todas las variedades de jamón serrano de nuestro país, que actualmente se diferencian según la zona geográfica de la que provienen, en una única variedad que abarque a toda España. Por tanto, se trataría de una única marca de jamón creada para unificar tdos en una misma categoría, cuando cada producto tiene distintos grados de calidad.

Mientras que el Gobierno y la patronal de la carne –la Asociación de Industrias de la Carne de España (ANICE)– defienden esta postura, hay voces opositoras sobre esta medida, ya que si se aprueba podría suponer un gran cambio y un precedente para el resto de IGP que existen en España de otros productos como el aceite de oliva virgen extra o el vino.

Además, según indican fuentes del sector, a pesar de que en un inicio la patronal de la carne catalana –la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC)– estaba de acuerdo con la creación de la IGP Jamón Serrano de España, tras un cambio en los acontecimientos ha decidido cambiar de opinión y apostar por una IGP propia.

EL CONFLICTO QUE PLANTEA LA IGP JAMÓN SERRANO

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la patronal de la carne nacional (ANICE) no cesan en su intento de establecer la IGP Jamón Serrano de España. Lo que nos sitúa en un terreno lleno de conflictos y de voces en contra y a favor, pero que, sin duda, principalmente, sería un agravio hacia las dos IGP que existen en la actualidad.

«Los sellos de calidad IGP están hechos para determinados territorios, un sello de IGP nacional que se realiza en la sierra con unas condiciones climáticas concretas, nunca va a ser alcanzado en calidad por un producto que se ha curado en cámaras frigoríficas a una temperatura controlada en otro lugar de España, como por ejemplo una zona de costa», han indicado a MERCA2 fuentes del sector.

«NO PUEDE INCLUIR EL MISMO SELLO DE IGP, UN JAMÓN CON SOLO 7 MESES DE CURACIÓN ARTIFICIAL, SUBIENDO Y BAJANDO LA TEMPERATURA EN FUNCIÓN DE LA NECESIDAD DEL MERCADO»

Además, en el pliego de condiciones de la IGP Jamón Serrano de España se reflejan las primeras contradicciones. «No se indican razas de cerdo ni se explica nada de los animales que se pueden utilizar, solo se indica cerdos sanos y bien alimentados. Como no marcan razas, esto va a permitir incluso traer la materia prima del exterior de países como Polonia, donde la materia prima es más barata. Lo que puede traer incluso la Peste Porcina Africana (PPA)», han expuesto fuentes del sector.

«Con la climatología de un lado de España a otro no se puede hacer un jamón con el sello de IGP. No puede incluir el mismo sello de IGP, un jamón con solo 7 meses de curación artificial, subiendo y bajando la temperatura en función de la necesidad del mercado. Mientras que las IGP actuales tienen 17 meses de curación», según han expuesto fuentes del sector.

DEGRADACIÓN FRENTE LA IGP DE EUROPA

Además, la posible aprobación de la IGP Jamón Serrano de España supondría un conflicto con respecto a los estándares de calidad de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) del resto de países de Europa.

«Con la IGP Jamón Serrano de España la IGP actual de nuestro país se degrada frente a las de Europa. Ya que, hay determinadas geográficas que no cumplen los estándares de calidad medioambiental necesarios para la fabricación del jamón serrano por condiciones demasiado frías o demasiado calurosas», han asegurado las mismas fuentes.

APROVECHAR LA REPUTACIÓN DE OTROS

Asimismo, la IGP Jamón Serrano de España se beneficiaría de la reputación que ya han cultivado las dos IGP que tiene nuestro país.

«La reputación la han conseguido tres o cuatro zonas de España y ahora se la vamos a regalar a fabricantes de toda España, cuando presentarían unas condiciones de elaboración pésimas”, han explicado los expertos consultados.

Los productores ya lamentaban meses atrás que la Administración, «una vez más, haga oídos sordos a todas las oposiciones presentadas», «beneficiando a las grandes empresas cárnicas y perjudicando a las figuras de calidad diferenciada y a los pequeños productores». Mientras que otras voces indican que si se llegara a aprobar la IGP Jamón Serrano de España, «el resto del mundo nos va a comprar un jamón diferenciado con IGP, cuando realmente la calidad va ser pésima».

LA GENERALITAT SE DESMARCA DE LA IGP JAMÓN SERRANO

La Generalitat de Cataluña ha dado luz verde a la aprobación de la IGP Pernil Cerretà, una Indicación Geográfica Protegida propia que desvincularía al jamón serrano catalán de la polémica IGP Jamón Serrano de España y la equipararía a la de IGP Jamón Trévelez (Granada) y Jamón Serón (Almería).

Según indican fuentes del sector, «en un principio, la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC) sí aprobaba la creación de la IGP Jamón Serrano de España, hasta que surgió la posibilidad de una IGP propia».

La IGP Pernil de Cerretà, que todavía es un proyecto, primero tendrá que pasar por Europa.

«La nueva IGP de Jamón de Cerretà ya está aprobada por la Generalitat, por lo que ahora pasará al Ministerio de Agricultura, y después se enviaría a Bruselas para que la Comisión Europea lo apruebe o lo rechace».

Por otro lado, la IGP Jamón Serrano de España, por el momento, sigue en pie. Aunque, desde el sector se ha pedido a la Asociación Española de Denominaciones de Origen que defienda los derechos de sus asociados. «Hace seis meses sabían de la IGP Jamón Serrano de España y que la única forma de pararlo era con un recurso de alzada porque esta IGP nacional se podría trasladar a otros sectores como el vino o el aceite de oliva. Sin embargo, los representantes de Origen España presentaron el recurso cinco días fuera de fecha y no se pudo tramitar», han indicado fuentes conocedoras de la situación a M2.

En resumen, la aprobación de la IGP Jamón Serrano de España para una gama muy variada de calidades contribuiría a rebajar la imagen de los de más alta calidad y a elevar artificialmente a los de una calidad menor.


- Publicidad -