miércoles, 17 agosto 2022 18:18

Nazzi no convence y diezma a los accionistas de Almirall en 18 meses

Almirall no levanta cabeza desde que anunció el cambio en la cúpula. Las presentaciones de resultados se indigestan a la farmacéutica catalana en este año. La llegada de Gianfranco Nazzi, consejero delegado, en febrero del pasado año iba a ser un relevo continuista y con la misión de hacer crecer a la compañía en el cerrado y competitivo mercado estadounidense.

Desde sus primeros resultados, la cotizada se ha desplomado un 30% en Bolsa, cerca de 831 millones de euros, y ha perdido su posición en el Ibex 35. En la jornada de este lunes, la caída ha llegado a superar el 4%, hasta niveles inferiores a los 9,8 euros, frente a los 14,3 euros que llegó a tener entre mayo y junio de 2021.

El plan de Nazzi no ha convencido ni a los analistas ni al mercado tras obtener un beneficio de 27,3 millones de euros entre enero y junio frente a los números rojos de 42,87 millones del mismo periodo del año anterior. Los fondos propios de la compañía, además, se han deteriorado casi un 3%, hasta los 1.273,8 millones, un 29% inferior a la valoración en el mercado. El patrimonio neto cede casi un 2%, hasta los 2.280 millones de euros, frente a los más de 2.320 millones que registraba un año antes.

De esta forma, Almirall continúa en números rojos por segundo primer semestre consecutivo, mientras la deuda se mantiene prácticamente invariable, con 425 millones de euros de saldo vivo, si bien la financiera alcanza los 358,59 millones de euros, un 1,3% menor a la registrada entre enero y junio del pasado 2021.

EE UU Y ALMIRALL, UNA RELACIÓN NEGATIVA CON NAZZI

Asimismo, las deudas asociadas con empresas del grupo suben con fuerza, hasta los 459,45 millones de euros, un 9,4% más en apenas un año. La deuda neta, según los datos, alcanza los 194 millones de euros, con un apalancamiento bajo. La ratio entre su deuda financiera neta y el Ebitda es de 0,9 veces.

Los resultados en Estados Unidos continúan sin mostrar un comportamiento acorde a lo esperado

Los resultados en Estados Unidos continúan sin mostrar un comportamiento acorde a lo esperado. Según ha expuesto la compañía a los analistas, las ventas en la primera potencia mundial han caído un 25,4%, hasta los 33,7 millones de euros.

Seysara, su medicamento estrella y derivado de la tetraciclina, indicado para el tratamiento de las lesiones inflamatorias del acné vulgaris no nodular de moderado a grave, no logra retener las ventas. En los primeros seis meses del año, la comercialización se reduce en un 14,2%, hasta los 10,4 millones de euros. Desde finales de junio de 2021, la compañía ha obtenido el permiso de la FDA -la agencia del medicamento estadounidense- para producir este fármaco en Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Almirall

Pese a la caída, Seysara se mantiene como el principal activo de Almirall en el país, al reportar el 30% del total de ventas. Estados Unidos tiene un peso del 16% en el total de las ventas de Dermatología, el principal negocio de Almirall.

ALMIRALL MEJORA EN EUROPA, PERO SÓLO POR ILUMETRI

El resto de medicamentos, como Azelex, Tazorac, Cordran Tape y Aczone, han registrado caídas en las ventas de entre el 10% y el 67,8%. Tan sólo se libra Klisyri, un medicamento que entró en el mercado americano en marzo de 2021, cuyas ventas han subido en un 75%, hasta un total de 2,2 millones.

La mala perspectiva en Estados Unidos contrasta con la mejoría en el mercado europeo. Ilumetri, indicado para la psoriasis en placas, se alza con la primera posición en ingresos, con un fuerte incremento del 57,8%, hasta los 57,6 millones de euros. No obstante, el resto de medicamentos registra crecimientos inferiores a los dos dígitos, como Decoderm, Skilarence y Solaraze. Las ventas de Ciclopoli franchise, por su parte, caen en un 2,9%, hasta los 28,9 millones de euros.

Ilumetri, un biológico anti-IL-23 para la psoriasis en placas de moderada a grave, se ha mostrado así como uno de los motores de Almirall, apoyado especialmente por su lanzamiento en nuevos países. “El producto continúa, de esta forma, su trayectoria de crecimiento en Europa. En el mercado alemán, por ejemplo, la clase anti-IL23 ocupa una posición líder en el mercado de nuevos pacientes”, ha apuntado la compañía.

ALMIRALL SE COME UN 15% DE LIQUIDEZ CON LA INFLACIÓN

En otro orden de cosas, Almirall está comiéndose la liquidez a pasos agigantados en un contexto de inflación galopante. La posición de efectivo a cierre de junio era de 176,49 millones de euros frente a los más de 203 millones registrados un año antes. La caída es superior al 15%, según los datos ofrecidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La compañía, no obstante, muestra un flujo de caja operativo de 56 millones de euros durante el primer semestre. Con esta liquidez, la empresa abre la puerta a explorar oportunidades de crecimiento inorgánico.

Almirall, por otro lado, sí ha sacado pecho por el resultado de sus ventas netas core, que excluye la contribución de AstraZeneca, tanto ingresos diferidos y otros ingresos. Cabe recordar, que a partir de 2022, no hay diferencia entre Ventas Netas Básicas y Ventas Netas ya que no se registran ingresos diferidos adicionales de AstraZeneca.

AUMENTO DE VENTAS SIN TENER EN CUENTA ASTRAZENECA

Esta facturación se incrementa en un 5,1%, hasta un total de 436,6 millones de euros en el primer semestre. Este crecimiento no ha podido hacer frente al aumento de los gastos, en un 9%, que han tenido una repercusión negativa en el Ebitda, con un descenso del 21,2%, hasta los 107,6 millones. Según la compañía, el descenso se debe a las “desinversiones de productos del año anterior y la finalización de los ingresos diferidos de AstraZeneca“.

Los gastos generales y de administración se han disparado en ese 9%, hasta los 210,1 millones de euros debido a “la contribución a los recientes lanzamientos y la inversión en I+D”. Ésta fue de 44,9 millones de euros, un 46,1% más respecto al pasado año y han alcanzado el 10,3% de las ventas netas core. Las depreciaciones fueron de 59,4 millones de euros.

REITERA PREVISIONES PARA 2022

Con estos datos, Almirall ha reiterado ante los analistas sus previsiones para 2022. De esta forma, espera crecer un dígito medio en las ventas netas core para el conjunto del año, en la línea del primer trimestre, y un Ebitda total de entre 190 y 210 millones.

Wynzora, una crema acuosa elaborada a partir de la combinación fija de calcipotriol y diproprionato de betametasona, ha ganado cuota de mercado en Alemania y España, hasta el 7% y el 6%, respectivamente. Desde su lanzamiento se han vendido un total de 49.000 unidades, llegando a más de 17.000 pacientes. Está previsto que el tratamiento se lance en Austria, Suecia e Italia en los próximos trimestres.

Por último, el Consejo de Administración ha aceptado la dimisión de José Juan Pinto como secretario no consejero de la entidad. El cambio se producirá el próximo 1 de septiembre. El sustituto designado es Daniel Ripley.


- Publicidad -