jueves, 7 julio 2022 9:49

5 consejos para el correcto mantenimiento a tu lavadora

Algunos problemas técnicos que surgen en las lavadoras podrían evitarse con un mantenimiento preventivo. Este electrodoméstico nos ofrece muchas ventajas y, en la mayoría de las ocasiones, nos damos cuenta de su utilidad cuando sufre una avería o su rendimiento es inferior.

Hay una serie de trucos que permitirán que la lavadora se conserve en buen estado y tenga una vida útil más larga. Hacer revisiones periódicas, limpiar el filtro o comprar un detergente de calidad son solo algunas de las acciones para lograrlo. Además, unos cuidados básicos garantizan mayor ahorro energético y económico.

Recomendaciones para mantener en buen estado la lavadora

Independientemente del modelo y tamaño de la lavadora podemos ahorrarnos bastante dinero en averías con un buen mantenimiento. Para empezar, lo más conveniente es que un técnico haga una revisión a fondo una vez al año. También, podemos seguir una serie de consejos que nos ayudarán a conservarla bien durante más tiempo.

Las averías más comunes ocurren en el motor, el rodamiento, la goma de la puerta, los amortiguadores o la obra del desagüe. El coste aproximado puede estar entre los 280 y 100 euros, sin embargo, para evitarlas, lo mejor es tener en cuenta estas recomendaciones.

Comprobar la instalación

Es fundamental comprobar si este electrodoméstico está bien instalado o nivelado. Esto evitará que vibre más de lo necesario durante el ciclo de centrifugado. También, hay que asegurarse de que no haya fugas de agua, porque no todos los modelos tienen un sistema de seguridad para evitarlas.

Limpiar los filtros

Un filtro obstruido puede perjudicar en gran medida a la lavadora, ya que afectaría al drenaje. Por lo que se recomienda la limpieza de los filtros de malla y desechos para evitar posibles atascos. Estas piezas cumplen un papel muy importante, porque bloquean aquellas partículas que no deberían llegar a la bomba.

Limpiar la goma de la puerta

Después del lavado se aconseja secar el tambor y ventilar esta zona para evitar la formación de moho. Además, hay que limpiar la goma de la puerta con una solución de agua y vinagre. En muchas ocasiones, el uso de bastoncillos sería una opción útil para acceder a las zonas más difíciles y retirar cualquier resto de cabello o tejido que encontremos.

Mantenimiento del cajón de detergente

La limpieza de esta parte del electrodoméstico es una acción que requiere de poco tiempo y nos evitará ciertos imprevistos. Bastaría con limpiarlo con agua y jabón para arrastrar los restos de suciedad más difíciles. La acumulación de jabón o suavizante podría generar fugas en el cajón.

No dejar la ropa húmeda en la lavadora

Para finalizar, también nos gustaría hacer hincapié en la necesidad de retirar la ropa del tambor cuando finaliza el ciclo de lavado. Esto evitaría la acumulación innecesaria de humedad en esta zona y los malos olores que genera el moho.

En conclusión, un correcto mantenimiento de la lavadora ayudará a que esta máquina funcione con normalidad. En muchos casos, gran parte de las averías se pueden evitar con una buena limpieza y una revisión anual por parte de un técnico.


- Publicidad -