miércoles, 7 diciembre 2022 0:33

Pandora se aferra a ‘Phoenix’ para superar a Cartier y Tiffany

Parece que el plan de crecimiento que implantó Pandora está dando sus frutos. La empresa especializada en joyas ha cerrado su cuarto trimestre superando expectativas. La compañía danesa ha pulverizado récord con unas ventas que han alcanzado los 1.200 millones de euros.

Los analistas habían calculado que Pandora ganaría en este periodo de tiempo alrededor de las 8.400 coronas danesas. Sin embargo, el mayor fabricante de joyas del mundo por capacidad de producción ha conseguido superarse cosechando unas ventas de 9.000 coronas, lo que supone a un incremento interanual del 10% y del 15% respecto al mismo periodo de 2019.

Hasta el próximo 9 de febrero no podremos conocer los resultados completos de este último trimestre, ya que Pandora solo ha hecho este pequeño adelanto. Hay que tener en cuenta que la compañía está viviendo un momento complicado, como el resto del sector de distribución, a causa de la pandemia. «La reciente escalada de casos de Covid-19 continúa causando incertidumbre alrededor de nuestro rendimiento en 2022», explica la empresa.

Estos beneficios son los resultados del plan de crecimiento que puso en marcha Pandora el pasado mes de mayo. Este proyecto, denominado ‘Phoenix’, pretende catapultar a la compañía a lo más alto del sector de la joyería a nivel mundial. Este plan nace con la intención de captar nuevos clientes, centrándose especialmente en los más jóvenes, y continuar la senda de crecimiento que tenían hace unos años y que se ha ido diluyendo hasta casi sepultarse al comienzo de la pandemia.

Pandora espera volver a resituar la marca a nivel mundial gracias a su plan ‘Phoenix’

OBJETIVOS DEL PLAN

‘Phoenix’ nacía con la intención de sustituir al anterior plan, ‘Programme NOW’ que Pandora lanzó en 2018. Con este antiguo proyecto de crecimiento, la empresa danesa esperaba reforzar la relevancia de la marca, optimizar costes y mejorar las operaciones en toda la empresa. Sin embargo, estas intenciones se quedaron por el camino. «Durante un par de años no hicimos lo suficiente para seguir siendo relevantes, dando como resultado una pérdida de parte de nuestro atractivo».

La empresa quería renacer de sus cenizas, como la mítica ave. Además, tal y como explica la compañía, el proyecto «se centra en las grandes oportunidades de crecimiento en el negocio principal de Pandora.  Más a largo plazo, la empresa también ve oportunidades de ampliar capacidades de fabricación, la red de distribución mundial y entrar en nuevas categorías, incluyendo fusiones y adquisiciones».

Pandora espera aumentar su producción un 60% de cara a 2023. Esto quiere decir que fabricarán unos 80 millones de piezas de joyería anuales. Para cumplir con este objetivo, la empresa invertirá 134,5 millones de euros. Además, la compañía instalará una nueva planta en Vietnam y aumentará la capacidad de la ya existente en Tailandia para que fabrique veinte millones de piezas anuales.

Pandora espera seguir estando en el centro y potenciar su deseabilidad para atraer a nuevos usuarios. En concreto, además de a la población más madura, la empresa espera cautivar a los ‘millennials’. Para lograr este objetivo, la marca con los ‘charms’ más famosos del mercado tiene una jugada maestra: potenciar la venta online.

En el sector de la joyería aún no está muy integrado el ‘ecommerce’. Es por eso que la danesa quiso aceptar ese reto. Para conseguir impulsar su canal online, Pandora modificó su web para hacerla más atractiva y fácil de usar para los usuarios. Parece que ha logrado su objetivo. La compañía ha pasado de lograr 130 millones de euros de ventas online a 740 millones en 2020.

PANDORA BUSCA SER LA MÁS RELEVANTE DEL MUNDO

Sin embargo, los planes de Pandora van mucho más allá. La compañía considera que aún no ha tocado techo y quiere crecer mucho más. Su objetivo es claro: ser la empresa de joyas más importante y relevante del mundo. Actualmente, se encuentra en el Top10, por detrás de Cartier y Tiffany. Ahora, su propósito es superarlas.

Para ello, tiene claro en que mercados deben centrarse: Estados Unidos y China. El crecimiento en estos mercados es uno de los puntos clave del plan ‘Phoenix’. La empresa ha justificado esta decisión afirmando que ambos países «copan más del 50% del mercado mundial de la joyería, y seguirán aumentando su importancia».

Por el momento, sus ventas en Estados Unidos van viento en popa. Viendo los datos del segundo trimestre de la empresa joyera en el país, sus ventas se han duplicado respecto a 2020 y se incrementaron un 63% en comparación con el mismo período de 2019. Sin embargo, la situación en China no es tan favorable. La evolución de sus resultados es negativa. Algo que Pandora justifica diciendo que «los resultados están en línea con las expectativas, y el país continúa siendo una prioridad». Para la empresa, los pasos significativos para reposicionar la marca en China se dieron durante la segunda mitad de 2021, lo que implica que hasta bien entrado 2022 no veremos resultados.


- Publicidad -