Wallapop

Cada vez son más los españoles que recurren a internet para deshacerse de los regalos de Reyes que nos les han gustado nada. Melchor, Gaspar y Baltasar no siempre aciertan. Revender los regalos a través de portales como Wallapop, eBay, Vibbo, Milanuncios y Amazon o subastas online están a la orden del día. Lo que no saben muchos es que este tipo de transacciones están gravadas por un impuesto.

Se trata del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este tributo autonómico grava las transmisiones de patrimonio o de bienes entre particulares, como por ejemplo la venta de un vehículo entre particulares o la de un terreno, solar o finca. Por lo que las transacciones en la red también entran dentro de este supuesto, tal y como recordó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hace dos meses.

Es decir, este impuesto no es nuevo. De hecho, existe desde 1993, el problema es que solo se aplica en transacciones que suponen elevadas cifras como la venta de una casa, o en aquellas que quedan registradas, como el traspaso entre particulares de un vehículo.

Son las comunidades autónomas las que recaudan este impuesto, que es, en la mayoría, del 4%, salvo Para bienes en Castilla y León que es el 5%; en Canarias el 5,5%; en Castilla la Mancha y Extremadura el 6% y en Galicia el 8%, tal y como explica el presidente del sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), Carlos Cruzado.

“Nadie las declara en compras tan pequeñas, pues el 4% solo suponen unos céntimos”, indica Cruzado, quien recuerda que el comprador tendría que acudir a la administración de Hacienda de su comunidad autónoma, rellenar el Modelo 600 y pagar dicho tributo. Un simple procedimiento que los usuarios de la red desconocen.

¿Es rentable?

Para la Agencia Tributaria no es rentable perseguir este tipo de hecho. El coste del procedimiento sería muy superior a la cantidad que se recaudaría finalmente. Además, no existe una obligación de dar información por parte de las plataformas como Wallapop.

“Al contrario que Airbnb que tiene que informar, en Wallapop por ejemplo no hay obligación”, explica el presidente de Gestha, a no ser que Hacienda lo requiera. “No se puede controlar, son como tablones de anuncios”, asegura. Wallapop, eBay o Milanuncios son simplemente intermediarios entre vendedor y comprador. No tienen obligación fiscal al respecto.

herencias

El lucrativo negocio de ser un chivato de herencias

No todos los españoles hacen testamento. Y no todos los que heredan aceptan las herencias. O simplemente no siempre se encuentra a los herederos....

Caso distinto es el de las plataformas de alquiler turístico. Desde el pasado 1 de enero, Airbnb, HomeAway, Wimdu o Niumba están obligadas a entregar a Hacienda información sobre propietarios e inquilinos.

Y de cara al consumidor, ocurriría exactamente lo mismo. No es rentable. La mayoría de estas transacciones no llegan a los 100 euros. De hecho, si ponemos como ejemplo la venta online de un libro por valor de 10 euros entre particulares, el comprador tendría que declarar 0,4 euros por este impuesto. Desde luego no le renta en tiempo ni en recursos para llegar realizar los trámites en Hacienda.

Por ello, desde Gestha proponen que se establezca un mínimo exento. “Proponemos un mínimo que sea superior al coste de gestión tanto para el contribuyente como para sea rentable que Hacienda investigue estos casos”, reclama Cruzado.

Así que revender los regalos de Reyes está gravado por el ITP, pero si nadie lo paga no ocurrirá nada. Al menos de momento. Aunque no se descarta que el Gobierno encuentre otras fórmulas para sacar tajada de las transacciones en plataformas como Wallapop, eBay, Vibbo, Amazon, Milanuncios o webs de subastas online.

Comentarios