Acaba de echar a andar, y ya ha puesto en guardia a buena parte de los posibles afectados por la fusión planteada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Los minoritarios de Bankia -ya que BMN no tiene- exigen que el proceso se haga con completa transparencia. No les gustaría que se repitan episodios anteriores en las fusiones de cajas, de los que ahora mismo estamos viendo sus consecuencias. Y como ejemplo, desde algunas asociaciones, ponen lo acontecido con el SIP de Bankia.

“Espero que hayan tomado buena nota y hagan las cosas con transparencia y objetividad para no perjudicar a los minoritarios”, confiesa a Merca2 Óscar Arredondo, de la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC). A su juicio todavía es pronto para saber qué ocurrirá, pero desde luego “estamos convencidos de que el proceso será más beneficios para BMN que para Bankia“, y confiamos en que se adopten las “medidas necesarias para que el precio objetivo de la compra se ajuste y no se pierda valor para el pequeño inversor”.

Los sindicatos denuncian presiones en BMN para cumplir con objetivos anuales antes del primer trimestre

Un sentimiento similar al que comparten desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), quienes han pedido a Economía y al FROB que velen porque el precio que se pague por BMN se ajusta al del mercado. Tarea, desde luego, parece que van a tener, ya que hay algunos sindicatos de Banco Mare Nostrum que denuncian presiones desde el Consejo que preside Carlos Egea. En concreto, las advertencias llegan desde el Sindicato de Empleados del Sector Financiero (SESFI) quien denuncia “presiones” sobre los trabajadores para que cumplan con los objetivos de todo el año antes de que acabe el mes.

Al parecer, y según este sindicato, habría instrucciones para hacer ese esfuerzo porque  “para los despidos por la fusión se van a tener en cuenta los datos del primer trimestre”. Algo que pare los trabajadores supone “una locura y una mentira con la que buscan obtener una foto finish favorable para salvar sus sillones”, sentencian. De hecho, muestran su hartazgo sobre la presión que se pone en los trabajadores “que han sufrido en ambas entidades fuertes sacrificios materializados en importantes reducciones de personal, acompañadas de pérdidas de derechos laborales”, afirman desde UGT.

De hecho, es probable que los mayores ajustes se produzcan en la zona de la Comunidad Valenciana, ya que en el resto Bankia y BMN son entidades bastante complementarias. Quizá también se puedan producir ajustes en los servicios centrales. Así que los representantes de los trabajadores ya avisan de que estarán “vigilantes” para evitar medias traumáticas “y de pérdida de los derechos laborales de los trabajadores”, sentencian los representantes de los trabajadores.

Una fusión que acaba de empezar a andar, y ante la que los distintos actores implicados van tomando posiciones. Sin embargo, el proceso será largo. Tras el visto bueno del FROB, ahora corresponde a los consejos de administración avanzar en la integración y analizar la auténtica viabilidad de la fusión. Ahora bien, aunque desde el Gobierno insisten en que es la única manera de dar valor a las dos entidades, no todo el mundo coincide en ese diagnóstico. En Merca2 ya hemos contado cómo algunos economistas creen que “no habrá más valor para los accionistas”, y que la suma de estos dos bancos “no traerá nada bueno”. Tan solo, como ha dicho en Merca2 el economista, Javier Santacruz, “una banca pública que terminará en manos privadas “a un precio irrisorio”.

Moody’s no lo ve claro

Tampoco termina de ver clara la jugada Moody’s. La agencia de calificación ve “riesgos limitados” en una operación que puede poner en jaque la recuperación de Bankia. “Todo dependerá de los términos de la transacción”, sentencia. Sin embargo, recuerda que “las exposiciones problemáticas de BMN, definidas en préstamos improductivos y activos inmobiliarios, se mantienen altas y exceden significativamente a las de Bankia“. Así que su opinión sobre BMN “es débil”, no sólo por los aspectos hipotecarios; también por el alto nivel de impuestos diferidos que tiene y por su elevada exposición a la deuda pública de nuestro país.

Comentarios