Sabadell pone guapa a Solvia antes de venderla
Imagen de una de las tiendas de Solvia.

Es una de las noticias más esperadas de este primer semestre del año 2019. Medio sector inmobiliario anda detrás de la compra de Solvia (promotora). Fondos, socimis, promotoras… todos los ‘players’ quieren los suelos del Sabadell. Por el momento, Solvia Servicios Inmobiliarios -el otro brazo del ladrillo de la entidad que fue vendida en diciembre a Intrum por 300 millones- se pone guapa y aumenta el atractivo de su ‘hermana mayor’ que es la promotora que tiene los suelos.

Solvia ha puesto en marcha Mi Solvia!, un espacio personal que permite al cliente propietario consultar online los avances que realiza el asesor personal en el proceso de venta de su vivienda y comunicarse con él. Un nuevo servicio que convierte a Solvia en la primera inmobiliaria en ofrecer una propuesta omnicanal integrada a sus clientes, que combina servicios on y off line.

El director de Comercialización y Marketing de Solvia, Josep Manel Ventosa, ha precisado que “se trata de una solución innovadora que introduce el canal online en la relación con el cliente propietario sin renunciar al acompañamiento físico de un asesor personal, un profesional que ofrece la tranquilidad y seguridad de que las cosas se están haciendo bien”.

Sabadell pone guapa a Solvia antes de venderla

Sabadell no tiene (aún) comprador para los suelos de Solvia

Es un secreto a voces que todo el sector está como loco por hacerse con Solvia Desarrollos Inmobiliarios. Pero la única verdad es que...

En concreto, Mi Solvia! es un espacio privado integrado en Solvia.es que proporciona información detallada sobre la valoración del inmueble, el precio acordado de venta, visitas a su anuncio, visitas a la vivienda y ofertas recibidas. Además, permite al cliente gestionar preferencias, como el horario más adecuado para enseñar la vivienda, y comunicarse con su asesor personal a cualquier hora, a través de un sistema de mensajería directa.

Por otro lado, en el momento en que se establece la fecha para la firma de la escritura de compraventa, el cliente encontrará información práctica sobre la fecha, hora y dirección de la notaría, así como el detalle de la documentación requerida y datos del asesor que le acompañará.

“El propietario puede conocer de forma cómoda, a cualquier hora y desde cualquier lugar, qué está haciendo Solvia y qué va a requerir por su parte. No tiene que preocuparse, solo dejarse guiar a lo largo del proceso de venta, con información actualizada de lo que está pasando y la tranquilidad de que cuenta con el asesoramiento presencial de nuestros profesionales”, ha subrayado el directivo.

Mi Solvia! es un paso más en el compromiso de la compañía con la transparencia y la innovación, ejes clave a la hora de ofrecer un servicio profesional diferencial en la intermediación inmobiliaria entre particulares, que sitúa al cliente en el centro del proceso. “Entendemos sus necesidades e intentamos responderlas”, ha indicado el director de Comercialización y Marketing. Los clientes pueden acceder a este espacio personal todos los clientes particulares que vendan su vivienda en exclusiva con Solvia a partir de este pasado lunes.

En paralelo a esta modernización de la promotora, Sabadell continúa con su proceso de venta de la promotora. La entidad busca liquidez y deshacerse de los estos suelos ‘prime’ es su mejor opción. A comienzos de febrero, el banco admitió a MERCA2 haber recibido llamadas de Morgan Stanley, Lone Star, Goldman Sachs o Cerberus para interesarse por sus terrenos finalistas.

¿El precio de salida? 1.300 millones, según la tasación de Savills Aguirre Newman. “Estarán todos: fondos, constructoras, promotoras…”, afirman desde la entidad catalana. Lo cierto es que el Sabadell pretendía cerrar la venta antes de abril, pero a falta de unos días para que se termine el mes, todo parece indicar que no será así.

En este complicado escenario para levantar viviendas de obra nueva aparece al rescate Solvia como solución a los problemas de estas compañías. La rama inmobiliaria del Sabadell puede presumir de tener en cartera de 300 suelos finalistas -sí, finalistas- valorados en 1.300 millones de euros. Aunque esta no tiene porqué ser la cifra de venta, puede ser menor o incluso mayor debido a la gran competencia que existe por hacerse con estos terrenos. “Hay mucho apetito”, señalan fuentes del propio banco.