Ryanair
Simon Dawson/Bloomberg

“En cualquier momento se espera una huelga de Ryanair”. Ese es el órdago que ha lanzado el sindicato alemán de pilotos Vereinigung Cockpit a la aerolínea. Estos se suman a la los paros confirmados de los pilotos italianos e irlandeses para los días 15 y 20 de diciembre, respectivamente. Y mientras Ryanair tira balones fuera y culpa a Aer Lingus de una situación que puede provocar de nuevo el caos en la aerolínea.

El conflicto de Ryanair y sus pilotos se extiende por media Europa. Ya no se trata de una falta de planificación en las vacaciones de estos. Sino que ahora se levantan en pie de guerra contra las condiciones laborales de la aerolínea. Y lo peor es que comienzan a agruparse. El efecto dominó o contagio corre como la pólvora de un país a otro. Primero Italia, luego Irlanda y ahora Alemania.

Los pilotos en Alemania están buscando una fecha para convocar los paros. “Le damos a Ryanair una última oportunidad para evitar huelgas en Alemania. Tenemos la voluntad de negociar las condiciones de empleo y remuneración”, según explica el sindicato en un comunicado. La respuesta de Ryanair es una negativa a negociar, asegura a Merca2 el portavoz del sindicato alemán, James Phillips. El colectivo agrupa a entre 370 y 415 pilotos de Ryanair. Para esta aún no hay una fecha concreta. Lo único seguro es que entre el 23 y el 26 de diciembre no se llevará a cabo. En Alemania, al menos, salva los días centrales de la Navidad.

Si en el país germano lo tienen claro, en Irlanda la situación no es menos complicada para Ryanair. El sindicato de pilotos Irish Air Line Pilots’ Association (Ialpa) ha convocado una huelga de 24 horas el próximo 20 de diciembre.

Ryanair culpa directamente a los pilotos de Aer Lingus. La huelga “trata sobre el reconocimiento sindical del sindicato de pilotos de Aer Lingus Ialpa y no sobre el salario y las condiciones de los pilotos de Ryanair en Dublín, que ganan entre 150.00 y 190.000 euros anuales trabajando con un roster de cuatro días libres por cada cinco trabajado”.

No obstante,  la compañía está convencida de que “este hecho se limitará a un pequeño número de pilotos que están preparando su dimisión y pronto dejarán la compañía”. Además lanza una amenaza: los pilotos de Dublín que secunden la huelga “incumplirán el acuerdo firmado con la base de pilotos de la ciudad irlandesa y perderán todos los beneficios acordados”.

El Prat

La aerolíneas tradicionales se independizan de El Prat

Air France y Aerolíneas Argentinas se van de Barcelona, pero no por el conflicto independentista. En los cielos las aerolíneas no entienden de cuestiones...

En una reciente votación, el 95% del personal apoyó la convocatoria de una huelga antes que aceptar las propuestas hechas por la administración para mejorar los términos de empleo. Sin embargo, Ryanair asegura que menos del 28% de los pilotos de la aerolínea en Dublín (de entre más de 300) han votado a favor de llevar a cabo una acción sindical.

Además, la situación entre el sindicato y Ryanair no parece que vaya a tener un feliz final. La low cost reconoce que sus pilotos “son libres” de secundar la huelga, tanto como lo es Ryanair de “decidir no interactuar con los sindicatos”.

Huelga de Ryanair en Italia

Los únicos que sí han puesto una fecha para convocar una huelga son los pilotos italianos. Estos la han convocado para el 15 de diciembre durante cuatro horas, tras cancelar la del pasado 10 de noviembre. Y en este caso, Ryanair culpa a otra compañía, Alitalia.

“Esta es la sexta vez que FIT-CISL o ANPAC (sindicatos aéreos italianos) anuncian huelgas de pilotos de Ryanair, y luego acaban posponiéndolas o cancelándolas. Esperamos que esta última amenaza de huelga también se posponga o cancele, ya que tanto FIT-CISL como ANPAC son sindicatos de Alitalia sin ningún tipo de rol en Ryanair”, denuncia la compañía.

Los empleados también han formado consejos laborales locales en España, Suecia, Portugal y Países Bajos. El entramado laboral de Ryanair es complicado. Hay empleados que son de agencias y otros son fijos en plantilla, además de los distintos hubs a los que pertenecen. “Ryanair tiene pilotos con base en muchos países y solo una unión nacional puede representar a los pilotos en su propio país: VC en Alemania, IALPA en Irlanda o Sepla en España. Esto hace que toda la situación sea una pesadilla legal y de coordinación”, reconoce Phillips.

Así, los pilotos de Ryanair se sindicalizan y comienzan agruparse en media Europa. Una situación que se le puede escapar de las manos a Ryanair. Pero la compañía no parece llegarse a creer que las huelgas se hagan realidad, ni tampoco quiere negociar la situación laboral de sus pilotos. Esta llegó a ofrecer a sus pilotos una subida salarial del 20%, especialmente tras la huida de muchos a Norwegian y la cancelación de miles de vuelos. Quizás en Navidades vuelva a repetirse una situación parecida si finalmente los colectivos sindicales se movilizan.

Comentarios