Oro

El oro está ganando terreno a finales de 2018 debido a que la turbulencia de las bolsas mundiales, el cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos y las preocupaciones sobre las perspectivas para el próximo año están impulsando la demanda, lo que ha elevado los precios a los niveles más altos en seis meses.

Los lingotes llegaron a avanzar un 0,4% el miércoles, ampliando la ganancia de la semana pasada, y encaminándose al mayor avance mensual desde enero de 2017. Las gestoras de carteras muestran el mayor nivel de optimismo sobre el precio del metal amarillo en medio año.

El metal se está beneficiando de la venta masiva que afecta las acciones mundiales después de la caída de la bolsa estadounidense el lunes, seguidas de pérdidas en Asia el día de Navidad. Los inversores se están alejando del riesgo en medio de nuevas señales de disfunción en Washington, con múltiples fuentes de preocupación, como el enfrentamiento del presidente Donald Trump con la Reserva Federal, el punto muerto sobre el presupuesto y el impacto de la renuncia del secretario de Defensa, James Mattis.

“En general, el movimiento más reciente del oro debe ser un recordatorio para los inversores de que el oro en cualquier forma ha de ser parte esencial de cualquier estrategia de inversión a largo plazo, ya que nuevamente el metal amarillo ha mostrado su peso cuando los mercados se vuelven turbulentos”, ha declarado a Bloomberg Stephen Innes, director de negociación de Asia Pacífico en Oanda Corp.

Con la caída de los futuros de acciones estadounidenses, el oro avanzó hasta un 0,4% a 1.273,02 dólares (1.117,86 euros) la onza, el precio más alto desde junio, y se cotizaba 1.272,95 dólares (1.117,81 euros) a las 11:27 am en Singapur, según precios genéricos de Bloomberg. El metal amarillo ha subido un 4,3% en lo que va de mes, tras ganancias menores en octubre y noviembre.

Oro

ALZAS EN LOS FONDOS VINCULADOS AL ORO

Las participaciones en fondos negociados en bolsa respaldados por oro se han disparado a medida que caían las bolsas, y los inversores valoraban las expectativas de un menor aumento de la tasa de interés de Estados Unidos en 2019. Alcanzaron 2.187,2 toneladas el 25 de diciembre, un aumento de más de 100 toneladas desde mediados de octubre.

“En esta temporada navideña, hay una gran volatilidad en las acciones estadounidenses y el Nikkei se hundió en un mercado bajista técnico“, ha explicado Xu Wenyu de Huatai Futures Co. “El cierre del Gobierno de Estados Unidos se ha sumado a la lista de preocupaciones del mercado”, ha incidido.

Nueve de 15 departamentos federales y numerosas agencias cerraron el sábado después de que Trump se negase a firmar una factura de gastos que no incluía dinero para un muro a lo largo de la frontera sur del país. El Congreso dejó Washington hasta el 27 de diciembre, retrasando las negociaciones para poner fin al cierre.

Jake Lloyd-Smith y Krystal Chia para Bloomberg.

Comentarios