Naturgy
El presidente mostrando el nuevo logo

Después de 175 años de historia como empresa y varios cambios de nombre, Gas Natural Fenosa tenía que enfrentarse al siglo XXI con energía renovada. Así surge Naturgy, la nueva marca de la compañía que busca potenciar una imagen al socaire de los tiempos que corren.

La sociedad demanda nuevos compromisos a las empresas. Sobre todo a las energéticas. El calentamiento global y los altos niveles de contaminación han empezado a preocupar a todo el mundo. Ya no es cosa de unos pocos. Todos tienen obligaciones y responsabilidad. En ese sentido de la responsabilidad, la ya antigua Gas Natural Fenosa quería mostrar al mundo su voluntad de cambio y adaptación. Por eso surge Naturgy.

Y no se trata de un simple cambio de marca e imagen con la intervención de grandes profesionales del diseño. Va mucho más allá.

De este modo, Naturgy quiere representar la energía de la naturaleza, así como a una compañía digital y global que trabaja para mejorar la vida de las personas a través de una energía simple y natural.

NATURGY, IMPULSO Y ARRANQUE

El presidente lo ha dejado muy claro estos días. “La compañía no empieza de cero. Ya somos reconocidos por ser una energética cercana y comprometida con nuestros clientes. Pero a partir de ahora lo seremos aún más. Iremos más lejos, haciendo la vida más fácil a nuestros clientes gracias a la tecnología, y satisfaciendo sus necesidades. Seremos más simples, más digitales y nos preocuparemos por ser más ágiles”.

gas natural

El gas natural se convierte en gran aliado del transporte

La preocupación por el medio ambiente se ha convertido en una realidad. Empresas, ciudadanos y gestores públicos asumen que no se debe perder más...

Más de una centuria de historia sirve a Naturgy para dar un nuevo impulso a la compañía para encarar nuevos retos, estar más cerca de los clientes, más comprometidos con el medio ambiente y apostar por ofrecer soluciones simples a las necesidades de todos.

Desde la compañía dejan claro que comienzan una nueva etapa enfocada en la innovación, la experiencia y la digitalización. Y lo hacen de mano de una nueva imagen, más moderna, digital y global, respetuosa con la naturaleza y representativa de la nueva etapa que han iniciado.

Junto a todo esto, la compañía ha estado de actualidad por la presentación de su Plan Estratégico en Londres. Se trata de una apuesta por la simplificación de los procesos, especialmente aquellos que impactan directamente en los clientes.

LA IMPORTANCIA DEL PLAN ESTRATÉGICO

Una vez que se han puesto sobre la mesa los nuevos valores sobre los que quiere crecer la compañía, era hora de explicar cómo se hará. De este modo, durante la presentación del Plan Estratégico en Londres, Naturgy está convencida de que el gas y las renovables tendrán un papel muy relevante en la transición energética, que le permitirán poner en valor su liderazgo en el negocio del gas, así como su fuerte apuesta de crecimiento en energías renovables. Además, los activos de infraestructuras de la compañía jugaran también un papel clave en los próximos años, apoyando una mayor electrificación así como la mayor penetración del gas en los países donde opera.

Naturgy
El presidente de Naturgy

Se trataba, por otra parte, de mandar un mensaje de confianza a los inversores. El máximo responsable de Naturgy remarcó la importancia de todos los ejes de cambio que contribuirán a transformar la compañía en los próximos años. Por ello, cree que se convertirán en un player internacional centrado en la creación de valor. El plan busca invertir y hacer crecer Naturgy, pero siempre con estricta disciplina, ganando tamaño sólo si se crea valor para los accionistas y se cumplen los parámetros de rentabilidad, calidad de servicio y seguridad que se han marcado.

A nivel económico, Naturgy tiene previsto invertir 8.400 millones de euros durante los próximos cinco años, de los que 5.300 millones se dedicarán a crecimiento, con especial énfasis en los negocios de Gas y Electricidad (36%), así como en Infraestructuras Latinoamérica (27%), entre otras regiones.

La organización aplicará, como avanzó el presidente a los inversores, “una estricta disciplina financiera para maximizar la creación de valor y un crecimiento rentable en aquellos mercados en los que esté presente”.

En los próximos años, la compañía energética buscará posicionarse en países que fomenten seguridad jurídica, así como su propio desarrollo económico en entornos macroeconómicos estables, que permitan garantizar un crecimiento constante que contribuya a la generación de valor y rentabilidad de los negocios y la empresa. La compañía espera que el mercado español represente un máximo del 40% del negocio de la compañía en 2022, frente a otros mercados internacionales.

En cuanto al dividendo, tal y como explicó a los inversores Francisco Reynés, la compañía aumentará el dividendo a cargo de los resultados de 2018 un 30% hasta los 1,30 euros por acción. Y se compromete a incrementar el dividendo, en efectivo, un un mínimo de un 5% anual a partir de 2018, alcanzando los 1,59 euros por acción en 2022.

Comentarios