Orange
Orange sigue con problemas en el negocio de móviles y televisión. Foto: Orange.

Los 186.961 clientes de líneas móviles perdió Orange en el primer semestre fueron la línea de negocio que empañó los resultados parciales de la teleco. La compañía francesa cayó en ingresos por móviles mientras crecía en ofertas convergentes (5%), el negocio mayorista (2,4%) y líneas fijas (0,7%). En el segundo semestre el crecimiento de los nuevos actores como MásMóvil pueden agravar los problemas para Orange, a la que su rival directo, Vodafone, le ha dejado en paños menores gracias a Lowi.

Este operador amarillo contó con ofertas más ventajosas para arrancar el curso: 12 meses de fibra por 359,4 euros con tan solo tres meses de permanencia por los 371,4 de Orange, que al menos ofrece mejor caudal de datos. Esta comparativa se agrava en la combinación de fibra y móvil: por 419,4 euros Lowi te ofrece este servicio durante un año por los 561,06 de Orange, que encima ofrece menos gigas para el teléfono que su joven e incómodo rival.

ORANGE TV TAMPOCO OFRECE VISOS DE MEJORA

Vodafone TV duplica en abonados a Orange TV y la compañía francesa pretendía contraatacar comprando todos los derechos del fútbol mientras los británicos tomaban una nueva estrategia. Pero los números de agosto y los síntomas de septiembre no están siendo demasiado positivos para Orange, que ha visto como su rival ha logrado retener a la mayor parte de sus 400.000 abonados futboleros gracias a regalar sus clientes convergentes el paquete TV Total durante un año. 

Fuentes del sector dudan de la apuesta de la teleco francesa con Orange Series 4K, que con estrenos como ‘Snatch’ tendrá dificultades para competir contra los infinitos catálogos de Netflix, Amazon o HBO. Otras apuestas de la compañía son unas ofertas convergentes encaminadas a estudiantes (ya adaptadas al curso escolar) y la oferta de hostelería, que ha sido ofertada por 219 euros mensuales a cambio de todos los partidos de La Liga de primera división (incluido el Partidazo).

Orange
Oferta futbolera de Orange para robarle abonados a Vodafone.

También toda La Liga de segunda, todos los partidos de la Copa del Rey desde dieciseisavos, toda la Champions y la Europa League, y ligas extranjeras como la Ligue 1 o Serie A. Vodafone ofrece un catálogo similar por 60 euros más, pero la clave es que Orange obliga a tener contratado el paquete Love, que a partir del cuarto mes tiene un coste de 42 euros que se suman a los 219. 

LA PENETRACIÓN DE LA TELE DE PAGO ILUSIONA EN ORANGE

La televisión de pago tenía en 2016 una penetración en nuestro país del 33%, cifras que según los expertos se dispararán por encima del 40% en 2021. Con estas cifras España sigue lejos de Portugal (90%), Francia (75%) o Gran Bretaña (63%), pero está por encima de Italia y la dinámica es claramente positiva.

Orange pretende agrandar su trozo de pastel tras advertir que los 4 millones de españoles abonados a la televisión en pago en 2012 se convertían en 6 a finales de 2016. Y las previsiones más positivas pueden romperse de la mano de las OTT, que cerraron el pasado año sumando 1,8 millones de abonados (según estimaciones, ya que Netflix y compañía no ofrecen por ahora sus datos a la CNMC, situación que podría acabar con la equiparación entre las OTT y los operadores de pago gracias a las directivas europeas).

¿POR QUÉ ORANGE TV SIGUE SIN SER REFERENTE?

Los 4 millones de abonados y la posición privilegiada de Movistar + complican la entrada de nuevos actores. Situación que se complica teniendo en cuenta que la tele de pago de Telefónica ha comprado por 4.000 millones de euros los partidos más atractivos de fútbol durante los tres próximos cursos y que cuenta con programas y series que le diferencian de sus competidores.

Orange
Encuentro liguero disfrutado a través de Orange. Foto: Youtube.

Cierto es que la restricciones de la la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia obliga a Movistar + a compartir algunos de sus canales premium, pero Orange también cuenta con otras dificultades para sobrepasar los 600.000 contratos televisivos: el 1,2 millones de abonados de Vodafone TV, que digirió el cable de ONO, o los 400.000 de Euskaltel, rey catódico del norte. ¿Le bastará a Orange con el fútbol para achicar la cuota de Vodafone o Euskaltel? Difícil lo tienen…

Comentarios