Los precios en el mercado inmobiliario se están disparando tanto en compra como en alquiler. Una afirmación rotunda como lo son los datos ya que en el segundo trimestre de este año los precios de la vivienda de segunda mano han registrado una subida del 2,7% mientras que los del alquiler se han elevado aun más puesto que sólo durante el segundo trimestre de este año lo han hecho un 4,8% y a doce meses la subida se sitúa a las puertas del 20%. Situación no muy distinta a la que hacen frente los millonarios.

Una subida que habrán notado los bolsillos del ciudadano de a pie pero también los más millonarios de nuestro país puesto que el precio de las viviendas de lujo en Madrid se ha disparado un 10,7% en los últimos doce meses y un 7,3% si tenemos en cuenta los últimos seis meses. Unas fuertes subidas que han provocado que Madrid no sólo sea la ciudad española en la que más se han incrementado los precios sino también a nivel europeo. Además, sería la séptima ciudad del mundo en la que más han aumentado, tal y como muestra el gráfico inferior elaborado por la consultora Knight Frank.

Una subida que no es moco de pavo para los millonarios ya que una vivienda que costara tres millones de euros hace doce meses ahora tendría un precio de 3,3 millones de euros. Una diferencia que daría, perfectamente, para que cualquier ciudadano se comprara con esos 300.000 euros de diferencia la casa en la que está viviendo en alquiler o la que le gustara pero que no puede acceder por su situación económica.

Unos precios del sector residencial prime madrileño que se sitúan en torno a los 6.000 y 7.000 euros por metro cuadrado, por lo que se han recuperado más de un 30% desde que hicieran mínimos. Aun así, estos precios que parecerán una burrada a casi cualquier ciudadano no tienen nada que ver con los niveles de otros países. Por ejemplo, en Reino Unido las zonas prime se pagan por encima de los 30.000 euros, un precio apto sólo para millonarios. Y la tendencia en España es que sigan creciendo los precios a un ritmo del 5% anual. Una subida que se ha intensificado desde finales de 2016 por dos motivos: 1) falta de oferta de proyectos de lujo en zonas céntricas y 2) alta demanda que provoca un repunte de precios. Además, deberíamos tener en cuenta un tercero puesto que “los proyectos son cada vez más sofisticados, llegando al segmento súper prime”, tal y como ha señalado Carlos Zamora, director de residencial de la consultora.

Si buscas piso de alquiler date por jodido

Los pisos de alquiler se han disparado y, en muchas ciudadades, presentan un precio prohibitivo.

Un fuerte repunte de la demanda que obedece a dos motivos. Por un lado los que buscan una vivienda prime como uso habitual y los que lo hacen como inversión ya que el mercado de la vivienda vuelve a ser muy rentable.

Por ejemplo, a finales del año pasado se han conocido como distintas ventas de viviendas de lujo marcaban niveles récord de precios. En noviembre, y a razón de 15.000 euros el metro cuadrado, se vendía una vivienda de 600 metros cuadrados en la calle Serrano por nueve millones de euros. Pues bien, estas cifras se quedarían pequeñas a las pocas semanas ya que la socimi Lar España y la gestora Pimco vendían, por 13 millones de euros, un piso de la promoción de viviendas de superlujo en la calle Juan Bravo (ahora Lagasca) que contaba con una superficie de 800 metros cuadrados y por el que se pagó la friolera de 16.000 euros por metro cuadrado.

A finales del 2016 se vendieron pisos a 15.000 y 16.000 euros por metro cuadrado

Unos precios que es probable que en poco tiempo se vuelvan a quedar desfasados debido a que los precios parecen que no paran de subir y, aunque se están iniciando proyectos de obra nueva prime y rehabilitamiento, estos son escasos y podrían alcanzar precios desorbitados dependiendo la zona en la que se lleven a cabo.

Comentarios