ING Bank

El banco ING ha acordado pagar 775 millones de euros (900 millones de dólares) para resolver una investigación que está llevando a cabo el fiscal holandés sobre cuestiones como el lavado de dinero y las prácticas corruptas en uno de los finales más escandalosos del sector financiero en un caso criminal.

La entidad ha reconocido “serias deficiencias” en la ejecución de las políticas de correcta diligencia con el cliente para evitar el delito financiero en su unidad holandesa desde 2010 hasta 2016, según un comunicado del banco con sede en Amsterdam el martes. ING está tomando medidas contra un número de empleados senior actuales y anteriores en relación con el caso, aunque ha confirmado que es necesario resolver el asunto con la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos.

La investigación se ha centrado en el papel del banco en asuntos que incluyen pagos inusuales realizados por VimpelCom Ltd. a una empresa propiedad de un funcionario del gobierno uzbeko, según ha informado la fiscalía holandesa. VimpelCom, que cambió su nombre a Veon, se declaró culpable en 2016 de violar las leyes de corrupción de USA y firmó un acuerdo de 795 millones de dólares con las autoridades holandesas y estadounidenses en un caso relacionado con su filial en Uzbekistán. Se sospecha que ING no informó transacciones inusuales o no las reportó a tiempo, ha declarado el fiscal.

Mercadona

La brecha de seguridad de Mercadona le puede costar hasta 20 millones en multas

Hace tan solo unos días MERCA2 reveló que varios empleados comparten imágenes de clientes sospechosos de robo, un acto que tanto para Mercadona como para los empleados implicados podría acarrear graves sanciones económicas por vulnerar el Reglamento de Protección de Datos.

“Dada la gravedad de los problemas y la presencia de Estados Unidos, espero que la multa total se incremente varios millones de euros”, dijo Robin van den Broek, analista de Mediobanca, en un comunicado enviado a Bloomberg por correo electrónico.

CARGO A LOS RESULTADOS 3T DE ING

El pago consistirá en una multa de 675 millones de euros y un reembolso de 100 millones de euros, y el coste total se contabilizará como un cargo único en los resultados del tercer trimestre del banco, ha anunciado ING. Anteriormente, acababa de decir que podría tener que pagar una cantidad significativa para finalizar el caso. El pago de 100 millones de euros representa la infrautilización de ING durante el período en cuestión en la dotación de personal para la implementación y ejecución de políticas y procedimientos.

“Estamos tomando una serie de medidas contundentes para fortalecer nuestra gestión de riesgos y haremos más mejoras para asegurarnos de que podamos desempeñar un papel completo en la contribución a la integridad del sistema financiero”, ha declarado en un comunicado Vincent van den. Boogert, director ejecutivo de ING en los Países Bajos.

Las medidas contra un número de antiguos y actuales empleados senior incluyen la retirada de bonos y la “suspensión de los deberes”, según el banco. ING ha anunciado del mismo modo una gran cantidad de nuevas medidas destinadas a fortalecer su cumplimiento y conocer las necesidades de sus clientes, incluidos los comités de riesgo de los clientes en toda la unidad de negocios, y un plan para fortalecer la cultura interna de cumplimiento del banco.

El banco también ha indicado que podría aumentar su dividendo este año después de recuperarse de un descenso en los ingresos por comisiones, sumar nuevos clientes y aumentar su índice CET1 -una medida clave de solidez financiera- a más del 14 %.

Comentarios