euros

Tras las últimas caídas en las bolsas, con fuertes retrocesos en los principales índices mundiales, contagiándose unas a otras, ofreciendo de nuevo jornadas caóticas, con alta volatilidad y sin conocerse todavía causas claras a sus descalabros. Parece que el mercado ha castigado en exceso, a los principales selectivos que sufren bajadas  importantes.

Si en anteriores ocasiones con correcciones similares, existía un consenso claro sobre sus causas, con casos conocidos como la bajada de rating de EEUU (2011), la depreciación del yuan por parte del Banco central de China (2015)  la crisis de comienzo de año en China por los peores datos de crecimiento de lo esperado (2016), o el Brexit (2017), ahora nos encontramos en un panorama incierto. Algunos analistas hablan sobre la imponente subida de la inflación, otros del esperado cambio de ciclo y pérdida de apetito bursátil comparado a la renta fija y otros sobre el incremento en el coste de financiación de la empresas. Todos estos eventos tuvieron algo en común, y es que cada acontecimiento negativo se transformó en una auténtica oportunidad de compra, que muchos inversores buscan de nuevo encontrar para comprar con grandes descuentos sus acciones favoritas.

Si Tenemos en cuenta algunas de las magnitudes macro más relevantes, sacamos conclusiones positivas. El crecimiento en términos porcentuales del producto interior bruto, en las economías más importantes a nivel mundial, sigue siendo positivo. Destacando especialmente el crecimiento de EEUU y China, actualmente sin género de duda, los dos gigantes económicos mundiales.

La gran ponderación de los bancos sobre el Ibex

Tras un inicio de año donde los principales mercados mundiales continúan disparados, incluso algunos de ellos marcando máximos históricos, nuestro selectivo nacional se encamina,...

La tasa de desempleo se mantiene prácticamente igual que en periodos anteriores, siendo los niveles actuales realmente positivos y ofreciendo una clara estabilidad al mercado, en sintonía con los objetivos marcados. Gran parte de los países se encuentran mejorando, o bien en situación de pleno empleo.

La última variable para analizar pasaría a ser la tasa de inflación. Las economías mundiales cumplen con su objetivo de mantener la inflación en niveles cercanos al 2%. Únicamente encontramos EEUU y a Gran Bretaña por encima de este objetivo, que además debería estabilizarse en el medio plazo por sus últimas modificaciones en política monetaria.

Con las conclusiones sacadas en las distintas magnitudes analizadas, consideramos como una estrategia coherente negociar al alza en gran parte de los índices bursátiles. Si a lo ya comentado, anteriormente, le sumamos una visión bajista en el cruce de divisas eur/usd. El calendario de futuras modificaciones de la políticas monetaria en Estados Unidos, podría ser más agresivo de lo esperado. Mientras que en Europa, la entidad presidida por Mario Draghi, todavía no ha confirmado que pueda dejar de comprar deuda a partir del mes de septiembre. Por lo que pondríamos nuestro objetivo en la renta variable europea.

Manuel Pinto, analista de XTB