Banco Santander
Foto: Bloomberg.

Una de las claves de éxito de una empresa es contar con equipos motivados. La motivación es la mejor forma de atraer y retener talento, de afianzar la relación entre empresa y empleado, y de alinear el compromiso y las aspiraciones individuales con la estrategia empresarial. Incluso algunos estudios concluyen que la retención de talento puede contribuir a incrementar los beneficios de forma elevada, por encima del 25%.Conscientes de la importancia de gestionar el talento, las compañías impulsan iniciativas y programas destinados a ayudar a crecer profesional y personalmente a sus profesionales.

El Banco Santander, la empresa española con mayor número de empleados, más de 200.000, se ha marcado como objetivo para este año formar parte del Top 3de mejor banco para trabajar en los principales mercados, de acuerdo a los rankings locales más relevantes. Este objetivo tiene su base en la importancia estratégica que otorga el banco a la gestión del talento. “La transformación cultural para cumplir con nuestra misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas comienza por sus empleados”, señalan desde la entidad.

Entre los programas más importantes se encuentra la formación. Banco Santander invirtió el año pasado 98 millones de euros en formación de empleados, un 10% más que el ejercicio anterior. También ha aumentado el porcentaje de la plantilla que ha participado en distintos programas enfocados en potenciar el aprendizaje (98%), lo que representa una media de 39,6 horas de formación por empleado.

En esta línea, el banco ha puesto en marcha el año pasado varias iniciativas. Ha creado un nuevo espacio de formación (Global Knowlodge Campus) para compartir conocimiento y buenas prácticas, que ayude a los empleados del grupo a contribuir al cambio cultural y mejorar su desempeño. Un nuevo programa de formación para líderes (Leading by example) que ayuda a definir qué papel deben desempeñar. Y ha continuado desarrollando Santander Business Insights, un ciclo de conferencias que combina la visión interna con la externa para sensibilizar a los empleados de la importancia de aplicar los comportamientos en su día a día.

Además, ha diseñado una estrategia de gestión de personas que se centra en seis ejes de actuación:

  • Gestión del talento: ayudar a las personas a crecer profesionalmente en un entorno global.
  • Conocimiento y desarrollo: ofrecer un desarrollo continuo que potencie las capacidades y habilidades de los empleados.
  • Compensación y beneficios: establecer objetivos claros y recompensar no sólo los resultados obtenidos sino también cómo se consiguen.
  • Cultura: lograr que todo el grupo comparta una cultura común (Santander Way) centrada en la misión, visión y en una forma de hacer las cosas que ayude al banco a ser la entidad de referencia para los empleados, clientes, accionistas y para la sociedad en general.
  • Tecnología: aprovechar las ventajas de la digitalización para gestionar a las personas de una forma más “sencilla personal y justa.”

Experiencia del empleado: promover el compromiso y la motivación de los equipos a través de iniciativas que fomenten la escucha, una nueva forma de trabajar más flexible, en la que se favorezca la conciliación laboral, así como un entorno saludable dentro del marco de Be Healthy.

La entidades uno de los mayores bancos de Europa por número de empleados (sólo superada por HSBC). De las 202.251 personas que forman la plantilla, un 97% tienen contrato fijo y una media de antigüedad de diez años. Se trata de una empresa multicultural, en la que están representadas más de 95 nacionalidades.

Un 55% son mujeres, con un 33% de mujeres en el Consejo de Administración y un 21% en la alta dirección, por encima de la media europea y de las grandes empresas cotizadas de la Unión Europea, y por encima de los estándares que el Código de Buen Gobierno plantea para 2020.

Banco Santander es una de las compañías con más alta puntuación entre las empresas que forman parte del índice Bloomberg Gender-Equality Index, que evalúa el desempeño empresarial en materia de igualdad de género.Además, la entidad promueve el talento femenino tanto interno como externo, con programas y ayudas económicas a mujeres para que realicen másteres y postgrados en el ámbito STEM, u otros programas como W50, en la Universidad de Los Ángeles, para desarrollar las capacidades de las mujeres que aspiran a formar parte de un consejo de administración.

Banco Santander fue, además, la primera entidad bancaria, y una de las primeras compañías a nivel general, en suscribir un Plan de Igualdad, un plan de igualdad que se ha ido reforzando con distintas actuaciones y programas de sensibilización, interna y externa, que convierten a Santander en una referencia.

Comentarios