El radiólogo Julio Contreras realizando una ecografía abdominal a una paciente ingresada en la FJD

El hospital madrileño, Fundación Jiménez Díaz, lleva un tiempo siendo uno de los líderes en revoluciones tecnológicas aplicadas a la medicina de la comunidad. Su intención es la humanización en el sector de la asistencia sanitaria acercando la tecnología al paciente. Este camino comenzó con la posibilidad de tener los informes y resultados de las pruebas que se realizan en el móvil del personal mediante una aplicación que pronto consiguió un alto número de descargas.

La novedad consiste en la posibilidad de realizar a los pacientes, ingresados, una ecografía (tanto para el diagnóstico de una enfermedad como para el control de la evolución del problema o descartar que lo haya) sin tener que moverse de la cama asignada en el hospital. De esta forma se prioriza su comodidad e intimidad, ayudando sobre todo a aquellas personas con movilidad reducida o con enfermedades graves. Además, es una forma de agilizar la realización de la prueba y la obtención de los resultados de esta. Hay que destacar que este hecho es una iniciativa pionera en la Comunidad de Madrid.

Hasta ahora, desplazar a los pacientes desde su cuarto hasta el departamento de Diagnóstico por Imagen era una actividad que provocaba retrasos y largas esperas, por la necesidad de tener disponibles a los celadores y estar coordinado con el turno de enfermería encargado de la planta en la que se encuentra el paciente. Esperas en los pasillos de rayos, ser el centro de atención de todos los citados por ir con el pijama de ingreso o los continuos viajes en silla ruedas son alguno de los inconvenientes que citan los jefes del Servicio de Radiología del Hospital, los doctores Fernando Ybáñez Carrillo y Jaime Fernández Cuadrado.

Por todo esto, el servicio encargado de este tipo de pruebas decidió hace algo más de un mes “mover el estudio ecográfico al paciente, en lugar de mover al paciente al estudio ecográfico”. Para poder llevar a cabo este proyecto, se utiliza el sistema de Ultrasonido Lumify de Philips, que se encuentra conectado a una Tablet con acceso ilimitado a la Historia Clínica del paciente. Además, es capaz de realizar estudios ecográficos con la resolución y calidad suficiente como para poder realizarlo en la propia habitación del paciente. De esta forma, “les hacemos participes del procedimiento en primera persona y pudiendo interactuar con él y sus familiares o acompañantes”, añadieron los especialistas.

Pero no solo se limita a estas acciones, también es capaz de enviar los estudios al sistema de archivo y transmisión de imágenes PACS, mediante conexión wifi. Esto garantiza la integridad y seguridad de los datos del paciente y de los resultados de la prueba. La tecnología tiene un amplio abanico de realización de estudios, gracias a que cuenta con tres tipos de dispositivos diferentes: convexo, lineal y sectorial cardiológico.

Los doctores Ybáñez y Fernández tienen claras las ventajas de este nuevo proyecto: “agilizamos la realización de los estudios ecográficos a pacientes hospitalizados, evitamos esperas innecesarias en los procesos de altas e incluso, formando parte del pase de visita con los especialistas, podemos interactuar en tiempo real con ellos facilitando la toma de decisión diagnostica”, comentaron ambos.

RESULTADOS DE EFICACIA Y SATISFACCIÓN

Siempre se ha intentado tener una buena relación con el medico que se encarga de todos los controles sobre tu salud, el problema es que muchos de los especialistas estaban en un segundo o tercer plano. Con esta innovación el especialista se acerca al paciente, mejorando la relación entre ambos y ayudando, así, a la productividad de uno y la satisfacción del otro.

Centrándonos en la satisfacción, los jefes del servicio de radiología de la Fundación Jiménez Díaz manejan una serie de datos que hablan por sí mismos. Desde que el proyecto se puso en marcha a principios de abril, se está aplicando en casi la totalidad de pacientes ingresados. Se ha llegado a realizar estos servicios a un total de 15 pacientes en una sola mañana, algo que antes era impensable.

Teniendo en cuenta el éxito que está teniendo, se implementará tanto en el servicio de Urgencias como en el Cuidados Intensivos (UCI). Ambas especialidades le auguran un buen futuro a la tecnología, ya que “también es útil para realizar accesos vasculares, puede aplicarse incluso en el pase de vista por parte del médico tras una intervención quirúrgica o en las propias consultas, además de poder utilizarse para una amplia variedad de especialidades médicas”, concluyeron.

Comentarios