Santalucía
Imagen del cartel de las obras de Paseo de la Castellana 94, propiedad de Modesto Álvarez Otero, ex-Ceo de Santalucía.

En el número 94 del Paseo de la Castellana se levanta un edificio de oficinas cuyo inquilino todavía se desconoce. El solar, uno de los más codiciados de la capital, pertenece a Regato SL, empresa en la que aparece como representante Modesto Álvarez Otero, ex-CEO y uno de los máximos accionistas de Santalucía. A través de su promotora, Álvarez Otero construye un inmueble que se asienta justo enfrente de los ministerios de Fomento y Trabajo.

Es una de las personas más ricas de España y de las más influyentes dentro del mundo asegurador. Modesto Álvarez Otero puede presumir de ostentar la decimonovena mayor fortuna nacional. Junto a su primo y expresidente de Santalucía, Carlos Javier Álvarez Navarro, tienen cerca de 2.000 millones de euros, según el último listado de las 200 individuos más ricos elaborado por ‘El Mundo’. Además de lazos de sangre (son primos) ambos comparten el 66% de la aseguradora, cuyo patrimonio neto supera los 1.740 millones de euros.

Durante 2018, Santalucía compró a Adeslas su cartera de seguros de salud y anunció la fusión de sus servicios funerarios con los de Mapfre. El conglomerado de empresas en los que están presentes es de lo más variado, y va desde floristerías y asilos, pasando por , hoteles, bodegas, e inmobiliarias.

Catalana Occidente

Catalana Occidente y Santalucía, los más ricos del sector asegurador

Resulta curioso que, entre las doscientas fortunas más grandes de España, sólo haya seis que tengan que ver con el sector asegurador. Y cuatro de ellas están relacionadas con Catalana Occidente y Santalucía.

Precisamente este último sector es otro de los grandes pilares de la fortuna amasada por Álvarez Otero. Un negocio que el dueño del 33,3% de la aseguradora controla en un edificio muy cercano a la sede de Santalucía. Un inmueble localizado en el número 3 de la calle Juan Álvarez de Mendizabal, del que Modesto es también propietario. En este bloque se encuentra todo el entramado inmobiliario de exconsejero delegado de Santalucía. Casa de Bastián Activos SL, Regato SL, Sierra Oriel SL e Inmobiliaria Prico SL se aglutinan en este edificio.

El empresario lo tiene claro: todo el patrimonio al ladrillo. Una actividad en la que las aseguradoras también han comenzado entrar a través de promociones de vivienda en régimen de alquiler. En este sentido, Álvarez Otero es el Amancio Ortega de las aseguradoras. Al igual que el hombre más rico de España, el ex-CEO de Santalucía ha decidido invertir gran parte de su fortuna en el inmobiliario.

Gracias a estas empresas, Modesto controla los edificios de Fuencarral 82, Hortaleza 74, Jorge Juan 17, Rey Francisco 27, Marqués de Urquijo 5, Serrano 48, Diego de León 39, Vázquez de Mella 1, Narváez 52, Serrano 28, Avenida de la Albufera 40 y Plaza Emperador Carlos V 10 (glorieta de Atocha).

Aunque el empresario especializado en el sector asegurador no sólo puede presumir de tener edificios ya construidos. A través de su promotora -Regato SL- también invierte en suelo para luego comercializar nuevos inmuebles. La compañía tiene en los terrenos de Paseo de la Castellana 94 la inversión más mediática en este apartado. Una inversión cuya cuantía no ha trascendido, aunque en las últimas cuentas presentadas por la empresa -2017- la promotora reconoce un gasto de cerca de 115 millones de euros repartidos en varias adquisiciones -edificios, pisos y suelos-.

 

Inversión Inmobiliaria de Regato en el año 2017.

Con respecto al edificio que Álvarez Otero levanta en plena Castellana, lo cierto es que se conoce poco. Es un proyecto que cuenta con Regato como promotor y con OHL, como constructora. MERCA2 se ha puesto en contacto con ambas compañías, pero han declinado realizar ninguna declaración al respecto. OHL se limita a explicar que se trata de un edificio de oficinas y Regato prefiere no hacer publicidad del mismo.

Las obras comenzaron hace poco más de un año y deberían de estar acabadas para final de este 2019 o comienzos de 2020, porque los plazos hablaban de 18 meses para finalizar los trabajos. A estas alturas es complicado que el promotor tenga ya inquilino para este nuevo edificio de de oficinas. En el sector ya hay pocas operaciones en las que la compañía consigue un arrendatario antes de acabar las obras. De todos modos, de haberlo, Regato ha decidido no desvelarlo. Aunque la localización vaticina que Regato no tendrá problemas de encontrar un vecino para A&G, asentada en el inmueble continuo.

Hasta que llegue ese esperado inquilino, Álvarez Otero puede centrarse en las rentas que le ofrecen sus otros activos localizados fuera de Madrid. En este sentido, los Álvarez Calvo poseen viviendas en Pozuelo de Alarcón —calles Encina 1 y 5, Roble 19 y Francia 8—, varias parcelas en Parla Este, una casa en Valencia, el hotel Senator de Marbella, el edificio Plaza de España 1 de Lugo, dos unifamiliares en la inconcebible urbanización Isla de Valdecañas (El Gordo, Cáceres) y media docena de inmuebles en Baleares, según publica ‘El Salto’.