El té bancha se postula como una de las bebidas más beneficiosas

La tasa de paro en la ciudad de Teruel está experimentando una gran bajada, lo cual demanda un incremento de pisos a disponibilidad de personas que han adquirido nivel adquisitivo suficiente para acceder a un alquiler

La demanda de los pisos en Teruel ha subido sorprendentemente en los últimos años, las viviendas ofertadas para su alquiler en Teruel son alquiladas en un abrir y cerrar de ojos. El motivo de este cambio ha sido el incremento del empleo en la ciudad, lo cual ha provocado que las personas con trabajo puedan permitirse costearse un alquiler.

Los empresarios del sector inmobiliario recuerdan que hace apenas dos años atrás los pisos de alquiler permanecían más de dos meses en el mercado sin que nadie se interesara por ellos. Actualmente los pisos en la ciudad de Teruel no duran ni un día en las inmobiliarias, se alquilan de manera automática. Hay incluso listas de espera de personas que desean mudarse a viviendas que todavía no han sido desalojadas.

El capital medio de la población turolense ha incrementado de manera espectacular, sin embargo, no lo ha hecho del mismo modo el mundo inmobiliario. La gran disminución del paro ha sido causada por empresas que han ampliado sus plantillas sobre todo en el último año. Por ejemplo, el Centro de Estudios de física del Cosmos de Aragón incrementó sus contrataciones triplicándolas del número de trabajadores habitual. También fábricas industriales de transporte y de elaboración de envases han ampliado su plantilla de 20 a 100 personas.

Emma Buj, alcaldesa de Teruel, habla de la reactivación industrial en la ciudad a causa de las empresas tanto antiguas como las recién creadas. Además, hace referencia a un aumento de la construcción provocado por la demanda de los pisos en los últimos años. Como se puede apreciar todo es una cadena, un aumento de empleo demanda un incremento de pisos.

Reactivar la economía va seguido de cubrir las demandas económicas y sociales existentes para llegar a una concordancia en todos los aspectos de la vida de los ciudadanos. Si las personas tienen empleo, pero les es imposible acceder a una vivienda, ya sea propia o de alquiler, perdura un grave problema social y económico. “Esperemos que como dice Emma Buj, la reactivación de la construcción en este último año posibilite cubrir estas carencias lo antes posible. En el caso de que no sea así, el problema irá en aumento, ya que la previsión dice que el empleo seguirá creciendo, por lo que cada vez tendremos más personas demandando alquileres de viviendas en Teruel”.

Fuente Comunicae