Domino's

Domino’s Pizza no deja de crecer. En este segundo trimestre de 2019 la compañía de restauración ha registrado un beneficio neto de 92,4 millones de dólares (82,4 millones de euros). Un dato que refleja el avance respecto al pasado ejercicio, con un crecimiento de casi el 220% (19,3%) en este mismo periodo, según ha informado la propia compañía.

La facturación total entre abril y junio alcanzó los 811,6 millones de dólares (723,8 millones de euros), un 4,1% más. De esa cifra, las operaciones de la cadena de suministro registraron unos ingresos de 467,6 millones de dólares (416,9 millones de euros), un 6% más.

La cifra de negocio procedente de los locales en régimen de explotación directa se contrajo un 11,6%, hasta los 105 millones de dólares (93,6 millones de euros), al tiempo que los ingresos generados por los derechos de licencia concendidos a los restaurantes franquiciados aumentaron un 9,4%, hasta 95,6 millones de dólares (85,3 millones de euros).

UN PRIMER SEMESTRE MUY POSITIVO

Con respecto a los gastos, los costes asociados a la cadena de suministro se situaron en 414,6 millones de dólares (369,7 millones de euros), un 5,3% más, mientras que los procedentes de los restaurantes en régimen de explotación directa descendieron un 12,5%, hasta 80,4 millones de dólares (71,7 millones de euros).

El beneficio neto de Domino’s Pizza en los primeros seis meses de 2019 fue de 185 millones de dólares (164,9 millones de euros), un 11,3% más, después de que la facturación se elevara un 5,3%, hasta 1.647,6 millones de dólares (1.469,3 millones de euros).