Turismo Cuba

El ministro de Turismo cubano, Manuel Marrero, ha alertado este jueves de que el recrudecimiento de las sanciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra Cuba provocarán un descenso del turismo del 10% a lo largo de 2019. El impacto de este descenso en la economía será muy negativo dado que el auge del turismo en los últimos años ayudó a compensar las exportaciones más débiles tras un fuerte descenso de la cooperación con Venezuela.

Desde que Trump llegó a la Casa Blanca ha puesto en marcha medidas contra el Gobierno de Cuba. En junio, reforzó el embargo comercial al no permitir los viajes de estadounidenses, las visitas a través de cruceros y aviones privados y ha presionado a La Habana para que deje de apoyar a Caracas.

Las medidas de Trump contra de Cuba “provocaron una reducción de la actividad turística del 20,33% en el mes de junio”

Washington dio luz verde también en abril a una vieja legislación para que ciudadanos estadounidenses presenten demandas contra compañías extranjeras radicadas en la isla por usar propiedades nacionalizadas tras la revolución de 1959.

“Estas medidas provocaron una reducción de la actividad turística del 20,33% en el mes de junio”, ha manifestado Marrero. El ministro ha explicado que el país espera cerrar el año con la llegada de unos 4,3 millones de turistas, en comparación con los 4,7 millones del año pasado.

Meliá Hoteles

Meliá desafía a Trump y mantiene su apuesta en Cuba pese a la incertidumbre

La cadena de hoteles Meliá no teme la activación del título III de la Ley Helms-Burton por parte de EEUU en Cuba. La compañía mantiene la...

“La meta para 2019, tras las prohibiciones de Washington, quedará recortada en un 10%”, ha añadido el ministro, según ha recogido la Agencia de Noticias Prensa Latina.

Los visitantes estadounidenses se convirtieron en el segundo grupo más grande de turistas a la isla en los últimos años después de los canadienses. Marrero ha afirmado que en 2019 el país se proponía recibir 1 millón de cruceristas. “En estos momentos no tenemos ningún barco operando en Cuba”, ha lamentado.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, dijo el jueves que “una parte importante de lo que entra (ingresos) y de lo que disponemos semanalmente para pagar deudas (…) viene del turismo“. “Es una de las actividades que suena la contadora (caja registradora) todos los días para el país”, apuntó.