viernes, 9 diciembre 2022 1:27

El taxi de Barcelona pretende acabar con la tarifa Uber

Uber y Free Now siguen el disparadero. El taxi de Barcelona acusa a ambas empresas de fraude en la tarifa más contratada, la T3. Se trata del único contrato que escapa al taxímetro y cuyo cálculo se hace en base a las aplicaciones de GPS, generalmente Google Maps.

A juicio de la inmensa mayoría de asociaciones de taxistas de Barcelona, a excepción de Stac, abanderadas por Élite Taxi, esta tarifa 3, que también utilizan los propios taxistas, es una «sustitución encubierta del taxímetro por un sistema de precios cada vez más privatizado, liberalizado y controlado por grandes operadores digitales». De esta forma, han afirmado que el taxímetro es el único sistema que ofrece un precio 100% justo y legal, a la vista de todos los usuarios y con precios estipulados de antemano.

Con esta maniobra, estos conductores autónomos de Barcelona han exigido al Instituto Metropolitano del Taxi (IMET) que elimine la tarifa de la discordia y que obligará a las plataformas VTCs que operan con taxistas a aceptar el precio del taxímetro. En este sentido, ya no se podrán aplicar otros precios y mermará los ingresos de los intermediarios, como Uber, Free Now y Cabify, en la Ciudad Condal. Por esta razón, han pedido su suspensión, mientras preparan una demanda contra esta tarifa al considerarla un foco del fraude el sector.

LA TARIFA UBER ES DISCRIMINATORIA

«La tarifa es discriminatoria al calcularse en base de un sistema cartográfico propio de cada una de las intermediarias. De esta forma, se aplican cálculos propios para mostrar los precios a los usuarios», según han considerado fuentes del sector consultadas por MERCA2. En este sentido, desde Élite Taxi han asegurado que no hay intervención pública alguna en un precio que debería estar reglado únicamente por el taxímetro. «Se realiza en un entorno privado y puede haber manipulación en el sistema de cálculo«, han sostenido.

Al respecto, el sindicato ha afirmado que se está produciendo este fraude. «Esta constatado», han aseverado. Asimismo, el líder de Élite Taxi, Alberto Álvarez, ha cargado contra Stac por defender a estas plataformas, especialmente a Free Now. El sindicalista no entiende cómo es posible que haya taxistas que den de comer a esta plataforma que pide la liberalización total del sector, tanto en el ámbito geográfico como en los horarios. «Doble moral, la justa», ha sentenciado en su programa de radio.

EL REGULADOR NO DETECTÓ FRAUDE CON LA TARIFA UBER

Asimismo, ha afirmado que la mesa técnica del taxi ratifica este supuesto fraude. Según sus propios cálculos, Uber estaría cobrando a los usuarios 4,3 euros más de lo permitido en cada trayecto, un «fraude que se produjo durante meses y que pasó desapercibido al IMET». Para el taxi de Barcelona, esta tarifa supone un «paso importante hacia la liberación de precios».

Tras cargarse a miles de VTCs en Barcelona, el taxi aseguró que daría la batalla contra las plataformas de contratación del servicio, que siguen sin contar con un marco legal que las regule ni tampoco existe un régimen sancionador. Así, han destacado que el IMET no utiliza ningún mecanismo de control sobre los algoritmos que determinan los precios de la tarifa 3. Según el Instituto, este precio «funciona correctamente y es transparente».

El Taxi de Barcelona la emprende contra Uber
El Taxi de Barcelona la emprende contra Uber y Free Now

De hecho, este precio pactado puede ser rechazado tanto por el taxista como por el cliente. Sin embargo, Élite Taxi considera que el servicio es público y de interés general, que no funciona con precios liberalizados ni regidos por la competencia, sino por tarifas reguladas y supervisadas por la propia administración. Todo apunta ahora que esta tarifa 3 será eliminada en Barcelona y obligará a los intermediarios, como Uber y Free Now a ajustarse a los precios que manda el taxímetro. En definitiva, la expulsión de las plataformas del sector privado en el taxi.

EL IMET PROMETE AHORA CAMBIAR LA TARIFA UBER

De hecho, Álvarez se ha reunido ya con el IMET y ha avanzado la intención política para cumplir de nuevo con la máxima que rige al sector: el taxi manda y la administración obedece, como ha ocurrido en esta batalla entre taxistas y VTC desde 2014.

Además, el IMET podría discriminar en el uso de esta tarifa Uber al aplicar un suplemento mínimo de los servicios contratados de siete euros, pero no para aquellas que hagan la intermediación por otros canales, que podrán decidir su propio precio mínimo. De esta forma, se equipararía a las radioemisoras con las empresas de intermediación.

El IMET podría discriminar en el uso de esta tarifa Uber al aplicar un suplemento mínimo de los servicios contratados de siete euros

El sindicato mayoritario del taxi ya está teniendo reuniones en el Parlament para crear un régimen sancionador y llevará la tarifa 3 a los juzgados con el objetivo de suspender «este sistema de precios discriminatorio hasta que sea implementado con todas las garantías».

UNA TARIFA QUE MARCA 0 € CUANDO SE ACTIVA

Por último, también denunciamos que al activar esta tarifa manualmente el taxímetro marca un 0, cosa que da pie a la manipulación y el fraude, ya que está disponible también para más de 5.000 taxis que no están conectados a ninguna empresa de intermediación.

En este sentido, exigen un sistema cartográfico común, que daría acceso a los taxistas a los algoritmos de Google. Todo con el fin de que se ofrezca el mismo precio en todos los servicios y la misma ruta recomendada. Así, han apuntado que debería utilizarse la aplicación Picmi Taxi, del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), con el fin de que todos los taxistas y conductores de vehículos con licencia de alquiler ofrezcan el mismo servicio, sin necesidad de acudir a otras plataformas del sector.


- Publicidad -