domingo, 4 diciembre 2022 0:34

Aragonès compra tiempo al taxi para pisotear a las VTCs en Cataluña

¿Se acabó la guerra entre los taxistas y las VTCs en Cataluña? La gran cuestión continúa en el aire. La Generalitat de Pere Aragonès, en una alianza con JxCat, PSC, CUP y Catalunya en Comú Podem, han cantado una victoria sin paliativos sobre las VTCs. Uber, Bolt y Cabify tendrán más problemas a la hora de realizar trayectos urbanos en Cataluña a partir de octubre. Y es que, sin VTCs no hay negocio.

Entre los nuevos requisitos establecidos en este acuerdo político se encuentra uno único en el mundo: los vehículos nuevos de las VTCs deberán tener una longitud mínima de 4,9 metros. Es decir, vehículos entre 40 y 30 centímetros más grandes de los actuales. «Es una imposición del PSC para contentar al taxi», han afirmado. El nuevo decreto tendrá dos años de vigencia con posibilidad de una moratoria de otros dos más. «Se ha negociado con todos los protagonistas, incluidas las VTCs», han afirmado fuentes de la Consejería de Movilidad a MERCA2. Eso sí, las mismas fuentes han considerado que las VTCs no pueden desaparecer. «La regulación debería ir encaminada a una menor regulación del taxi», han sostenido las mismas fuentes. «Eliminar los taxímetros es una opción que se ha contemplado«, han añadido.

Es la primera vez que una región regularía sobre el requisito de la longitud como exigencia para el transporte de viajeros. La nueva normativa, que entraría en vigor en octubre tras expirar el plazo del decreto Ábalos, choca de frente con las medidas de movilidad adoptadas hasta ahora, y tampoco soluciona el problema real: faltan taxis y VTCs en la Ciudad Condal para absorber la alta demanda.

PONER FRENO A LAS VTS DE AURO NO LO ARREGLA

El anuncio se ha realizado desde el Ayuntamiento de Barcelona, con el beneplácito de la Generalitat, para tratar de frenar el impulso de las VTCs. Sin embargo, suena a una medida más electoralista y que únicamente trata de ganar tiempo para calmar a los taxistas, especialmente a Élite Taxi, que había dado el sí a las movilizaciones en caso de que la Generalitat no estrangule a las plataformas y propietarios de vehículos de alquiler con conductor.

El taxi de Barcelona se moviliza por las aplicaciones como Bolt
El taxi de Barcelona se moviliza por las aplicaciones como Bolt

Alberto Álvarez, coordinador del mayor sindicato de taxistas, se ha mostrado especialmente esperanzado tras iniciar su lucha contra las VTCs desde 2014, cuando Uber entró en la Ciudad Condal por primera vez. En este sentido, ha afirmado que esta nueva normativa les complace tras años de «intrusismo» y «competencia desleal» en el sector. A su juicio, «a partir de ahora viviremos tranquilos» y «volveremos a convivir con las VTCs«. Esta victoria, sin embargo, es tan sólo momentánea. Y es que, la regulación tendrá una respuesta inmediata por parte de los grandes empresarios del sector, como Moove o Auro, entre otros.

EL 90% DE LOS VEHÍCULOS VTC NO CUMPLIRÍA EL REQUISITO DE LOS 4,9 METROS

Las flotas tendrán que cambiar el 90% de los vehículos si prevalece el requisito de la longitud, según apuntan fuentes del sector a MERCA2. Este sería el gran golpe para las plataformas ya que muchas de ellas tendrán que realizar grandes inversiones para poder ajustarse a la norma. Sin embargo, la Consejería de Movilidad afirma que son «solo los nuevos». «Está encima de la mesa y por imposición del PSC», insisten.

«Abogamos por una regulación de las VTCs que se ajuste a las recomendaciones publicadas por la Comisión Europea en enero», han sostenido fuentes de Bolt a preguntas de este medio. En esta línea, han rechazado «cualquier límite impuesto como los periodos de precontratación, limitación injustificada de licencias, la prohibición de geolocalización o el retorno a la base«. Y es que, es «una barrera innecesaria a la movilidad, más allá de su contrariedad a las recomendaciones de Bruselas».

Con nuestro lanzamiento en Barcelona y habiendo cumplido un año en Madrid ya hemos demostrado que las VTCs y Taxis pueden convivir perfectamente

«Con nuestro lanzamiento en Barcelona y habiendo cumplido un año en Madrid ya hemos demostrado que las VTCs y Taxis pueden convivir perfectamente», han destacado. Precisamente, los taxistas y especialmente la izquierda del arco político se ha negado a seguir los pasos de la capital. El motivo no es otro que la gran amenaza de un colapso en Barcelona por las movilizaciones anunciadas por el taxi a partir de la próxima semana.

ÁLVAREZ DICTA LAS NORMAS, LA GENERALITAT OBEDECE

Como suele ocurrir en esta guerra, Álvarez continúa dictando las normas y los políticos las aprueban para evitar las marchas lentas por el centro de la Ciudad Condal. Ocurrió en 2019, pero antes con movilizaciones y huelgas durante el Mobile World Congress. El ultimátum dado por Álvarez ha tenido efecto inmediato. Donde no había acercamiento de posturas, la amenaza de dar una imagen nefasta para la capital de Cataluña ha provocado el acuerdo.

Para Bolt, «hay que seguir trabajando para una regulación justa para todos y en la que se ponga en el centro de la ecuación al ciudadano». Y es que, la realidad de esta normativa no resuelve el problema de fondo. Faltan vehículos para poder cubrir la demanda. «Nos preocupan las recientes noticias que hablan de una reducción del número de licencias VTC en Cataluña: eso implica menos oferta de movilidad y más dificultad para los desplazamientos en la ciudad condal. Una buena regulación no debería de hacer eso», ha lamentado la compañía.

Y es que, los de Aragonès sabe que se juegan unos 50.000 votos directos en Cataluña con esta reglamentación de cara a las elecciones municipales de 2023. Un número suficientemente jugoso en un momento donde la izquierda está completamente desmovilizada. En el sector, por su parte, apuntan que la Generalitat sólo ha ganado un tiempo precioso de dos años, el «tiempo justo para que comiencen a pronunciarse los tribunales«.

LAS VTCS AVISAN: «IREMOS A LOS TRIBUNALES»

En este sentido, recuerdan los sonoros reveses al Área Metropolitana de Barcelona por querer incluir un tiempo de una hora de precontratación. La medida duró un suspiro. Además, imponer esta barrera va contra la normativa europea, que establece la libertad absoluta de empresa para poder realizar los servicios.

Con todo, la Generalitat ha ganado este precioso tiempo y ha llegado a conmover al propio Álvarez, visiblemente emocionado por el anuncio de este decreto ley. Ahora toca esperar a la aprobación y ver la reacción de las VTCs. Según apuntan algunas de las empresas consultadas por MERCA2, «no nos quedaremos de brazos cruzados».


- Publicidad -