domingo, 2 octubre 2022 13:02

La corrupción se enquista en el taxi de Barcelona tras las trabas a las VTC

El taxi de Barcelona tiene aún una lucha pendiente contra la corrupción tras conseguir eliminar de facto a las VTC de las plataformas. En las últimas semanas, los taxistas han denunciado las agresiones de los taxistas pirata que se han adueñado del hall del aeropuerto de El Prat de Barcelona, así como la conducta de algunos conductores de vehículos de alquiler de Cabify. Sin embargo, en el sector existe una corrupción enquistada, una práctica ilegal y a la que se busca eliminar. Se trata de los pactos de algunos hoteles céntricos y zonas turísticas de la Ciudad Condal con taxistas, acuerdos para reservarles la mejor carrera: al aeropuerto.

Desde hace años esta práctica totalmente prohibida por el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona está generalizada, pero en plena guerra contra las VTCs se ha agudizado. Y es que, en los últimos meses, el Ayuntamiento de Barcelona ha eliminado decenas de paradas de taxi en la puerta de los hoteles, una maniobra que si bien obstaculiza la movilidad también fomenta los acuerdos hoteleros con taxistas.

Así, si un huésped del hotel pide a recepción solicitar un taxi por regla general, el trabajador del establecimiento suele dirigirse a una emisora en concreto y ésta ofrece el servicio al cliente. Sin embargo, en algunos establecimientos preguntan a los clientes el lugar de destino.

TRABAJADORES DE HOTELES Y TAXIS, COOPERADORES PARA GANAR MÁS

La pregunta sospechosa, más cuando se debe guardar cierta discreción y confidencialidad, no es más que para percibir una comisión ilegal ya que la llamada se hace a un taxista o grupo de taxistas muy concreto y reducido. Éstos pagan una pequeña «propina» a los trabajadores del hotel por el aviso, mientras que el cliente abona lo estipulado en el taxímetro, sin pagar un céntimo de más. El taxista obtiene una carrera que puede llegar a los 27 euros sin haber realizado esfuerzo alguno.

Los hoteles que realizan estas prácticas «son del centro de Barcelona«, pero también de Bonanova, según han indicado fuentes de taxistas que buscan acabar con esta corrupción interna. «Son hoteles pequeños, medianos y grandes, cuantas más habitaciones mejor. Algunos ostentan hasta 200 habitaciones, pero también hay pequeños hoteles de unas 40 habitaciones que aceptan estos sobresueldos», han indicado las fuentes consultadas por MERCA2.

Algunos empleados de hoteles llegaban a cobrar lo mismo en comisiones que en sueldos

Todos ellos tienen en común una única característica: carecen de parada de taxis cercana. La mayoría de trabajadores de recepción del hotel conocen esta práctica y se reparten estas propinas que a final de mes pueden llegar a ser de miles de euros. Por esta razón, guardan el secreto entre tres y cuatro personas, todas ellas con turnos repartidos, para evitar perder los cinco euros como mínimo que se llevan por carrera. Algunos taxistas abonan el dinero en efectivo y delante de todos, como han asegurado testigos de estos pagos; otros anotan el dinero a deber «en un código«, según han destacado otras fuentes conocedoras de estas supuestas prácticas corruptas.

DE LAS FICHAS A LOS CÓDIGOS Y PAGOS EN EFECTIVO

Antiguamente, los taxistas elaboraron un sistema para abonar a los trabajadores de los hoteles el pago por ofrecerles la mejor carrera. Eran fichas y tarjetas de distintos colores, cada una de ellas con un valor económico. A final de cada mes se realizaba el cambio por dinero. «Algunos empleados de hoteles llegaban a cobrar lo mismo en comisiones que en sueldos«, han destacado fuentes conocedoras del sector. De hecho, en algunos establecimientos bajaron los sueldos a los trabajadores debido a que llegaban a cobrar muchísimo más en comisiones. Este montante escapa completamente al control de Hacienda, un dinero negro en el que la Agencia Tributaria no puede poner la lupa.

taxi barcelona inter Merca2.es
Una taxista espera durante la última marcha lenta del sector

Algunas asociaciones de taxistas llegaron a vigilar sin éxito estos establecimientos. «Corroboramos que siempre acudían las mismas licencias a realizar los servicios al aeropuerto, pero no se pudo demostrar el pago por el aviso», han sostenido las fuentes consultadas por MERCA2. Para evitar que el taxímetro desvele una supuesta práctica fraudulenta, los taxistas se acercan al hotel sin ningún tipo de luz ni tarifa, como si estuviera fuera de servicio para evitar que algún otro posible pasajero pudiera darle el alto en plena calle. Al carecer de un aviso de emisora, tampoco pueden activar el servicio antes de tiempo, ya que entonces pueden jugarse la sanción e incluso en casos muy graves la licencia del taxi.

El problema de esta corrupción, que no afecta directamente al cliente, no tiene un solución fácil. Y es que, se realiza en todo tipo de establecimientos, a excepción de los de Gran Lujo y cinco estrellas. «Hay hoteles de cuatro estrellas que lo hacen«, han sostenido.

LA GUERRA DEL TAXI CONTRA LAS VTC, EN EL INICIO DEL FIN

Mientras todo esto sucede, el Instituto Metropolitano del Taxi continúa con su guerra a las VTCs. Este mismo miércoles ha publicado los requisitos a las VTCs para operar en el Área Metropolitana de Barcelona, cumpliendo punto por punto lo exigido por los taxistas. De hecho, sólo ha dado de plazo hasta el 31 de diciembre de este año para cumplir las condiciones, eliminando así el año de moratoria que se pedía en el sector. Todas las solicitudes deben realizarse antes del próximo 30 de septiembre.

En once puntos, los conductores de VTCs que aspiren a prestar servicios en Barcelona y su área metropolitana deberán presentar la última resolución estimatoria de visado de la autorización, donde constará la autorización y matrícula del vehículo. Una vez entregado, el Instituto Metropolitano del Taxi solicitará a la Dirección General de Transportes y Movilidad el informe correspondiente al cumplimiento de esta condición, que no es otra que haber estado inscrito al menos en el último año. Este requisito retirará del mercado a miles de licencias de VTCs a partir del próximo 1 de octubre debido a que muy pocas de ellas ostentan esta antigüedad.

MILES DE VTC DEJARÁN DE OPERAR CON ESTOS REQUISITOS DEL TAXI

Además, se comprobará que el vehículo ha realizado al menos 100 servicios desde la aprobación de la ley Ábalos, una criba adicional a la anterior. «Si la VTC no está domiciliada en el Área Metropolitana de Barcelona, ​​habrá de aportar declaración responsable conforme sólo solicitará una única autorización urbana», ha exigido el ente público. Adicionalmente, se exigirán otros certificados que acrediten estar al corriente de las obligaciones fiscales, laborales y con la Seguridad Social; así como el justificante del pago de la tasa.

Otra de las barreras que rechazarán la solicitud se refiere a las multas y sanciones. Las empresas y conductores tendrán que acompañar el «certificado de la administración competente de no haber sido sancionado, mediante una resolución firme en la vía administrativa, por la comisión de infracciones muy graves a la normativa reguladora de la actividad de alquiler de vehículos con conductor». «El IMET ha cumplido el pacto al 100%», han destacado desde Élite Taxi.


- Publicidad -