sábado, 2 julio 2022 13:38

Los robots: Nueva amenaza para el mercado laboral

La economía española ha logrado volver a la senda del crecimiento pero todavía presenta ciertas debilidades. Una de ellas obedece al mercado laboral puesto que a pesar de cerrar el año 2016 con 541.700 parados menos, la tasa de desempleo se sitúa en el 18,63%. Un porcentaje todavía excesivo para un país que debe de crear mucho más empleo.

Con el objetivo de ofrecer una radiografía del mercado laboral en España desde InfoJobs y Esade han presentado el informe 2016 sobre el “Estado del mercado laboral en España” por octavo año consecutivo. Un análisis que se centra en la actividad registrada en dicho portal de empleo durante 2016 y que cuenta con diversos datos oficiales sobre el empleo en nuestro país.

Durante la crisis económica hemos asistido a una fuerte destrucción de puestos de trabajo que todavía hoy tiene sus consecuencias. Unas consecuencias que son muy visibles no sólo en los medios de información (continuamente oímos o leemos cifras de empleo) sino también en nuestro día a día donde familiares, amigos o conocidos están desempleados y en búsqueda de una oportunidad laboral. Una situación que parece que no se va a erradicar de manera rápida puesto que el estudio “Spain: Skill Supply Demand up to 2025”, del Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional (CEDEFOP), señala que hasta el año 2025 no se registrarán unos datos de empleo similares a los de antes de la crisis (en el año 2008 el desempleo era del 13,5% – 14%). Una predicción menos optimista que la del Gobierno de España, que prevé alcanzar esos niveles cinco años antes (2020).

Unos datos que sirven para hacernos una idea de la situación en la que estamos y de las perspectivas a medio plazo. Por tanto, nos adentramos más en detalle en los datos del estudio y se aprecia una cierta desaceleración en el crecimiento del empleo. La cifra de vacantes de empleo publicadas en Infojobs el año pasado fue de 2.029517 ofertas, lo que supone un aumento del 21,6% con respecto a 2015. Un dato que podría ser calificado de positivo en un primer momento pero que choca con el 27,3% de crecimiento del año anterior, tal y como muestra el gráfico inferior. Una desaceleración que también se vive en los datos de contratos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El perfil de las vacantes pone en evidencia uno de las grandes frases que habrás oído sobre el mercado laboral: la precariedad y el trabajo poco cualificado. La vacante de empleo más habitual publicada durante el año pasado sería la de una persona con estudios básicos como la ESO (30% del total), para un puesto de comercial y ventas (25%), con entre uno y cuatro años de experiencia (62%) en Madrid (31%) o Barcelona (29%). En cuanto a la tipología del contrato las diferencias son reducidas entre el total de contratos indefinidos (31,7%) o de duración determinada (28%).

Aun así, en la tipología del contrato se aprecia un comportamiento dispar entre Infojobs y el SEPE. En el conocido portal de empleo la contratación indefinida ha aumentado en ocho puntos porcentuales en tres años hasta alcanzar el 31,7% mientras que en el SEPE los contratos iniciales indefinidos apenas representaban un 5% en 2016 a pesar de haber crecido un 10% el último año. Además, se evidencia el impacto de la crisis en los contratos a tiempo parcial: En la actualidad suponen el 11,5% del total, un porcentaje menor que el 15,6% del año 2013 (el peor de la crisis) pero una cifra que duplica su peso con respecto al año 2008 (5,6% del total).

La contratación indefinida ha aumentado ocho puntos en tres años en Infojobs

Si nos fijamos en la evolución de las categorías de los puestos demandados se vislumbra un comportamiento positivo salvo en una: Finanzas y Banca. Este tipo de sector, que representa el 1,48% del total de ofertas, sufre una caída del 8,7% o lo que es lo mismo, se han ofertado 2.857 vacantes menos que en 2015. Una situación que parece lógica debido al momento que vive el sector bancario, inmerso en un proceso de concentración y de cierre de oficinas. En el otro lado de la balanza, el de mayor demanda, se encontraría la categoría de Compras, logística y almacén (+85,03%) y, sorprendentemente, el de Inmobiliario y construcción (+48,23%) por lo que el sector podría estar asistiendo a una recuperación en uno de los sectores más azotados por la crisis. Los primeros han visto fuertemente reducido el precio de las viviendas (y la dificultad para venderlas) mientras que los segundos han optado por un saneamiento de su alto endeudamiento.

El aumento de ofertas de empleo guarda gran consonancia con el incremento de inscripciones a vacantes. En 2016 la cifra total de inscripciones a vacantes aumenta hasta los 114 millones, lo que supone un 8,4% más que en 2015, mientras que el crecimiento de vacantes es del 21,6%. Un aumento mayor del segundo que del primero que ha provocado que la competencia se haya reducido de 63 a 56 inscritos por vacante. Una cifra que sitúa al ratio en mínimos de 2009 pero lejos de los 28 registros por vacante que presentaba en 2008. Además, los informáticos y ‘telecos’ están de enhorabuena nuevamente puesto que son la categoría en la que menos rivales se encontrarían para un puesto de trabajo ya que únicamente se inscriben 12 personas de media por oferta, una cifra dos personas inferior a la de 2015.

Una situación de alto desempleo y de crisis económica que es aprovechada por muchas empresas para ofrecer unos sueldos más bajos. Situación que también recoge dicho estudio puesto que el salario promedio bruto anual ofertado por las empresas en InfoJobs ha bajado un 2,11% respecto a 2015 y se sitúa en los 23.178 euros anuales, la cifra más baja de los últimos años. Además, como es lógico, hay una diferencia con respecto al salario bruto medio anual en España que, según la última encuesta de Estructura Salarial del INE, alcanza los 22.858,17 euros.

Este escenario de caída de sueldos es un hecho para la mayoría de los encuestados y más palpable en aquellos que están en situación de desempleo. El 63% de la población activa piensa que las nuevas contrataciones reciben un salario inferior a hace ocho años para un mismo puesto mientras que el 81,4% de los desempleados cree que por un mismo puesto de trabajo se paga menos. Un contexto que podría sufrir un leve cambio si se cumplen las estimaciones de las empresas puesto que el 42% de ellas contempla un aumento de sueldos en los próximos dos años.

La robolución

El estudio de Infojobs también destaca un enemigo para el mercado laboral a nivel mundial y no es la crisis económica (que también) sino la irrupción de los robots, cuyo impacto se conoce como “robolución”. Un fenómeno que podría tener un gran impacto puesto que en el Foro Económico Mundial de Davos estiman que en los próximos cinco años la automatización y las nuevas tecnologías supondrán la pérdida de siete millones de puestos de trabajo en el planeta. Una caída que será compensada, a su vez, por las nuevas tecnologías puesto que generarán dos millones de empleos nuevos.

La automatización supondrá la pérdida de siete millones de empleos en el planeta

Por tanto, los robots serán un nuevo desafío para el mercado laboral, tal y como lo conocemos. Aun así, si este tema parece sonarte a chino o apenas has oído hablar sobre ello, no te preocupes puesto que el 65% de la población activa no conoce la estimación hecha en el informe de Davos. Además, si eres de los que crees que estos son malos augurios que no se cumplirán estarías dentro de la opinión de la mayoría puesto que el 76% de población activa encuestada no cree que la automatización y nuevas tecnologías vayan a poner en peligro su puesto de trabajo.


- Publicidad -