Durante años, Uterqüe y Oysho fueron las últimas de la fila de Inditex tanto en ventas como en aportación al grupo y crecimiento. Eso era antes. Con el paso de los años han sabido hacerse un hueco entre las demás marcas y han empezado a reclamar más atención. Y se lo merecen porque en cinco años han aumentado su facturación más de un 30% y actualmente son las que más crecen en ventas.

Han tenido que pasar muchos años para que las últimas marcas de Inditex empezasen a cobrar protagonismo. Oysho y Uterqüe empiezan a asomar la cabeza y a cobrar más protagonismo. Este comportamiento se nota en la apertura de nuevas tiendas. Son las únicas marcas –junto con Zara- de las que se han abierto más establecimientos que el año pasado. En el caso de Uterqüe, en los nueve primeros meses del ejercicio se abrieron 8 tiendas frente la única que se abrió en 2016 y Oysho 36 frente las 21 del año anterior.

Lo mismo ha ocurrido con su facturación. No son las que más venden pero sí las que más crecen. En el primer semestre del ejercicio Uterqüe aumentó un 27% su facturación hasta los 45 millones de euros. Oysho, por su parte, lo hizo un 18% hasta los 271 millones.

Inditex ganó un 6% más hasta octubre

Durante los nueve primeros meses del ejercicio, Inditex abrió 212 establecimientos, 15 menos que en 2016. Sin embargo, lo que sí aumentó fue la facturación y el beneficio de la empresa. Hasta octubre facturó 17.963 millones de euros, un 10% más que en el mismo periodo del año pasado. Eso le ha permitido ganar 2.341 millones de euros, un 6% más que el año anterior y un 2% más de lo que esperaban algunos analistas. Y es que Bloomberg auguraba un crecimiento inferior al 4%.

Oysho se aleja de la moda íntima

El crecimiento de Oysho tiene su origen en la expansión internacional y el avance hacia la comercialización de ropa de calle. Sí, Oysho ya no vende únicamente lencería. Cada vez más incluye prendas y accesorios que sirven para la noche y para salir a la calle. Incluso para ocasiones especiales. Los bodies son un buen ejemplo de ello. Pero esa venta de ropa no es exclusiva de estas fechas. En verano hace lo mismo con vestidos de playa y similares, además de bikinis y bañadores.

Tienda Oysho

Pero no es lo único que explica el avance de Oysho. En esa política expansionista destaca su inclusión en las zonas más importantes y exclusivas. A finales del mes pasado abrió una tienda en pleno corazón de Cannes. Aunque no es la única, en las últimas semanas la empresa ha anunciado aperturas de sus distintas marcas en la calle más cara de España, el Portal de l’Angel.

Uterqüe vuelve para quedarse

Por otra parte, la hermana pequeña del imperio Inditex ha vuelto para quedarse. Y es que después de los duros años de la crisis –en los que se llegaron a cerrar 26 tiendas y no alcanzar los 100 establecimientos abiertos– anota crecimientos constantes. En 2013 y 2014, la empresa cerró 10 y 16 tiendas respectivamente. Sin embargo, a partir de 2015 volvió a crecer.

Pero, ¿qué hay detrás de este ascenso? Uterqüe es una de las marcas más exclusivas de Inditex. La caída del poder adquisitivo de los compradores durante la crisis lastró el crecimiento de la marca, que nació en 2008. Ahora, Inditex se encuentra en un momento de apuesta firma por su marca más pequeña. Y le va bien. Una de esas apuestas pasa por lanzar colecciones constantemente. La última tiene un nombre que le va como anillo al dedo: Atelier. Se trata de una colección cápsula elaborada exclusivamente en piel, uno de los materiales a los que más recurre la marca.

rebajas

Inditex y Cortefiel: una carrera de fondo para liderar el mercado de moda íntima

Cortefiel ha abierto una tienda Women Secret en Costa Rica. Inditex sigue su camino. Ambos han liderado una carrera de fondo por la conquista de moda íntima

Después de años en la sombra, Oysho y Uterqüe cobran protagonismo. Son las marcas que más crecen del grupo y por las que más se está apostando. Si siguen esa estela, pronto estarán a la misma altura que las demás marcas de la casa.

Comentarios