Unicaja
Foto: Bloomberg.

El mapa bancario español sigue redibujando su futuro. Así, desde hace meses, la posibilidad de que Unicaja y Liberbank unieran sus caminos era una certeza que el mercado daba por descontado. Esta semana se ha confirmado.

Tras una noticia adelantada por el diario Expansión, donde ponía de manifiesto que ambas entidades tenían una serie de contactos para ligar sus negocios, a primera hora del miércoles ambas compañías han reconocido ante la Comisión Nacional del Mercados de Valores (CNMC) que, efectivamente, los contactos existen.

Así, Unicaja Banco ha reconocido contactos preliminares con Liberbank para una posible operación corporativa, sin que, por el momento, se haya adoptado ninguna decisión al respecto. Ambas entidades manifiestan un acercamiento sin que esta situación signifique por ahora nada concreto.

BBVA

BBVA, Bankinter y Banca March sufren la huida de sus sicavs

El mal comportamiento de los mercados está condicionando la marcha de las sicavs. BBVA, Bankinter y Banca March son quienes más lo han sentido durante octubre.

“Unicaja Banco comunica que de forma regular analiza potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas. En este sentido, confirma contactos preliminares con Liberbank, con conocimiento del consejo de administración, no habiéndose adoptado al respecto ninguna decisión por Unicaja Banco”, ha explicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según informa Expansión, Unicaja ha fichado al banco de inversión italiano Mediobanca para estudiar una fusión con Liberbank, según varias fuentes financieras. Deutsche Bank estaría asesorando a la antigua caja asturiana.

La integración daría como resultado la sexta entidad por activos en España, con casi 96.000 millones de euros, por encima de Bankinter. La entidad combinada controlaría el 4% de la cuota de mercado.

UNICAJA ANTE UNA POSICIÓN DELICADA

El mercado ha acogido bien el anuncio de estos contactos. La cotización de Unicaja arrancaba la sesión de este miércoles con sus títulos a 1,03 euros y registraban a media mañana una subida del 13,5%, hasta 1,16 euros por acción. De esta forma, las acciones de la entidad de origen andaluz cotizan al precio de su salida a Bolsa (1,10 euros) tras alcanzar máximos de 1,62 euros en mayo.

El 30 de junio de 2017 debutaron las acciones de Unicaja en el parqué madrileño. El precio fijado fue el más bajo en la horquilla prevista: 1,10 euros. Suponía valorar la entidad en 1.703 millones de euros tras colocar en el mercado el 40,4% de su capital. Esa primera sesión terminó con una subida del 6,36%, lo que auguraba futuras rentabilidades para los accionistas y futuros inversores.

En menos de dos años, las alegrías se han convertido en penas para los directivos y accionistas del banco con oficinas centrales en Málaga. Tras tocar máximos en mayo de este año que representaban una revalorización del 47% en el precio de los títulos de Unicaja, la línea cambió de sentido y comenzó una caída en picado que le ha llevado a romper el precio inicial y llegar a cotizar en mínimos intradía de 1,06 euros el 15 de noviembre.

Las acciones de Unicaja mostraban un canal lateral a medio plazo, ligeramente bajista a largo, hasta que la famosa sentencia del Tribunal Supremo del 17 de octubre provocó una caída el 18 de octubre del 5,34%.

Comentarios